Sevilla

Sevilla

Pedro de Campaña regresa a Santa Ana

La Real Parroquia trianera ha recuperado un símbolo del barrio y de Sevilla: su retablo mayor

Día 30/11/2010 - 07.59h
Tras dos años de trabajo, ayer fue presentada la restauración del retablo mayor de la parroquia de Santa Ana, tanto en lo referente a su estructura como a las 15 tablas pintadas en el siglo XVI por Pedro de Campaña, una de las joyas más trancendentales del Renacimiento sevillano.
Un trabajo, de gran envergadura y llevado a cabo por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, que ha sido posible gracias al convenio firmado en su día por la Diócesis de Sevilla, la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento hispalense y la Obra Social de Cajasol, y para el que se han invertido un total de 422.713 euros, de los que la Consejería de Cultura ha aportado más de la mitad, en concreto 241.356 euros, mientras que el resto ha sido sufragado por el Arzobispado, el Ayuntamiento, Cajasol y diversos colectivos. Cabe recordar que la voz de alarma sobre el deficiente estado de conservación de las tablas de Pedro de Campaña la dio el abogado sevillano Joaquín Moeckel que, junto al catedrático de Historia del Arte, Enrique Valdivieso, puso sobreaviso a la sociedad sevillana sobre su pésimo estado, un aspecto que ayer fue obviado.
En el acto de presentación de esta restauración —la parroquia de Santa Ana se llenó por completo— estuvieron presentes, entre otros, el consejero de Cultura, Paulino Plata; el vicario general de la Archidiócesis, Teodoro León Muñoz; la delegada de Cultura del Ayuntamiento, Maribel Montaño, y la subdirectora de la Obra Social de Cajasol, Rosa Santos.
Durante la presentación, Paulino Plata señaló que la restauración de este retablo, al que calificó de «elemento importante del patrimonio cultural y social, porque sigue atendiendo a la fe de los creyentes», ha sido «compleja por los diferentes soportes: arquitectura retablística intervenida in situ y las tablas de pintura y esculturas que se han restaurado en los talleres del Iaph». Igualmente, precisó que «el criterio que ha imperado ha sido el de mínima intervención y la utilización de materiales y técnicas con plenas garantías de reversibilidad e inalterabilidad en el tiempo, compatibles en todos los casos con los materiales históricos».
Sobre los datos propios de la restauración, el director del Iaph, Román Fernández-Baca, precisó en el retablo ha habido dos grandes equipos de intervención, uno sobre el conjunto de tablas y otro sobre el propio retablo, mientras que Rocío Magdalena, técnico del equipo de intervención dirigido por Lorenzo Pérez del Campo, insistió en el «lamentable estado de conservación del retablo, cuya restauración ha ofrecido la posibilidad de estudiar el mismo en profundidad desde los estratos inferiores hasta los estratos pictóricos».
Pérez del Campo, por su parte, advirtió de que «ahora tenemos por delante el camino de la conservación futura, en el que es importante que entendamos que debe haber un equilibrio entre la conservación física del mismo y las actividades para las que fue creado».
Sobre este aspecto, el párroco de Santa Ana, Manuel Azcárate Cruzado, precisó tras el acto que lo normal es que las hermandades que celebran sus cultos en el templo se acostumbren a no adornar el altar con un número demasiado elevado de velas. «Es mejor más flores y menos velas, para que así se conserve mejor esta joya».
El retablo mayor de Santa Ana se fecha en el siglo XVI y en él trabajan artistas de talla internacional, entre los que destaca el pintor flamenco Pedro de Campaña, quien protagonizó una completa renovación de las artes plásticas en la ciudad. Con unas dimensiones colosales, el retablo es un elemento singular del patrimonio andaluz y además es un complejo sistema constructivo y simbólico que está ligado de manera indisoluble al espacio arquitectónico para el cual fue creado: el edificio parroquial más antiguo de Sevilla.
El programa iconográfico se desarrolla principalmente a través de las 15 pinturas sobre tabla realizadas por Pedro de Campaña, que narran la vida de San Joaquín y Santa Ana, la vida de la Virgen y la genealogía de Jesús. El retablo está presidido por las esculturas de Santa Ana con la Virgen y el Niño, titulares de la parroquia, y otra pintura sobre tabla que representa a San Jorge, antiguo patrón de la primitiva iglesia trianera.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.