Andalucía

Andalucía

Junta y Gobierno se gastarán otros 34 millones en conservar al felino

Griñán y Aguilar presentan esta semana un nuevo programa para este animal en el que se invertirán 70 millones de euros en diez años

Día 05/09/2011
Junta y Gobierno se gastarán otros 34 millones en conservar al felino

Compartir

Especie protegida

A los linces le han construido hasta dos puentes para que crucen la carretera de Matalascañas y no sean atropellados por los conductores

Sin recortes

Los ajustes que se anuncian para 2012 no afectarán al programa de protección que tendrá más dinero que años atrás

Los presupuestos de la Junta de Andalucía serán «restrictivos», según anunció la pasada semana el propio presidente, José Antonio Griñán, que también dejó claro que ni la educación ni la sanidad se verán afectados por esos recortes que, dada la situación económica, se están aplicando por doquier. El jefe del Ejecutivo no dijo nada de que los linces, esos felinos en extinción y en los que la Administración autonómica está tan volcada, fueran también a librarse de la merma. Pero ayer se supo que, mientras otros sectores, la mayoría de ellos humanos, sufren la crisis, los animales pueden cantar victoria: su dinero está a salvo e incluso aumentará en los próximos tiempos.

Es más, el programa para evitar la extinción de estos cuadrupedos no sólo no se verá mermado con respecto a los anteriores sino que aumentará en los próximos cinco años y será presentado a bombo y platillo por los gobiernos central y autonómico en los próximos días.

Así las cosas, Efe informaba ayer de que el propio presidente andaluz, José Antonio Griñán, junto con la ministra de Medio Ambiente, la cordobesa Rosa Aguilar, presentarán el próximo viernes en Montoro (Córdoba) el tercer programa LIFE que gestiona la Junta de Andalucía para conservar a estos animales que se encuentran en peligro de extinción.

El proyecto, aprobado por la Unión Europea el pasado 19 de julio, tendrá un presupuesto de unos 34 millones de euros. Una cifra para gastar en los próximos cinco años (hasta el 2016) y que tiene como objetivos reintroducir poblaciones de este felino que se encuentra en peligro de extinción en algunas zonas de Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía.

De esa cantidad, la Unión Europea financiará 20,9 millones de euros, lo que supone más del 61 por ciento, mientras que el Ejecutivo andaluz pagará más de 4,6 millones según admitía hace varias semanas el propio consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo.

En cualquier caso y aunque la previsión inicial era gastar más dinero (hasta llegar a los 50 millones de euros) llama la atención las cantidades millonarias que se han invertido en los últimos años en este programa animal. La conservación de los linces ha costado más de 70 millones de euros desde que comenzó en el año 2002. Y ha visto como ha ido aumentando el presupuesto, que se ha multiplicado por tres desde las primeras inversiones iniciales de los primeros años.

El primer LIFE para el lince ibérico que gestionó la Junta de Andalucía entre el verano de 2002 y 2006 tuvo un presupuesto de casi 10 millones de euros. Pero ese proyecto inicial tuvo su continuidad en un segundo programa, que expira este año y cuyo presupuesto superó los 26 millones de euros. Es decir, se multiplicó por más de dos.

Y el tercero que Junta de Andalucía y Gobierno central presentarán esta semana será de más de 34 millones de euros , lo que supone que el dinero se ha triplicado respecto al primer presupuesto.

Pero, ¿para qué se destinan realmente esas inversiones millonarias?. La idea es aumentar y mejorar las actuales poblaciones de lince ibérico que está considerado el animal que se encuentra en mayor peligro de extinción de todo el planeta. Se trataría de aumentar las poblaciones afincadas en Sierra Morena y en Doñana y reintroducirlo en otros territorios donde se criaba hace algunos años como Portugal, otras zonas de Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha.

El objetivo es aumentar la población actual de Sierra Morena donde actualmente hay sólo 50 hembras y llegar hasta un total de 70. Y que en Doñana, donde habitan ahora unas 17 hembras de lince, puedan subir hasta 25.

Evitar las muertes

Claro que también está entre los fines del programa «Iberlince» evitar la alta tasa de mortalidad que hasta ahora parecen no haber logrado disminuir por mucho dinero que se hayan gastado.

Así, se pretenden reducir los atropellos de estos animales, que suponen el 30 por ciento de las muertas accidentales. También la caza furtiva, que ha supuesto otro 20 por ciento de las pérdidas. Y las infecciones que han caudado otro diez por ciento de los fallecimientos.

La idea del programa es que, cuando finalicen, allá por el año 2016 haya cinco hembras territoriales en cada uno de los asentamientos de Andalucía, Portugal, Extremadura y Castilla-La Mancha. Y también pretenden que en cada una de las reintroducciones se asienten al menos la mitad de los linces que hayan sido liberados previamente.

Según los últimos censos oficiales, referidos a final del pasado año, Andalucía sumaba 284 ejemplares de lince ibérico repartidos entre los 190 felinos identificados en la zona de Andújar-Cardeña, en Sierra Morena; 77 en Doñana; once de la reintroducción iniciada en 2010 en Guadalmellato (Córdoba) y seis más liberados en la zona de Guarrizas (Jaén), algunos de estos últimos procedentes de centros de cría en cautividad.

Eso supone que, si se gastan 70 millones en diez años y son únicamente 284 los animales que hay en la comunidad autonómica, cada ejemplar ha salido muy caro. Sólo hay que hacer la división para comprobar que mantener a cada uno de estos animales cuesta más de 246.000 euros.

Uno ha cruzado el puente

D Pero el anuncio de esta nueva millonaria inversión para estos animales llega en medio de la polémica que también generó hace sólo unas pocas semanas la edificación de dos puentes para que los linces crucen la carretera de Matalascañas y que no sean atropellados por los conductores en la carretera que va hacia una de las playas más visitadas de Andalucía y que, sin embargo, sigue sufriendo interminables atascos cada fin de semana porque no hay dinero para construir un desdoble para los conductores. Los «ecopuentes» como han llamado a estas construcciones destinadas a los felinos, han costado dos millones de euros y su edificación provocó las críticas a un gasto difícil de explicar en tiempos de profunda recesión económica. Seguramente por eso el pasado sábado la Consejería de Medio Ambiente hacía pública una foto que demostraba que, al menos, un animal había cruzado uno de los puentes que le han construido . Ahora está por ver si el resto de población felina

aprovecha la inversión animal de la Junta y el Gobierno.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.