Sevilla

Sevilla / VENTA DE ORO

«Con la subida del precio del oro se están desempeñando joyas para venderlas»

Día 09/08/2010 - 07.13h
Temas relacionados

Aguilera es director del Monte de Piedad de Cajasol, donde 15.707 personas tienen empeñadas sus joyas

A primeras horas de la mañana se forman colas en la oficina de empeño de joyas que Cajasol tiene en la calle Arroyo. Muchos clientes llegan sin saber que el Monte de Piedad sólo atiende con cita previa para tasar las joyas y formalizar un crédito. Allí acuden pensionistas que no llegan a final de mes o quieren ayudar a sus hijos en paro, amas de casa que necesitan pagar el recibo de la luz o la avería de la lavadora, empresarios que no tienen dinero para abonar la nómina de sus empleados... Todos llevan en sus manos una única garantía para lograr el ansiado crédito: joyas, piedras preciosas, coral, perlas y relojes, entre otros.

Perfil del cliente

El perfil del cliente del Monte de Piedad de Cajasol es una mujer que reside en Sevilla capital o el área metropolitana, de entre 35 y 65 años y de un estatus económico medio-bajo. Las mujeres representan el 64% de los clientes y los hombres el 36%, según datos de Cajasol. El 62% de los clientes tienen entre 35 y 65 años, según Francisco Aguilera, responsable del Monte de Piedad de Cajasol.

El 90% de los clientes vive en la capital andaluza o en un radio de 15 a 20 kilómetros. «Sólo un 10% de los clientes vive en la provincia o fuera de ella», añadió el director del departamento de empeños de Cajasol, quien asegura que el 97,1% de los clientes son españoles y el 2,89% inmigrantes», añadió.

La mayoría de los clientes empeñan joyas de oro, aunque también hay quien lleva piedras preciosas (brillantes, rubíes, esmeraldas, zafiros...), coral (muy habitual en Sevilla y Valencia, sobre todo entre la población de etnia gitana) y perlas (hoy muy devaluadas por las perlas cultivadas, lo que ha hecho que por un collar que antes valía 5.000 euros hoy no se dé más de 1.000 euros).

Aguilera, que no precisó que cantidad de oro fue empeñado en 2009 en Cajasol, explicó que en 2009 aumentaron un 11% los créditos concedidos hasta alcanzarse las 15.000 operaciones. El importe total de los préstamos fue de 11,3 millones, un 14% más que el año anterior. Además, el importe medio de cada crédito fue de 753 euros, un 10% más que en 2008.

Como las operaciones de crédito a un año se pueden renovar en el Monte de Piedad de Cajasol hasta en dos ocasiones, los préstamos pueden llegar a tener una vida de hasta tres años, por lo que al cierre de 2009 había en vigor 23.988 créditos (un 8% más que el año anterior) por un importe de 16.9 millones de euros (un 18% más).

El 50% de las personas que obtienen un crédito en Cajasol mediante el empeño de joyas renuevan esos préstamos al vencimiento anual. El 84% de los clientes que acuden a este montepío son habituales, es decir, han pedido alguna vez un crédito dando en garantía joyas. «A diferencia de otros negocios, el Monte de Piedad busca un beneficio social y, por tanto, no nos alegra dar un mayor número de préstamos porque eso significa que las cosas no van bien», explicó Aguilera.

Se invierte la tendencia

Sin embargo, la tendencia creciente se está invirtiendo en el primer semestre de 2010. En junio de 2010, el Monte de Piedad de Cajasol tenía en vigor 22.940 operaciones por un importe de 17.3 millones de euros, lo que supone una reducción del 4% de las operaciones respecto a 2009. Sin embargo, aumenta el importe medio, que se sitúa en 876 euros, un 16% más. Como cada cliente del Monte de Piedad tiene 1,4 préstamos, el número de clientes siempre es inferior a los créditos en vigor. De ahí que actualmente haya 15.707 clientes con joyas empeñadas en Cajasol, lo que representa un 4% menos que a finales de 2009.

Aumenta el precio del oro

¿Y por qué se reducen el número de clientes y de préstamos en vigor si persiste la crisis? Aguilera explicó que se están cancelando muchos créditos en el Monte de Piedad porque el precio del oro se ha disparado (pasó de 10 euros el gramo de 18 kilates en 2009 a 23 euros en 2010), lo que ha llevado a muchas personas a desempeñar sus joyas para venderlas en un establecimiento de compra-venta de oro. «Es normal que hagan eso porque debido a la subida del oro le están dando un 50% mas por la misma cantidad, aunque la otra cara de la moneda es que se desprenden definitivamente de las joyas, algunas con mucho valor sentimental», explicó Aguilera, quien declara que ya no es extraño ver a clientes del Monte de Piedad que llegan acompañados por agentes autorizados en la compra-venta de oro, quienes supuestamente les prestan el dinero para desempeñar y les pagan la diferencia debido a la subida del precio del oro.

Un 5% de las personas que empeñan sus joyas no las recupera por imposibilidad de pagar el préstamo. Seis meses después, Cajasol procede a su subasta presenciales (mayor, junio, octubre y diciembre) o a través del portal de internet que comparte 13 de los 23 montes de piedad que hay en España. «El objetivo es recuperar la deuda del cliente. Si una vez amortizado el préstamo sobra dinero, lo ponemos a disposición del cliente en una de las cuentas que tuviera en Cajasol. En el caso de clientes que no vienen a por ese dinero ni tienen cuenta en el banco, guardamos el dinero durante 20 años. Al fin de ese tiempo —cuenta Aguilera— se consideran fondos abandonados y pasan a disposición del Erario Público».

El máximo crédito que se ha concedido mediante el empeño de joyas alcanzó los 120.000 euros. «Como tenemos una finalidad social buscamos el beneficio cero, por lo que vamos ajustando tarifas. El 60% de las operaciones concedidas son por un importe inferior a 600 euros y resulta deficitarias para el banco porque no cubrimos gastos, por lo que intentamos buscar rentabilidad en el resto de las operaciones para compensar los gastos», añadió el director de este Monte de Piedad, que ahora concede los préstamos referenciados a la CECA (entre 4,75 y 6,75%).

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.