Valoración:
Las copias de los cuadros de Murillo se cuelgan este mes en la Santa Caridad. Durante unos días se expondrán la Sala de la Virgen del Hospital. Los originales se los «llevó» el mariscal Soult en 1810
Publicado Martes, 07-10-08 a las 09:23
La Hermandad de la Santa Caridad expone estos días en la sala de la Virgen las copias de los cuadros de Murillo que robó el mariscal Soult en 1810, cuando Sevilla capituló en la Guerra de la Independencia. Estos cuadros, realizados por un equipo formado por el prestigioso restaurador Juan Luis Coto Cobo, los profesores de la Facultad de Bellas Artes Gustavo Domínguez y Fernando García García, y asesorados por Enrique Valdivieso, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla, permanecerán expuestos en la Caridad hasta mediados de octubre, para luego ocupar su lugar en el templo.
Doscientos años lleva la Caridad intentando recuperar los cuadros de Murillo que expoliaron los franceses y que completan el sentido simbólico que Miguel Mañara quiso que tuviera el templo de la Caridad. En él, el más equilibrado y unitario del barroco sevillano, se mostraban las siete obras de misericordia. Seis corresponden a cuadros de Murillo y la séptima, enterrar a los muertos, es el propio retablo de Simón de Pineda y Roldán.
Los cuadros expoliados son «La curación de un paralítico» (visitar a los enfermos), que está en la National Gallery de Londres; «Abraham y los tres ángeles» (dar posada al peregrino), en el Museo de Ottawa; «El regreso del hijo pródigo» (vestir al desnudo), en la National Gallery de Washington; y «San Pedro liberado por el ángel» (socorrer a los presos), en el Ermitage de San Petersburgo. Como era imposible recuperar los cuadros originales, la Santa Caridad realizó varios intentos para que el templo recuperara la idea iconográfica del fundador del hospital.
Antonio Domínguez, hermano mayor de la Santa Caridad, explica que Carlos IV quiso hacer un Museo de Bellas Artes en Madrid y mandó hacer copias de los cuadros de Murillo. Por eso, Joaquín Cortés, el pintor encargado, se llevó los cuadros de la Caridad, entre otros, al Alcázar para hacer la copia. De allí fue de donde los robaron los franceses. La Caridad intentó que la iglesia acogiera en depósito las copias de estos cuadros que realizó Joaquín Cortes en el siglo XVIII y que se han conservado en el palacio de Aranjuez, a cambio de ceder otros lienzos del siglo XVII. No se pudo lograr pero se consiguió que las copias estuvieran colgadas en la iglesia desde diciembre de 2006 hasta septiembre de 2007. El profesor Enrique Valdivieso, asesor de arte de la Santa Caridad desde hace más de veinte años y hermano desde hace tres, fue quien hizo la propuesta de hacer las copia de estos cuadros expoliados. Se muestra muy satisfecho con la tarea realizada, desde abril de 2007 hasta este mes, por el restaurador Juan Luis Coto, director técnico del proyecto: «Los cuadros que copian los originales vienen a sustituirlos muy dignamente porque han sido realizados con mucha calidad técnica. Esa dignidad viene a recuperar el primitivo programa iconográfico que Mañara dio a la Iglesia: que la práctica de las obras de misericordia es el camino más perfecto, práctico y útil que el cristiano, el hermano de la Santa Caridad, tiene para conseguir la salvación eterna». Así, cada pintura representa una obra de misericordia que culminan con la de enterar a los muertos del retablo, la primera y única misión con que comenzó la Hermandad de la Caridad en la Edad Media, enterrar a los ahogados en el río y a los facinerosos cuyos cuerpos nadie reclamaba y era la Caridad quién los enterraba. Explica Valdivieso que eso fue así hasta el siglo XVII, cuando. Mañara añadió el resto de las obras de misericordia fundando un hospital para enfermos, tullidos y menesterosos.
Realzan los cuadros unos magníficos marcos tallados a mano, realizados por un equipo dirigido por Enrique Coto, hermano de Juan Luis. Lo componían carpinteros , tallistas y dorador.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Error processing SSI file
Error processing SSI file