Sábado , 14-11-09
ABC
CÓRDOBA. El broche de oro de las Jornadas de Otoño de la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno lo puso ayer el documental inédito «La España Prehistórica», rodado por Juan Luis Arsuaga y Javier Trueba.
Juan Luis Arsuaga, catedrático de Paleontología de la Universidad Complutense, conocido por sus trabajos en el yacimiento de Atapuerca, presentó al Darwin paleontólogo, observador incansable que en su búsqueda descubrió restos fósiles de gran importancia, algo por lo que no dudó en dedicarle numerosos elogios.
En el transcurso de las jornadas, Arsuaga reconoció que Darwin nunca dijo ni escribió que el hombre descendiera del mono. Sin embargo, las interpretaciones de su teoría de la evolución emparentaban al hombre con los primates y tuvo que asumir estas interpretaciones que le valieron la fama y la polémica, y que, a juicio de Arsuaga, dejaron en un segundo lugar el trabajo realmente interesante del naturalista británico, es decir, su descubrimiento de la selección natural y la selección reproductiva, la cantidad de publicaciones sobre estudios de botánica, zoología y geología.
Precisamente, lo que más ha transcendido de Darwin, es decir, la teoría de la evolución, según Arsuaga, ya estaba trazada por otros investigadores anteriores a Darwin, antes incluso de su nacimiento.
Pero la presencia de Juan Luis Arsuaga en las Jornadas de Otoño estaba motivada también por la presentación en público de su documental «La España Prehistórica» en la que junto con Javier Trueba presenta la teoría de la evolución de manera personal.
Siete años de trabajo
El documental es fruto de un trabajo de siete años de viajes y aventuras por muchos países de África y Europa, donde visitaron yacimientos paleontológicos como la Garganta de Olduval, donde aparecieron los primeros restos de un «Homo habilis».
Sin embargo, para Arsuaga lo más valioso del documental, por su faceta de paleontólogo, son las filmaciones de los chimpancés con los que convivió Jane Goodall, o los orangutanes en su hábitat, por su marcada carga emocional. Arsuaga reconoció que para explicar la teoría de la evolución era necesario filmar primates, para explicar el origen de nuestra especie que «sin duda, es la más afortunada y con más éxito dentro del grupo de los primates de la que descendemos». Y este éxito es porque «somos la única materia conocida consciente y que piensa».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...