Domingo, 21-06-09
Prácticamente nadie sabía ni dónde se encontraba ni a qué se dedicaba, pero un supuesto robo en una vivienda de la Costa del Sol ha delatado a Rafael F. G., uno de los cuatros jóvenes que violaron, prendieron fuego y asesinaron a Sandra Palo, hace seis años en Getafe. «El Rafita», como se le conoce popularmente, ha sido detenido por la Policía, acusado del robo de varios objetos en una vivienda de la localidad malagueña de Benalmádena.
El asesino de Sandra Palo cumplía condena por la muerte de la joven getafense. Después de permanecer ingresado en un centro de menores de Madrid, desde hace dos años «El Rafita» estaba en régimen de libertad vigilada y debía residir en un centro de internamiento hasta mediados de 2010, cuando finalizaba la condena impuesta.
Cuando «El Rafita» salió del centro de menores El Renasco (Carabanchel) en 2007, tras cumplir la mayoría de edad, no se quiso dar a conocer cuál sería el centro de internamiento en el que cumpliría el resto de su condena. Se especuló con que podía ser en Canarias, Baleares o Ceuta, aunque lo único que se supo es que no iba a residir en la Comunidad de Madrid.
Bajo este régimen judicial, «El Rafita» se debía presentar cada 15 días en el juzgado de menores correspondiente y, supuestamente, estaría en continua vigilancia para evitar que cometiera otros delitos.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...