Córdoba


Valoración:
La calle Piel de Toro, a donde da la trasera de los bloques de Paz y Amistad, el sexto barrio del Polígono Sur, se ha convertido en un burdel donde negras, rumanas y sobre todo, yonkis por una dosis, practican el oficio más viejo del mundo a todas horas del día, incluida la de la siesta pese al calor de julio.
Ya desde el 2007 los vecinos denuncian que hay en la calle focos de prostitución. Las prostitutas, que antes estaban en la carretera de Su Eminencia, por la parte de los concesionarios de coches, se han ido poco a poco desplazando hasta la calle Piel de Toro. Esta calle es paralela a la avenida de la Paz y a ella da el muro de Hytasa. Ese que Ayuntamiento y Comisionado llevan anunciando años que van a derribar en breve y que a ver si ahora se hace realidad con el Plan Urban.
Allí, al resguardo del muro, tienen lugar desde hace años muchas actividades ilegales. Así allí es donde los indigentes y drogadictos hacen habitualmente las hogueras para sacar el cobre y venderlo en chatarrerías cercanas. De estos fuegos hay constancia en el muro y en el transformador, que sirve para todo, incluido como casa para los indigentes y también como refugio de las prostitutas y sus clientes.
Los vecinos más afectados por esta «invasión» de prostitutas son los más cercanos a la Carretera de Su Eminencia aunque se van extendiendo por toda la calle. Denuncian que por la noche no pueden dormir porque frecuentemente hay peleas entre las prostitutas y los proxenetas, entre ellas mismas y a veces también con los clientes. Los gritos están a la orden del día.
Pero no sólo están de noche. Durante todo el día no cesa la compraventa de actividad sexual. No importa la hora ni el calor que haga. Afirman los vecinos que el número de mujeres « a la venta» depende de las dosis de droga que necesiten ya que la mayoría de las que ejercen allí son yonkies que se ofrecen para poder pagarse el consumo. Utilizan como «dormitorios» coches abandonados que les sirven también como fumadero o para dormir, y también coches que están a la venta y están abiertos. Precisamente en el bloque 103 hubo un problema con un coche y las prostitutas.
Una de ellas abrió el coche de un vecino y lo usó para realizar el servicio. Al acabar para obtener más dinero lo «alquiló» a otra compañera por 15 o 20 euros. Cuando la chica nueva estaba con el cliente el vecino se dio cuenta de que estaban usando su coche como burdel y bajó con un palo dispuesto a echarlos de su automóvil. Intervino la Policía porque el altercado fue muy grande. Los vecinos piden vigilancia y más presencia policial para acabar con este burdel callejero que sus hijos han de presenciar diariamente quieran o no.
Cuenta Azul de iBanesto: 3,60% TAE. Y 4% TAE si vienes de un Banco Online.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...