El PSOE rechaza los crucifijos en las aulas pero admite el velo islámico
La secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano. EFE
La Junta no sabe cómo ni dónde aplicará la ley
La Junta de Andalucía no ha previsto cómo aplicará la futura Ley de Libertad Religiosa, ni tiene datos sobre cuántos colegios conservan simbología religiosa en la comunidad autónoma, ni le constan que se hayan producido denuncias de padres al respecto. Un portavoz de la Consejería de Educación se limitó a comentar a este periódico que la Junta de Andalucía esperará a la aprobación de la ley en las Cortes y la aplicará posteriormente. La Junta de Andalucía ya ordenó la retirada de los crucifijos de un colegio de Baza, en Jaén, en 2006, a razi de la denuncia de unos padres a los que molestaba la presencia de los mismos.
Actualizado Miércoles, 26-08-09 a las 18:26
La futura Ley de Libertad Religiosa no permitirá crucifijos en las aulas de los colegios, pero sí admitirá que las alumnas acudan a clase con el velo islámico. La secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, adelantó que el nuevo texto legal, que el Gobierno espera aprobar a la vuelta de las vacaciones, no debe legislar sobre el uso del velo islámico en la escuela pública porque su uso «no es un problema en España», y que es algo que debe analizarse caso por caso.
El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, explicó el pasado 9 de agosto que la Ley de Libertad Religiosa tiene como objetivo básico «que haya un claro deslinde entre el fenómeno religioso y el espacio público y la laicidad del Estado. Nuestra idea es que en los colegios públicos no exista ningún símbolo religioso» para evitar una «confusión entre las funciones públicas estatales y las religiosas». Sin embargo, esta distinción no afectará a las vestimentas islámicas, de marcado carácter religioso. Así, Valenciano ha dejado claro que no cree que la futura Ley Orgánica de Libertad Religiosa deba extenderse al uso del velo por parte de las alumnas o de las profesoras de la escuela pública. «Hay que dejar ese asunto a la negociación, a la mediación, entre la escuela, la familia y la niña. No creo que se deban tomar decisiones generales porque cada caso debe ser estudiando en su contexto», manifestó.
Valenciano equiparó el uso del velo islámico con el hecho de que algún alumno lleve en su atuendo un crucifijo, y dejó claro que cuando el Gobierno se plantea que la futura ley obligue a retirar los símbolos religiosos en las escuelas no se refiere a la vestimenta de los alumnos, sino más bien «al crucifijo que está puesto sobre la pizarra» o en la entrada.
Símbolo «de identidad»
«No estamos hablando de que la gente no pueda llevar un crucifijo ni unos pendientes que sean una cruz, no estamos hablando de la ley francesa que prohíbe todo símbolo ostensible incluso en la vestimenta», defendió la dirigente socialista, recalcando que «a la gente no se le dice que no lleve crucifijo». Además, opinó que en ocasiones el uso del velo no puede identificarse tampoco con el hecho de portar otro símbolo religioso. «Muchas veces no es un símbolo religioso, es de identidad u otro tipo de cuestiones», aseveró.
El PSOE no considera, por tanto, que el velo islámico pueda ser ofensivo para la sociedad, pero insiste en que la cruz sí puede serlo. «Con estos símbolos se está faltando al respeto de muchos ciudadanos que no se identifican en absoluto con ellos y que por tanto se sienten ofendidos y discriminados», aseguró días atrás Ángel Romero, secretario de Juventudes Socialistas de Huelva, en referencia a la simbología cristiana.
El Gobierno confía en remitir la Ley de Libertad Religiosa a las Cortes al inicio del próximo periodo de sesiones, según anunció Caamaño. En Andalucía, diversos colectivos de padres de colegios religiosos han mostrado su disposición a acudir a los tribunales si consideran que restringen sus derechos.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...