Viernes Santo «redondo» en Sevilla
El Cachorro. J.M. SERRANO
Actualizado Sábado , 03-04-10 a las 09 : 49
Viernes Santo en Sevilla más que primaveral. Tras una Madrugá fría, el sol y las altas temperaturas daban la bienvenida a una Hermandad del Cachorro que salía de su templo poco antes de las cuatro de la tarde con un cielo limpio, libre de previsiones de lluvia.
La Carretería, segunda hermandad en inicar su estación de penitencia, inauguraba la carrera Oficial, llegando poco antes de las seis y media a una Campana abarrotada. Este 2010 ha sido especial para la cofradía, ya que el Cristo de la Salud presidió el Viacrucis de las hermandades.
La O y La Soledad de San Buenaventura fueron las siguientes en pisar la calle rumbo a La Campana para entrar en la Carrera Oficial.
La Virgen de la O fue recibida a su salida de la parroquia por una lluvia de pétalos, mientras que la Soledad estrenó este año saya y faldones en un palio que ha sido restaurado por los hermanos Caballero.
A la caída de la tarde, efectuaban su salida San Isidoro, Moserrat y La Mortaja, última en alcanzar La Campana este Viernes Santo y cuya imagen de San Juan ha sido restaurada por Juan Manuel Miñarro. Además, este año fue acompañada musicalmente por la Escolanía de María Auxiliadora del Colegio de los Salesianos de la Santísima Trinidad y varios componentes del Coro Barroco de la ciudad.
A las diez, una puntual Carretería era la primera hermandad en regresar a su capilla, donde el palio se recogía poco antes de las once de la noche. Ya bien entrada la madrugada, el Cachorro regresaba a Triana para recogerse sobre las dos y media, mientras que la entrada de La O ponía el broche final a un Viernes Santo "redondo".

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...