Actualizado Jueves, 27-11-08 a las 01:47
El consejero de Obras Públicas y Transportes de la Junta, Luis García Garrido, ha confirmado la relación entre el hundimiento de un quiosco producido en la tarde de hoy en la calle Almirante Lobo y las obras del Metro de la estación de Puerta Jerez.

Garrido señaló que, debido a este incidente, no se garantiza que la Línea 1 pueda inaugurarse el 20 de diciembre.
Tras el inicio del protocolo de seguridad que obligó a acordonar la zona -en la confluencia de apantallamientos-, los técnicos de Metro de Sevilla pudieron constatar cómo el incidente se ha debido a unas filtraciones de agua, debido al nivel freático "alto" de la zona -se encuentra junto al río Guadalquivir-, que provocó el arrastre de finos, lo que debilitó la capacidad portante del suelo.
En los primeros momentos los trabajadores de la concesionaria, muchos de los cuales siguen efectuando labores en una zona distinta del cajón de obras, han procedido al inicio de la retirada del quiosco, con el plan posterior de rellenar el agujero con mortero.
Asimismo, el consejero de Obras Públicas y Transportes hizo hincapié en que existen "testigos suficientes" en la zona para ver el comportamiento del suelo.
García Garrido quiso hacer un llamamiento a la "tranquilidad" de los vecinos, puesto que "se cuenta con todos los medios técnicos posibles" y en el lugar de obra la concesionaria cuenta con el material necesario para proceder de inmediato a la reparación del socavón, "confinado en una esquina", y el taponamiento del aporte de agua al interior del recinto.
En rueda de prensa, el consejero señaló que la concesionaria debe ahora "analizar" el efecto que sobre la obra -tanto dentro del recinto interior como los efectos colaterales en el exterior para el tránsito de peatones y vehículos- puede tener el suceso, señalando que "hay que contar con las máximas garantías".

Los hechos
El suceso se ha producido alrededor de las 16:30 horas, cuando los dos propietarios del quiosco y su hija pequeña de seis años notaron que la estructura del mismo cedía y "se iba hacia delante". La rapidez con la que salieron tras notar los movimientos ha sido determinante para que no haya que lamentar heridos. No obstante, Josefa Portillo, la mujer que se encontraba en el interior ha sufrido un importante ataque de ansiedad.

Según ha relatado a ABC el dueño del establecimiento, Juan Ariza, "nunca habían notado nada raro hasta la fecha", a pesar de que se encuentran situados junto a las obras del Metro que se llevan en la zona, factor que, por el momento, parece determinante para el hundimiento. Ariza ha relatado que un técnico del Metro los ha visitado ya y les ha confirmado que "aún hay peligro en la zona".

Cierre de comercios

Francisca Montaño, dueña de otro quiosco situado en la acera frente al que se ha hundido, ha comentado que durante "todo el tiempo" ha habido una máquina trabajando en las obras del Metro que provocaba "mucho ruido" y "vibraciones y temblores".
Algunos comercios de la zona están cerrando ante el temor de que puedan producirse nuevos hundimientos en la zona. Hasta el lugar de los hechos se han desplazado Alfonso Mir, delegado de Seguridad Ciudadana, Nieves Hernández, delegada de Hacienda y Enrique Álvarez Riestra, jefe superior de Policía Nacional y Juan Ignacio Zoido, presidente del PP en Sevilla.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...