Sevilla

Sevilla / la última de...

«Me caen mejor los sevillistas que odian al Betis»

Acaba de publicar «Menta y nata», la primera novela historicista del Real Betis Balompié, su club desde que nació

Día 03/07/2011 - 22.02h
«Me caen mejor los sevillistas que odian al Betis»
felipe guzmán 

Fernando Fedriani_Filólogo y escritor

—Me cuentan que lo primero que vio al nacer fue un escudo del Betis…

—Y más de una vez ha estado a punto de ser también lo último. Porque con los sustos que nos da el Betis es un milagro no quedarnos fritos de un soponcio en muchos partidos.

—Esa impresión debe marcar una vida y casi un destino ¿no?

—Yo pienso que todo bético tiene un cromosoma especial (hay muchos estudios, de científicos y de gente seria, que lo avalan). Ese cromosoma termina por manifestarse más tarde o más temprano. Aunque para mí fue algo bastante inmediato, ciertamente.

—¿No hubiera preferido que le pusieran ante sus ojos un billete de cien dólares?

—Yo soy más de pesetas. Hubiera visto un billete de mil duros, en todo caso. Pero no le veo mucha gracia a eso de nacer por dinero. Me tranquiliza saber que no le pagaron a mi madre por traerme al mundo. Me quita un peso de encima, si le soy sincero.

—El dinero, ciertamente, no lo es todo. Para usted sí lo es el Betis ¿verdad?

—Yo creo que el verdadero motor del mundo es el amor. Pienso que hay muchas formas de expresar afecto. El fútbol es una de ellas. No deja de ser un pretexto sano para poder abrazarnos o discutir, para gritar y compartir juntos todo tipo de vivencias. Pero sí, el Betis es muy importante para mí.

—Hasta el punto de escribir la primera novela histórica sobre el club. Con personajes de la generación del 27 y personajes ficticios…

—La primera novela histórica sobre un club de fútbol español tenía que ser sobre el Betis. Que yo sea el escritor es anecdótico. El Betis es el verdadero protagonista.

—¿He podido leer sobre su libro que Lorca y su fusilamiento guarda relación con Sevilla, el Betis, Luis Cernuda y Queipo de Llano?

—¡No me tire de la lengua! Dejemos que eso lo descubran los lectores. Lo que sí adelanto es que, en esta vida, todo guarda relación. Eso sí, sorprenderá hasta qué punto el mundo es un pañuelo.

—Sánchez Mejías, que pasa a la historia como bético, también fue sevillista. ¿En aquellos años el cainismo aún no había nacido?

—Bueno, Sánchez Mejías era un buen tipo. Por tanto, no me creo yo eso de que también fuera sevillista… ¡sería un contrasentido! Lo que sí es verdad es que él estaba por encima de las rivalidades. Su personalidad era universal y todo el mundo lo quería. Hizo mucho por el deporte en Sevilla.

—¿Es cierto que el mando de un cuartel fue el responsable de que el Sevilla le encajará 22 a 0 a su equipo?

—En 1918 se disputaba un encuentro para determinar quién era el campeón de Andalucía y Canda y Artola, que eran los grandes fichajes del Betis , no pudieron jugar porque su superior era sevillista. En protesta el Betis optó por alinear infantiles… y nos endosaron un sangrante 22 a 0.

—¿Le guarda rencor al Ejército o simplemente se hizo antimilitarista?

—Me caen mucho mejor los sevillistas que odian al Betis que los que se manifiestan respetuosos con nosotros. Me gusta enfrentarme a alguien que está dispuesto a hacer cualquier cosa por ganarte. Eso engrandece el valor de la victoria. Un rival no es un amigo… aunque tengo amigos sevillistas.

-La novela está dedicada a Gómez Porrúa ¿por qué?

-Porque dio la vida por el Betis. Porque ha hecho posible que ahora estemos en primera. Porque merecía un homenaje y, sobre todo y ante todo, porque íntimamente siento que este es su libro.

-Ciertamente vuestros últimos años han sido una tragedia griega, una lucha por la libertad contra un dios tronante del Fontanal…

—¿Sólo los últimos años? Toda la historia del Betis está repleta de ejemplos de que todo lo que verdaderamente vale la pena es atrozmente agridulce. De hecho, no creo en los objetivos que se alcanzan sin dolor y sin esfuerzo.

—¿Hay alguna aparición fantasmal en su novela, alguna sicofonía entrelíneas que pueda rebelar a las criaturitas?

—Algunos béticos me han dicho que si se habla de Lopera en la novela, no la comprarán. Lopera aparece de refilón en uno de los capítulos. He tratado de ser respetuoso con todos los recuerdos. Nadie se sentirá ofendido.

A Porrúa

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.