Sevilla

Sevilla / empleo

Salen a la venta 147 licencias de taxi pero nadie quiere comprar

La mayoría de ellas están en servicio y sólo se han presentado 7 ofertas que al final se han quedado en 3. El gremio estima que es necesario retirar de las calle sevillanas unos setecientos taxis

Día 04/10/2010 - 07.15h
El taxi ha sido historicamente una vía de salida laboral para muchos pero la grave crisis que sufrimos está haciendo estragos a muchos niveles y también en este sector está dejando datos para la reflexión tanto del futuro de esta actividad como de la reducción de las vías de salidas cuando se termina una actividad laboral.
En el Instituto del Taxi de Sevilla, órgano dependiente del Ayuntamiento hispalense, hay desde hace tiempo una lista de 147 licencias de este servicio público a la venta , un número que representa el 6,5 por ciento de las 2.238 licencias existentes en la ciudad y que triplica la media de licencias que se solían a poner a la venta en los años de bonanza. Y lo peor es que ese número no baja desde hace ya algún tiempo.
Las razones son varias. Por una parte está que la situación que atraviesa el sector, que desde el inicio de la crisis ha visto mermar sus ingresos en torno a un 40%, no invita precisamente a ver el taxi como una vía de salida fácil para quien se ha quedado sin trabajo. Si antes, con muchas horas sentado al volante, un taxista podía conseguir al día en torno a los cien euros, lo que le permitía afrontar los fuertes gastos que tienen como autónomos y llevar un sueldo decente a casa, hoy hay días en que echa el cierre al coche y apenas si se ha llevado cuarenta euros en el bolsillo. «Hasta ahora —explica Enrique Filgueras, presidente de la asociación Solidaridad del Taxi—, cuando tenías que hacer frente a una avería del coche o a cualquier otro gasto extraordinario tenías la posibilidad de trabajar el fin de semana y sacarte, echando muchas, muchas horas, en torno a los 400 o los 450 euros; hoy eso es imposible, sales un sábado por la noche y te ves la calle llena de taxis con la luz verde». El recurso a las horas extras en la noche y el fin de semana ya no existe.
Esa realidad se suma a otra no menos crítica y significativa: las muchas dificultades para obtener un crédito que te permita afrontar la compra de la licencia.
El precio de la licencia tasado por el Instituto del Taxi, recuerda Fernando Morales, presidente de la Unión Sevillana del Taxi, es de 67.000 euros, una cantidad a la que hay que sumar el coche y otros gastos, y que muchos ciudadanos ni tienen ni pueden conseguir fácilmente. Muchos de los que antes se hacían con una licencia procedían de empresas que habían acometido un expediente de regulación de empleo y que habían recibido una indemnización por su despido, pero en estos días esa compensación por el despido cada vez es menor y eso hace que los que se quedan en paro y se plantean el taxi como salida laboral no puedan afrontar ese gasto. Los asalariados del sector, que serían, lógicamente los que podrían verse más beneficiados y que no tendrían que hacerse con el carnet especial necesario para conducir un coche, no tienen, en general, ingresos para hacer frente a esa inversión.
Por ello, la única salida es en muchas ocasiones pedir un préstamo y aquí se está dando un caso similar, comentan en el sector, al que se da a la hora de comprar una vivienda: las entidades financieras ponen muchas trabas a la hora de prestar dinero entre otras cuestiones porque saben que en esa actividad ahora es difícil conseguir ingresos que les garanticen el pago.
Hay casos en los que ni avalados con sus casas o con la de sus padres han conseguido el préstamo. Tanto es así que, cuentan, de los siete interesados en hacerse con una de las licencias en venta al final sólo cuatro han seguido adelante.
El hecho de que casi ciento cincuenta licencias de taxis estén en venta no significa que los vehículos asignados a las mismas no presten servicio hoy en día por las calles de Sevilla. Muchas de ellas —algunos fijan su número en la cincuentena, otros en el centenar— son titularidad de personas que, por su edad, tendrían que estar ya jubilados o a punto de, pero que siguen trabajando a la espera de poder vender la licencia para conseguir un ingreso extra que le permita incrementar su pensión, que como autónomos que son no suele ser de las altas, y afrontar sus gastos habituales.

Requisitos para obtener el permiso

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.