Vuelo en High cost
El vuelo del Falcon 900 promete turbulencias en el aire siempre enrarecido de la campaña electoral. Sostiene Moncloa que Zapatero es presidente y que como tal utiliza el avión que le tiene asignado el protocolo para cualqueir tipo de actos. Pero choca el asunto con una asignatura pendiente de nuestro sistema de gobierno: la separación de lo institucional y de lo partidista. La dualidad de Zapatero promete que el asunto siempre sea recurrente.
ADRIANO
«Administrar con austeridad los recursos públicos»
Desde que en febrero de 2005 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobara lo que dió en llamar el Código de Buen Gobierno, han sido numerosas las ocasiones en las que se ha recurrido a su articulado para pedir cuentas a los impulsores de esta norma. El uso que el presidente hizo el pasado fin de semana de un avión de las Fuerzas Aéreas para acudir a un acto del partido obliga una vez más a repasar el texto de esta ley, que en el capítulo dedicado a Principios de Conducta dice en el apartado cinco que los miembros del Gobierno «administrarán los recursos públicos con austeridad y evitarán actuaciones que puedan menoscabar la dignidad con que ha de ejercerse el cargo público». Además, el citado Código de Buena Conducta señala en el apartado nueve que «se abstendrán de realizar un uso impropio de los bienes y servicios que la Administración General del Estado pone a su disposición por razón del cargo».
Actualizado Martes, 26-05-09 a las 14:02
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, utilizó un avión de Defensa, el «Dassaul-Falcon 900», para desplazarse a Sevilla desde Torrejón (Madrid) y volver de nuevo a la capital de España. El hecho no sería polémico si no fuera porque Zapatero se desplazó a Sevilla para partipar en un mitin organizado por su partido, el PSOE, en el velódromo de Dos Hermanas dentro de la campaña para las elecciones europeas.
De hecho, nada más terminar el mitin, pocos minutos después de las dos de la tarde, Zapatero, acompañado de personal de seguridad y de su gabinete, se dirigió al aeropuerto de San Pablo. Según pudo saber ABC, el presidente del Gobierno llegó a la zona de autoridades de la terminal, saludó a quienes le esperaban allí y se dirigió hacia el avión que le esperaba en la pista central del aeropuerto desde donde despegó a las 14,58 horas.
En un principio, fuentes de la Moncloa aseguraron a ABC que el avión en cuestión es el asignado por Defensa al presidente del Gobierno y que, por tanto Rodríguez Zapatero lo puede utilizar en cualquiera de sus desplazamientos, porque aunque acuda a actos del PSOE sigue siendo presidente del Gobierno y tiene que mantenerse el mismo dispositivo. Sin embargo poco después, Moncloa llegó a asegurar, según recoge E.P., que Rodríguez Zapatero viajó en avión militar a Sevilla porque lo hizo como presidente del Gobierno no como candidato y para apoyar al candidato socialista a las europeas, Juan Fernando López Aguilar. Por ello y al ir en calidad de presidente, explicaron desde Moncloa, debe llevar la seguridad adecuada a su cargo, recordando que Zapatero viaja igual que lo han hecho otros presidentes del Gobierno para asistir a mítines en los que no eran el candidato. En ese sentido añadieron que si se tratara de unas elecciones generales y José Luis Rodríguez Zapatero fuera el candidato, los viajes se realizarían de otra manera, con un avión que pagaría el partido, pero durante estos días de campaña, Zapatero viajará en calidad de presidente y llevará la seguridad que sea necesaria para su cargo. Por tanto seguirá utilizando el avión de las Fuerzas Aéreas.
Desde el PP nacional señalaron sin embargo que cuando Felipe González (PSOE) y José María Aznar (PP) realizaban desplazamientos para participar en actos de sus partidos se mantenía el dispositivo de seguridad normal pero no se utilizaba el avión de Defensa: se alquilaba uno privado cuyos gastos asumían los distintos partidos.
Y este, el del alquiler, es un tema que no es baladí. El coste del viaje del Falcon 900 es una incógnita. Hay quien asegura que los gastos fijos de cada viaje de este avión, incluido combustible, seguros y catering, no baja de los tres mil euros pero cabe recordar que cuando el PP denunció hace unos meses el uso por parte de la ex ministra de Fomento Magdalena Álvarez de un avión militar para dar dos ruedas de prensa en Pontevedra y Málaga señaló que con sólo despegar el avión el coste rondaba los 50.000 euros.
Así las cosas, el Partido Popular pidió ayer la comparecencia conjunta en el Congreso de la ministra de Defensa, Carmen Chacón, y la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández De la Vega, para que aclaren la utilización de un avión del Ejército para trasladar al presidente José Luis Rodríguez Zapatero al citado mitin. Además, el secretario general del Grupo Popular en el Congreso, José Luis Ayllón, consideró este hecho «muy grave» y exigió que la factura del viaje se envíe a la sede socialista de Ferraz para que se haga cargo de ella el PSOE.
Por su parte el presidente del PP de Sevilla, José Luis Sanz, criticó «el uso que ha hecho Rodríguez Zapatero de un avión de las Fuerzas Armadas para venir a un mitin del PSOE», al que recordó que acudió «como secretario general del partido». «Desgraciadamente nos recuerda a modos y maneras típicos socialistas de los que nos habíamos olvidado», lamentó el presidente del PP de Sevilla, quien consideró que se trata de «una falta de respeto a los españoles». Así, lamentó además que esto se produzca «ahora precisamente, con la situación económica en la que vivimos» e insistió en calificar el gesto de «falta de respeto y de ética».
Por su parte, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, respondió con un «basta de abusos» al uso por Zapatero de un avión militar para ir a un mitin: «los aviones militares no son —dijo—ni para hacer campaña, ni para dedicarse a insultar al PP, que es la campaña del PSOE».
Asimismo el presidente del PP, Mariano Rajoy, acusó al jefe del Ejecutivo de «no ser creíble», entre otros aspectos, explicó, porque Zapatero acudió a Dos Hermanas en un avión militar para anunciar un plan más.
El avión en cuestión es un Falcon 900 del Ministerio de Defensa que se utiliza para el transporte VIP y presta servicio en el 45 Grupo de Fuerzas Armadas, con sede en la Base Aérea de Torrejón (Madrid). Es un trireactor de alcance intercontinental.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...