El alcalde aprovechó la visita para plantar un árbol, como se ve en la imagen, acompañado por varios delegados del Gobierno local. KAKO RANGEL. VÍDEO: ATLAS
Actualizado Lunes , 12-04-10 a las 16 : 43
Ayer era un día de fiesta en el Jardín Americano, que por fin abrió sus puertas tras 17 años de abandono y olvido, y de despedidas en el Grupo Municipal socialista, pues un buen número de delegados acompañaron al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, a hacerse la foto cortando la cinta a la orilla del Guadalquivir, escenario que eligió para dar el adiós a su delegado de Presidencia y Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que esta misma semana se marcha a la Junta para hacerse cargo de la Secretaría General de Vivienda.
Pero no sólo hubo ayer políticos en el Jardín Americano, donde desde luego que se vio a muchos, sino que también fue amplia la asistencia de ciudadanos de todas las edades, ansiosos por disfrutar del que fue una joya botánica durante la Expo 92.
No faltaron tampoco representantes de los colectivos ecologistas, como la Plataforma por los Parques y Jardines y la Asociación de Amigos de los Jardines, de La Oliva, colectivos que han pasado estos diecisiete años reclamando a los distintos gobiernos locales y a todas las Administraciones que se implicaran en la recuperación del Jardín que, por fin ayer, fue inaugurado.
Jacinto Fernández, presidente de la asociación de La Oliva, se mostró contento porque al fin se ha abierto, aunque observó que la intervención ha sido más en obra civil que en contenido botánico y recordó que ahora sólo se pueden contemplar 400 especies de plantas americanas y que en la Expo hubo 690. En esto coincidió Rosa Guallart, de la Plataforma, quien propuso que se cobre entrada como fórmula para que los visitantes valoren el jardín y llamó la atención sobre la necesidad de que esté debidamente vigilado, para evitar que el vandalismo lo destroce otra vez.
Lo que sigue pendiente
Precisamente el mantenimiento es una de las asignaturas pendientes a que se enfrenta el Jardín Americano, que ayer se inauguró inacabado. El propio Ayuntamiento reconoce que la conservación y mantenimiento sólo están garantizados durante el primer año, así como que falta terminar la construcción del aula bioclimática y que está pendiente la incorporación de más especies, entre ellas las plantas acuáticas que aún no pueden verse. El Jardín Americano, que integra el Pabellón de la Naturaleza, ocupa una superficie cercana a las 3 hectáreas y ha recuperado el umbráculo que permite el cultivo de las especies tropicales y subtropicales.
Pero el proyecto de reactivación de la zona, con una inversión de 8,5 millones de euros, incorpora una parte de juegos infantiles, una pasarela fluvial de 400 metros de longitud paralela a la orilla y un paseo con carril bici que discurre entre el Pabellón de la Navegación y el Auditorio.
La recuperación del Jardín Americano es fruto de un convenio suscrito entre el Ayuntamiento y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Su entrada es libre, como la de cualquier otro parque de la ciudad y habrá visitas para grupos.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...