Sevilla

Sevilla

Sevilla

«Ser académica supone la culminación de una carrera profesional»

Compartir

Carmen Moya Sanabria toma hoy posesión como numeraria de la Sevillana de Legislación y Jurisprudencia

Día 02/12/2011

SEVILLA

Con su toma de posesión como numeraria de la Real Academia Sevillana de Legislación y Jurisprudencia, María del Carmen Moya Sanabria será hoy la primera mujer que ingresa de manera oficial en esta prestigiosa institución, a la que también perteneció su padre, Juan Moya García, de la que se reconoce discípula; tanto que confiesa que su vocación por la abogacía deviene, precisamente, de la «admiración ciega» que sentía desde muy pequeña por la figura humana y profesional de su progenitor.

Licenciada en Derecho por la Universidad de Sevilla, María del Carmen Moya ha sido también la primera mujer que ha ocupado el vicedecanato del Colegio de Abogados hispalense, desde 1997 a 2001, y la única que forma parte de la Corte de Arbitraje de la Cámara sevillana de Comercio, Industria y Navegación. Con una larga trayectoria en el ejercicio de la abogacía, en la actualidad es directora del bufete de abogados CMS Albiñana & Suárez de Lezo en nuestra ciudad.

Desde la experiencia que atesora como letrada, no oculta que la crisis actual está afectando a la abogacía, tanto en positivo como en negativo, hasta el punto que reconoce que los despachos y bufetes «son reflejo de la situación económica del país. Por unlado, —explica—, están dejando de recibir lo que en la sociedad no se produce, como asuntos relacionados, por ejemplo, con operaciones de compraventa o financiación, mientras que, por otro lado, han aumentado una barbaridad los concursos de acreedores y los procedimientos de la morosidad».

Con todos estos antecedentes no es de extrañar que en su discurso de ingreso en la Academia de Legislación y Jurisprudencia haya querido conjugar algunos de los motivos que han inspirado, de alguna manera, su quehacer profesional. «Evolución histórica y estudio de la autonomía de la voluntad como fundamento de la institución arbitral. Capacidad y legitimación de las partes», es el título de la temática que hoy desarrollará, a partir de las 20 horas, en el salón de actos del Colegio Notarial de Andalucía (calle San Miguel), contestándole en nombre de esta real corporación el académico numerario Manuel Olivencia.

Este reconocimiento representa para ella la «culminación de una carrera profesional» y el honor de pertenecer a una institución a la que llegó, entre otros motivos, gracias al empeño del desaparecido notario Ángel Olavarría Téllez, al que debe también su llegada a la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación. Con su discurso pretende rendir homenaje a su figura y, como no podía ser menos, a la de Juan Moya García, su padre. María del Carmen Moya Sanabria ocupará la vacante de Joaquín Salvador Ruiz Pérez, magistrado que fue del Tribunal Supremo.

La importancia del arbitraje

La importancia que ha cobrado el arbitraje como medio alternativo, «más rápido, eficaz e, incluso, más económico» para la resolución de los conflictos, es el motivo que, en gran medida, justifica la temática de su lección de ingreso en la institución; una academia a la que, desde su condición de mujer, piensa que puede aportar «una visión complementaria del Derecho en la praxis diaria». Con todo, y a pesar de sus muchos éxitos profesionales, Moya Sanabria no duda en afirmar que su gran logro son sus dos hijos, ambos —él y ella— también abogados y que constituyen su principal orgullo.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.