Miércoles , 21-04-10
Con «El idioma imposible» un nuevo nombre viene a engrosar la lista de debutantes en la dirección. Rodrigo Rodero llega desde el corto, donde ha demostrado manejarse como los mejores. Su «Chatarra» estuvo en las puertas del Oscar. Su película es la adaptación de un título de la trilogía «El día del Watusi», del escritor Francisco Casavella (fallecido en 2008) sobre la Barcelona marginal de los años 80. Rodero tiene el acierto de no basarse literalmente en la obra, sino que tomó la parte dramática que cuadraba en sus pretensiones. El efecto de posibles imágenes pasadas de dureza estaba a la mano. Los guionistas -con él a la cabeza- optaron por retratar la marginalidad con mano poética, sin alteraciones para el público. «Creíamos en el proyecto, admiramos a Casavella y ha sido para todos como una voz en off constante. Al final no va a poder verla. Espero que lo rodado sea fiel a su universo», describe el director, quien ha contado en el reparto con Andrés Gertrudis, Irene Escolar y Helena Miquel, entre otros.
Por otra parte, Vicente Molina Foix vuelve a ponerse tras la cámara nueve años después de «Sagitario» con «El dios de madera». Marisa Paredes es una viuda y religiosa que vive un cambio radical con la llegada de un joven senegalés y otro marroquí.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...