La consejera evitó dar datos al argumentar que su comparecencia era para hablar de lo ya ejecutado en el Plan de Infraestructuras
La Junta admite que los recortes de Zapatero obligarán a reprogramar todas las obras
Las consejeras de Economía, Carmen Martínez Aguayo, y Obras Públicas, Rosa Aguilar, comentan un documento ayer en la Cámara andaluza. KAKO RANGEL
Los desconocidos efectos de la crisis

Sobre todos los debates que se celebran en el Parlamento gravitan permanentemente los efectos que tendrá la crisis en Andalucía, Pero el Gobierno de Griñán se está reservando hacer públicas las consecuencias que tendrán los recortes que se van a llevar a cabo en las cuentas estatales y las que tendrán que hacerse en las andaluzas. Habrá que esperar aún hasta el viernes, en que un Consejo de Gobierno extraordinario aprobará el «tijeretazo» en los fondos públicos andaluces, de los que dará cuenta el propio Griñán. Por eso ni la consejera de Hacienda ni la de Obras Públicas quisieron restar ayer protagonismo al presidente de la Junta y no dieron ni una pista de números.
Actualizado Jueves , 27-05-10 a las 10 : 24
La comparecencia en el pleno del Parlamento de la consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar, era para informar del grado de ejecución del Plan de Infraestructuras 2007-2013, y de eso exactamente habló, obviando el recorte de 6.000 millones de euros anunciado por el Gobierno central en inversiones en infraestructuras y en la obra pública. Los portavoces del PP e IU, Jaime Raynaud e Ignacio García, acusaron a la consejera de «vivir en otro planeta», de haber usado un tono triunfalista en su comparecencia y de «ignorar lo que se viene encima». Estas acusaciones hicieron reaccionar a Rosa Aguilar que anunció que se van a «reprogramar» las obras públicas en Andalucía debido a la situación económica, pero no dijo cuánto, ni cuáles ni cómo, como le reclamó Raynaud, probablemente porque aún lo desconoce. Eso sí, anunció que se haría con consenso y diálogo.
Otra visión mucho más negativa tiene la oposición, ya que PP e IU auguraron que los recortes anunciados por el ministro de Fomento, José Blanco, en inversiones van a conllevar la «paralización» de obras y la caída de la licitación en la comunidad.
Previamente, Rosa Aguilar dio una triunfalista lectura de lo hecho en obra pública en el Plan Pista (la inversión ascendió a 9.408 millones y la licitación ascendió a 7.824 millones), pero no llegó a explicar qué obras no se harán o tardarán aún en ver la luz, ya que efectivamente el recorte que emprenderá el Gobierno central tendrá acusados efectos en Andalucía.
«Solo lo licitado por la Consejería de Obras Públicas durante este trienio ha sido superior a lo licitado en el mismo periodo por la totalidad del gobierno autonómico de Madrid (3.505 millones) o del gobierno de la Comunidad Valenciana (2. 959 millones)», aseguró Aguilar, que añadió que a través de las licitaciones realizadas por la Consejería y sus empresas públicas durante este trienio se han creado o mantenido más de 67. 000 puestos de trabajo. De lo que ahora se viene encima, ni una palabra.
Jaime Raynaud frenó el entusiasmo de la consejero acusándola de no cumplir lo prometido, «demorar» el comienzo de obras «engañando a los andaluces», o presupuestar 4.200 millones en obras con financiación público-privada y, «al día de hoy, no tener ninguna firmada». El parlamentario popular pidió además a a Rosa Aguilar que aproveche la situación no para acometer una reprogramación, sino para retirar el actual Pista y plantear uno nuevo que esté basado en la realidad.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...