La gran vida del Circo Mundial
El espectáculo «Salto Mortal» estará en el recinto ferial de Sevilla hasta el próximo 2 de mayo
Trayectoria de premios
En sus más de cuarenta años de historia, esta institución circense ha cosechado tantos premios y medallas como éxitos en los escenarios. Entre los primeros, que actualmente se muestran en el Museo del Gran Circo Mundial, destacan el Premio Nacional de Circo, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, la Medalla de Plata al Mérito en las Bellas Artes, el Premio Especial Aste Nagusia o la Medalla Artística del Ayuntamiento de Madrid, siendo el único circo en ser distinguido con tantos y tan acreditados galardones. Asimismo, el compromiso solidario de esta familia de artistas les ha hecho merecer la concesión de la Medalla de Oro y el Diploma de Honor de UNICEF. A esta organización, cede en nuestra ciudad el total de la recaudación de la Gala Benéfica que celebra al principio de cada feria y que este año se ha dirigido a las labores de reconstrucción de Haití.
Publicado Jueves , 22-04-10 a las 07 : 37
Que un circo sobreviva a más de cuatro décadas de funciones, no es tarea fácil. Los integrantes del Gran Circo Mundial lo saben bien. Año tras año, llega hasta nuestra ciudad, después de haber recorrido medio mundo, con un espectáculo siempre renovado, consiguiendo su ambicioso objetivo: sorprendernos como la primera vez con cada pase. Su caravana que pocas veces descansa, actuará por unos días en Sevilla, más concretamente, hasta el próximo día dos de mayo, cumpliendo su 35 aniversario en la Feria de Abril.
Unas 140 personas, entre los 80 artistas y operarios, se esconden tras la impresionante carpa de la que está considerada como la mayor, la mejor y la más prestigiosa caravana circense de Europa. Su infatigable búsqueda por las pistas, demostraciones y salas del mundo, ha dado resultado. En este, su último programa, las artes circenses de más de 20 países se combinan en un impactante espectáculo para toda la familia, repleto de nuevas propuestas para tratar de alcanzar lo que aparentemente puede parecer imposible, convencer a jóvenes y mayores con una apuesta en la que los elementos clásicos del circo y las atracciones más modernas se funden en un escenario. «Venir durante cuarenta años, al mismo sitio, una vez al año, es una prueba de que los sevillanos y toda la Andalucía responden a nuestro trabajo», destacó, Luis Moreno, Jefe de Pista del Gran Circo Mundial.
Los niños de hoy no son lo que fueron en otros tiempos. El nuevo entretenimiento desde la llegada de las consolas, los ordenadores y las películas en 3D parece oponer una competencia feroz a cualquier espectáculo que se proponga, algo tan sencillo y difícil como provocar su sonrisa o incluso, dejarlos, en algún momento, boquiabiertos. La magia del Gran Circo Mundial supera esta y otras dificultades, con dos argumentos imbatibles, la ilusión y la calidad de su trabajo. No hay más que mirar la expresión de padres e hijos tras cada función. «No es fácil sorprenderlos, pero, por otro lado, los niños quieren tener a su alcance cosas reales, ver las cosas cercanas y naturales. El circo lo viven intensamente porque saben que quizás hasta el año siguiente no lo volverán a ver», explicó, Moreno.
Desde sus inicios en 1976, sus componentes y organizadores no han perdido ni un ápice de ambas y la evidencia más clara se puede comprobar en el hecho de que sus espectáculos siempre trascienden y reúnen a una ingente cantidad de público. Son más de 100.000 las personas que acuden a el cada mes y más de un millón las visitas que reciben, anualmente. Es la compañía número uno de España y el único espectáculo de Circo que actúa en las más prestigiosas Ferias de nuestro país. Además, de actuar en la de Sevilla, en la que está previsto que realice más de 45 funciones, estará presente en la de Córdoba, Bilbao, Pamplona, Granada, León, Burgos, Salamanca, Valladolid, Zaragoza y Madrid. «El éxito del Circo Mundial reside en saber dar a la gente lo que necesita y en ofrecer un buen espectáculo, en este caso, es el número uno del país», destacó.
La Troupe Faltynys procedentes de la República Checa, el Payaso Chicharrín de México, los sorprendentes guacamayos de Giovanni, el Oso Humano, el Hombre Araña, Miss Aurori y sus elefantes asiáticos, los funambulistas Trío Castilla, Gaby Donnert y su pony, los acróbatas de la Messoudy Family, los tigres y leones del Polo Magic show, componen junto con las actuaciones de grupos de caballos, elefantes, cocodrilos, malabares, acrobacias y trapecios volantes, el elenco de números programados por está numerosa familia circense para su actual espectáculo «Salto Mortal». «El salto mortal, no sólo lo realizan los trapecistas físicamente, en el aire, para nosotros es el día a día», señaló.
El salto mortal que llevan a cabo cada jornada, tiene que ver con el sacrificio de ese viaje a ninguna parte que es el Circo y que sólo tiene un destino, hacer feliz a los demás. Es una profesión que exige estar contínuamente fuera de casa. Próximamente, el rumbo de la caravana se dirigirá a Cádiz para seguir sorprendiendo y haciendo reír. «Es un viaje a ninguna parte que da muchas satisfacciones pero que también exige sacrificios. La gente se queda atrás y tú sigues adelante. Lo que te hace continuar es una fuerza interior», concluyó.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...