Actualizado Jueves, 05-02-09 a las 21:19
El aeropuerto de Sevilla retrasó las salidas de vuelos durante la hora que duró el dispositivo activado por la amenaza de bomba, que resultó ser falsa, pero no canceló ningún vuelo, mientras que las personas que se encontraban en la terminal fueron trasladadas a una contigua en desuso.
Fuentes de AENA han asegurado a Efe que el aeropuerto de San Pablo ha permanecido abierto y operativo en todo momento, aunque por precaución se ha retrasado la salida de vuelos hasta comprobarse que el aviso era falso.
En ningún momento se han cancelado vuelos ni se han derivado a otros aeropuertos, mientras que a los pasajeros de tres aviones que acababan de aterrizar se les trasladó a un
lugar seguro, lejos de la terminal, donde permanecieron hasta que la Guardia Civil levantó el cordón policial.
Por otra parte, las personas que se encontraban entre las 16:25 y las 17:35 horas en las instalaciones aeroportuarias fueron trasladadas a una terminal contigua que se encuentra en desuso.
El aeropuerto de Sevilla recupera poco a poco la normalidad después de la alarma originada por el aviso de bomba, que ha resultado ser falso, según han confirmado a Efe fuentes de AENA y de la Delegación del Gobierno en Andalucía.
La alerta se produjo a las 16:15 horas tras una llamada a la DYA de Guipúzcoa en la que se avisaba de la colocación de una bomba en el aeropuerto de Sevilla, según han explicado a Efe fuentes de la Guardia Civil.
Al conocerse la amenaza, se desplazaron hasta las instalaciones del aeropuerto especialistas en desactivación de explosivos, y el acceso de los vehículos se cortó.
La Guardia Civil, tras inspeccionar la zona y descartar la existencia del artefacto, levantó el cordón y el aeropuerto ha recuperado ya la normalidad.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...