Sevilla

Sevilla / luis de uruñuela, ex alcalde andalucista de sevilla

«El PA no lo hizo tan mal como para no tener un 5% de los votos»

El que fuera primer alcalde sevillano elegido democráticamente desde 1936 reclama la vuelta del PA al Ayuntamiento de Sevilla. Uruñuela pide a los partidos que no esgriman el voto útil que tanto daño hace a las formaciones minoritarias

Día 27/02/2011

—Usted era alcalde de Sevilla el 23-F. ¿Cómo vivió ese día?

—Yo estaba afeitándome cuando me enteré de la noticia por la radio. Lo primero que hice fue llamar al gobernador civil, Sanz Pastor. Quedamos en que yo no llamaría a las autoridades militares y que él me tendría informado. Sanz Pastor me decía que no había movimientos en cuarteles. Llamé a todos los cabeza de los grupos municipales. Algunos me propusieron constituirnos en el Ayuntamiento y yo les dije que era una ingenuidad porque era una manera de ofrecerse para que llegara un pelotón militar y nos llevara a todos por delante, quedándose la ciudad sin gobierno. Propuse que cada uno se quitara de en medio pero que nos mantuviéramos comunicarnos. Cerré el Ayuntamiento para evitar su ocupación militar y me fui a dormir a casa de un amigo.

—Hay quien dice que el golpe no triunfó en Sevilla por una serie de casualidades: que el capitán general de Sevilla, Pedro Merry, estaba bebido, y que el jefe de la división Guzmán el Bueno, Manuel Saavedra, se encontraba ausente.

—Todo eso se dijo, pero no puedo afirmarlo.

—El gobernador militar Manuel Esquivias niega que los militantes esperaban a verlas venir, pero también se dice que los tanques estuvieron preparados para salir.

—A mí no me extraña nada, dada la actitud del general Merry. Los peligros más grandes que veíamos eran Sevilla y Valencia. Yo no puedo afirmar lo que hizo o no hizo el gobernador militar, aunque me constaba su papel positivo.

—Se cumplen 31 años del referéndum que determinó el acceso de Andalucía a la plena autonomía y hay quien cuestiona ahora el estado de las autonomías por el despilfarro en el gasto.

—Yo no creo que el estado de las autonomías esté amenazado. Está suficientemente consolidado como para desmontarlo. Sí creo que hay que racionalizar las comunidades. Es un escándalo la alegría con la que se ha montado administraciones paralelas en las comunidades autónomas y no sólo en Andalucía. Como dijo Manuel Clavero, se ha huido del Derecho Administrativo.

—¿La Administración paralela es sinónimo de enchufismo?

—No tiene por qué serlo pero muchas veces lo es y es la gran tentación. La doble tentación es escapar del Derecho Público y el riesgo de convertirlo en un semillero de enchufismo.

—¿Cómo calificaría la gestión de Griñán al frente de la Junta?

—Oscura. Ha seguido permitiendo que Andalucía tenga un papel subordinado en la política de España, a pesar de que sin los votos de esta autonomía no se llega a la Moncloa. La culpa no la tiene Griñán o Zapatero, sino el electorado andaluz. Si el PSOE no hubiera tenido durante treinta años la seguridad de que ganaba las elecciones en Andalucía o sí o sí, se habría preocupado más de esta comunidad.

—¿Apoya la reforma del sector público andaluz, que intenta asimilar los trabajadores de empresas públicas a los funcionarios?

—Si ese es el fin de la norma, será un error y una injusticia. Habrá que vigilar los resultados de esa reforma.

—Hablemos de la ciudad. ¿Piensa que el PA volverá al Ayuntamiento con Pilar González de alcaldable?

—Debería y sería de justicia porque el andalucismo es necesario en Andalucía y muy particularmente en Sevilla. Pilar es una candidata excelente, una mujer joven, pero madura, preparada y capaz. Los andalucistas no lo hemos hecho tan mal como para no tener un 5% de electores que nos permita estar en el Ayuntamiento de Sevilla. No acabo de comprender dónde están los votos de los andalucistas. Sí sé donde han ido a parar por la trampa del voto útil. Si hacemos un análisis de la aportación de los andalucistas a la ciudad, ese balance es positivo. Piense en Paola Vivancos, en su papel, que permitió sacar a la luz el caso de las facturas falsas del distrito Macarena, entre otras cosas.

—Bueno, la campaña del «urbanismo bajo sospecha» caló en Sevilla.

—Eso fue una acusación falsa del PSOE ayudado por IU, lo cual demuestra la falta de memoria de algunos en IU, a la que dimos cobertura democrática en las juntas democrática, una cobertura que le negaba el PSOE. Si existiera un código penal donde hubiera delitos electorales, eso hubiera sido un delito porque era una acusación falsa. ¿Usted cree que si hubiera habido alguna prueba no la habrían sacado ya?

—¿Es usted partidario de que el PA apoye a la lista más votada?

—Eso depende de los acuerdos a que podamos llegar con el alcalde más votado. Una de las mayores torpezas que el PA ha cometido es anticipar qué pactos va a hacer.

—¿Quién es el candidato mejor posicionado en Sevilla?

—Zoido, porque lleva años trabajado.

—¿Cree que la ciudadanía quiere un cambio político, al margen de ideologías?

—Sí, y no sólo a nivel local, sino también nacional y autonómico.

—¿Está perdiendo el PSOE los nervios con los últimos casos de corrupción?

—Está perdiendo las maneras y convirtiendo un debate político en un debate con intromisiones personales. Lo último que ha hecho intentando implicar al PP en el fraude de los ERE es el primer gesto donde creo que está perdiendo los papeles.

—Aquí no dimite nadie ni con agua hirviendo.

—Es cierto. Para que dimita hoy un político hace falta un tsunami.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.