Sevilla

Sevilla

Primer balance del plan Centro: calles y comercios vacíos

Los comerciantes insisten: con su puesta en marcha las ventas han bajado un 30%

Día 28/12/2010
KAKO RANGEL
La calle Baños, acceso principal al aparcamiento del Duque, a media tarde de ayer
La reducción de la afluencia de público al centro se nota en los aparcamientos, con plazas libres y sin atascos para acceder a ellos. En el de la Magdalena apuntan que la reducción en la afluencia de vehículos empezó a notarse desde que anunciaron que iban a ponerse restricciones a la circulación y que en estos días ha habido jornadas muy desiguales, unos en los que, como la jornada del 24, no era difícil encontrar una plaza libre, y otros, como el domingo, día en el que no está vigente el plan centro, de lleno absoluto. En el aparcamiento de Albareda, aún reciente el lleno del domingo, apuntaban que ellos no han notado descenso, mientras que en Sor Ángela de la Cruz señalan que otros años en estas fechas a las diez de la mañana estaban completos y ayer a la una aún tenían plazas libres. Hay quien ha recurrido a la publicidad para recordar que el plan centro no afecta a quienes aparcan en sus estacionamientos.
No hace ni diez días que se empezó a aplicar el plan Centro, que limita a 45 minutos el tiempo que un coche puede permanecer en el interior del casco histórico si no se mete en un aparcamiento, y ya se ven sus efectos: calles y negocios vacíos.
El acceso al casco histórico en coche ahora es fácil, fluido incluso en vías que históricamente registraban colas intensas para poder acceder a los aparcamientos; ahí están la calle Baños, principal acceso al estacionamiento de la Plaza del Duque, o San Pablo, al de la Magdalena, vacías, como ejemplo. Los policías locales no impiden el acceso a los coches porque no hay atascos ni los aparcamientos están llenos, como sucedía el año pasado. Apenas si tienen que intervenir. El número de coches que circula por el centro se ha reducido drásticamente.
D Pero esa imagen casi idílica de Centro cuasi peatonalizado tiene un envés dramático que puede tener consecuencias más que negativas para muchas familias. En estos días, de importantes ventas que podrían paliar un año de crisis brutal, muchos comercios del Centro están, como las calles, vacíos de clientes. El presidente de la Federación de Comercio y Servicios del Centro de Sevilla (Alcentro), Enrique Arias, insistía ayer en que las ventas se han reducido respecto al año pasado en torno a un 30% y alertaba de que el comercio del Centro se muere y, con él, muchos puestos de trabajo. Para Arias, el Ayuntamiento que gobierna la coalición PSOE-IU, con sus políticas de restricciones al tráfico, falta de aparcamientos y de transporte público eficaz, va a conseguir su objetivo, que desaparezca el comercio del Centro, ya que las ventas están «cayendo brutalmente». En la actualidad, señala, hay en torno a 1.200 pequeños comercios en el centro, a los que la gente no va porque no tiene las
facilidades que ofrecen los centros comerciales situados en las afueras de la ciudad, con lo que el Gobierno de progreso, apunta, va a conseguir dos cosas: reducir sus ingresos por tributos mientras los de los municipios del área metropolitana los aumentan y eliminar puestos de trabajo de calidad, porque la mayoría de los empleados de este comercio tiene contratos antiguos.
Para Arias, las decisiones que adopta el Gobierno municipal con respecto al Centro ya tienen, asegura, una vertiente de «castigo personal» a quienes en nombre de los comerciantes denuncian estos hechos. Y como ejemplo señala el tema del alumbrado navideño, que este año ha vuelto a iluminar las calles donde se concentran las grandes firmas internacionales dejando a oscuras aquellas en las que se ubican pequeños comercios y ahí, señala, está el caso de la Plaza del Pan o de la misma calle Puente y Pellón donde se han utilizado las fachadas de los comercios para colocar el cable que permite iluminar estos días la Encarnación que otros años servía de base también para dar luz y color a esta vía pero que en esta ocasión se ha quedado, por decisión municipal, a oscuras.
Los comerciantes tienen claro que desde el Ayuntamiento se está dejando morir al comercio del Centro y apuntan que los alquileres no es que bajen sino que ya hay locales que llevan vacíos meses. Recuerdan que eso ya pasó en los años setenta en otras ciudades europeas; los comercios se fueron y los locales vacíos dieron lugar primero a la delincuencia y luego a que se fueran los vecinos. Sólo políticas que han hecho atractiva la vuelta del comercio a los cascos históricos han conseguido hacerlos revivir.
Para llamar la atención sobre esta política de agresión al comercio Alcentro repetirá este año una protesta muy singular: la «torrijada». El año pasado fue en calle Francos, que quedó sin iluminación navideña; este la «torrijada» se celebra mañana entre las 18 y las 20 horas en Encarnación, Alfalfa, plaza del Pan y Martín Villa.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.