Andalucía

Andalucía

Elefantiasis administrativa

La Junta puede «presumir» de tener la estructura más superpoblada de España, con casi 240.000 empleados repartidos en 13 consejerías, 96 delegaciones provinciales y más de un centenar de entes públicos

Día 05/12/2011 - 13.33h
Elefantiasis administrativa

Compartir

La Junta de Andalucía es una de las administraciones de mayor tamaño de España y, en consecuencia, con un gasto más elevado. Sólo en la comunidad autónoma se concentra casi el 20% de los funcionarios que hay en España, casi 500.000, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Política Territorial, lo que supone que el 12,5% de la población andaluza en edad de trabajar, que asciende a 3.985.000 personas, es empleado público. De ese casi medio millón, algo menos de la mitad está empleada por la Junta de Andalucía, que reconoce en los presupuestos de la comunidad para 2012 la cifra de 239.399 empleados públicos, de los cuales 215.609 son funcionarios. Esto significa que algo más del 6% de andaluces en edad de trabajar lo hace para la administración autonómica.

Esta cifra da una idea del tamaño de una administración que no ha dejado de crecer desde que se creara en los años 80 tras la aprobación del Estatuto de autonomía. Primero aumentó su estructura orgánica, creciendo en número de consejerías y, sobre todo, en la cifra de las delegaciones provinciales. Y en segundo lugar, desarrollando una administración paralela que, según denuncian los funcionarios, duplica gasto y funciones que podrían hacer estos últimos.

En estos momentos la Junta tiene 13 consejerías, al frente de las cuales hay 179 altos cargos y donde trabajan un número indeterminado de cargos de libre designación, como asesores y jefes de gabinete. Los sindicatos de funcionarios, a partir de los recursos que han planteado contra la proliferación de órdenes creando estos puestos en la administración, calculan que hay unos 400 puestos «a dedo» de estas características.

Libre designación

Todas las consejerías, salvo Presidencia, disponen de delegaciones en cada provincia. En total, hay 98 delegaciones y 90 delegados provinciales, según consta en el presupuesto. Estos últimos tienen también a su disposición cargos de libre designación. A estos gastos hay que sumar el del mantenimiento de los inmuebles propios que acogen estas delegaciones y el del alquiler de otras.

La mayoría de los funcionarios que trabajan para la Junta lo hacen en educación y sanidad, 98.637 y 84.811 respectivamente, a los que hay que unir los 7.514 que están empleados en la administración de justicia. El resto trabaja en la administración general de la Junta, siendo 24.647 funcionarios y 22.852 laborales. Es decir, hay casi 50.000 personas desarrollando trabajos de administración general.

En total, la Junta dispone de 239.399 empleados públicos, que suponen un coste en gasto de personal de más de casi 9.900 millones de euros, algo más del 30% del total del presupuesto andaluz para el próximo año.

De todos ellos, unos 20.000 están empleados por empresas públicas y la mayoría de ellos están considerados como «enchufados» por los sindicatos de funcionarios y partidos políticos como el PP. Es la llamada «administración paralela» que la Junta de Andalucía ha tratado de hacer fija en la reforma del sector público, también conocida como Ley del «enchufismo» y que ha puesto en pie de guerra a los funcionarios.

Estos 20.000 empleados trabajan en los 118 entes que, según la Consejería de Hacienda y Administración Pública, componen el sector público andaluz. Bien es cierto que la Junta ha reducido el número de empresas públicas y fundaciones, aunque sin despedir a ni un empleado ni alto cargo y con un ahorro mínimo. El gasto de personal de las empresas públicas de la Junta es de 877 millones de euros.

De esta forma, los más de 1.600 trabajadores de la Faffe, según el informe de la Cámara de Cuentas de 2009, se integraron en la agencia del SAE tras la reforma del sector público e hicieron lo mismo en la Agencia de Medio Ambiente y Agua los 5.281 de Egmasa.

Otras empresas públicas que superaban, según ese informe de la Cámara de Cuentas, los mil trabajadores eran Canal Sur Televisión y Veiasa, la empresa pública que se encarga de las ITV.

En los presupuestos de 2012, se señala que el SAE tiene 1.736 empleados, mientras que la Agencia Tributaria Andaluza tiene 646, la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera 1.429 y el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria y Pesquera y alimentación y producción ecológica 823.

Hasta un apartahotel

Estas agencias funcionan como una segunda administración de las consejerías. Así, Medio Ambiente tiene una Agencia de Medio Ambiente y de Agua, Educación dispone de un Ente Público Andaluz de Infraestructuras y Servicios Educativos y Empleo de una Agencia del Servicio Andaluz de Empleo. En total, el sector público andaluz tendrá un coste de algo más de 3.321 millones de euros.

Un vistazo a la lista de entes públicos que reconoce la Junta en su inventario muestra, además, que la administración andaluza cuenta también con un Centro de Formación Integral de Industrias del Ocio en Mijas, consorcios de escuelas de hostelería en Benalmádena, Cádiz e Islantilla; y otra de joyería en Córdoba y otra de madera en Encinas Reales.

Otros entes con un perfil más insólito dentro del sector público andaluz son el Apartahotel Trevenque S.A., Fabricados para la Automoción del Sur y Sierra Nevada Club Agencia de Viajes.

Un detalle que también da una idea de la magnitud de la administración andaluza es el número de vehículos que forma su parque móvil y que supera los 4.500. De ellos, 263 están al servicio de los altos cargos.

Más de 4,2 millones en gasto de móvil

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.