Palacios y Primo Jurado indagan en la influencia de la nobleza en la España de la Restauración
Miércoles, 17-06-09
LUIS MIRANDA
CÓRDOBA. Cuando terminaba el agitado siglo XIX y tras la experiencia republicana la monarquía de los Borbones volvió a España, no sólo era distinto el país y su organización, sino también la nobleza, que tanta influencia había tenido en la historia anterior y que la seguiría teniendo, aunque de una forma bastante distinta.
El estudio de la nueva nobleza que creció alrededor de la Corte de los reyes de España tras la restauración monárquica del siglo XIX y cómo fue su influencia es el objeto de estudio del libro «Reyes y cortesanos. La monarquía alfonsina y los marqueses de Viana», que han redactado los historiadores Juan José Primo Jurado, director del Archivo de Viana y Luis Palacios Bañuelos, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad Rey Juan Carlos, y que se presentó ayer.
Un título por concesión
Primo Jurado explicó que en el libro se recoge cómo era la nueva aristocracia en el reinado de Alfonso XII, la regencia de María Cristina y el reinado de Alfonso XIII, con especial atención a los marqueses de Viana, un título que, como recuerda, nació por concesión de Alfonso XII.
Quienes llevaron este título, dice el director del Archivo Histórico de Viana, «representaban a una nueva nobleza que participaba en las instituciones y que alcanzó una gran influencia». Aquí destaca la figura de José Saavedra y Salamanca, segundo marqués y uno de los hombres más influyentes en la corte de Alfonso XIII. ¿Fue buena su influencia? Juan José Primo Jurado asegura que por un lado puso en contacto al monarca con la realidad del país y con los intelectuales de la Institución Libre de Enseñanza, pero por otro lado «no fue capaz de frenar su inclinación a la vida disoluta», lo que contribuyó al deterioro del reinado. «Estuvo tan cerca del rey que fue responsable con él de sus éxitos y de sus fracasos», concluyó el historiador.
En el volumen también aparecen otros nobles destacados, como los duques de Alba, Peñaranda y Santoña y el marqués de la Vega-Inclán, que fue el creador de los Paradores de Turismo.
El libro se enmarca dentro de la exposición que sobre el mismo tema se está celebrando en la Sala de Exposiciones Museísticas de Cajasur con fondos del Archivo de Viana.
Luis Palacios recordó cómo muchas de las casas nobiliarias que todavía hoy perduran tienen su origen en el siglo XIX, y fueron una forma de los monarcas de pagar el apoyo económico o bélico en determinados momento.
Ya que quienes empezaron entonces a ostentar títulos se habían destacado por su relevancia social y económica, no dejaba de ser lógico que su influencia se mantuviera en
También se refirió a la naturaleza de la corte como cámara de poder que rodea a los monarcas, con todas las implicaciones que ello conlleva y elogió la decisión de Juan Carlos I de prescindir de este elemento cuando subió al trono en 1975.
El acto se completó con una conferencia a cargo de Luis Palacios titulada «Córdoba entre el Regeneracionismo y la crisis (1900-1931)».

Enviar a:

¿qué es esto?