Sevilla

Sevilla

La mujer asesinada en Marchena rechazó vivir en casas de acogida

El agresor, que es su tío y padre de su hija de tres años, tenía una orden de alejamiento

Día 29/12/2011

Compartir

Inmaculada D. R., la joven de 28 años asesinada el martes por su ex pareja, rechazó en dos ocasiones las casas de acogida que los juzgados y la Junta de Andalucía le ofrecieron en 2009 y 2011 para protegerla de Fernando F. G., de 35 años, que finalmente la mató de dos cuchilladas en el cuello el martes pasado en su domicilio de Marchena. Fernando, que es su tío y además el padre de su hija de tres años, vulneró las órdenes de protección que el Juzgado 1 de Marchena le impuso en julio pasado para no acercarse a la víctima a menos de 200 metros de distancia y para no comunicarse con ella.

Fernando asestó el martes por la noche dos cuchilladas mortales en el cuello a su sobrina cuando ésta se encontraba en su domicilio junto su actual pareja, José Luis O. S., de 30 años de edad. La Guardia Civil recibió sobre las nueve de la noche del martes una llamada telefónica de los vecinos advirtiendo del suceso. Al llegar los agentes al domicilio de la víctima, ubicado en la planta segunda del bloque 6 de la calle Maestro Moreno Torroba, en la barriada Senda Ancha de Marchena, el presunto homicida les abrió la puerta con la ropa ensangrentada. Al hallar a Inmaculada ya cadáver, la Guardia Civil procedió al arresto de Fernando F. G., que se encuentra detenido en la Comandancia de Montequinto y tras concluir hoy las primeras investigaciones pasará a disposición judicial.

En el domicilio no se hallaba ni la hija de Inmaculada ni su actual pareja, quien al parecer logró huir del agresor y fue atendido a las 11:00 horas en el Hospital de Osuna por un corte leve en el cuello y dado de alta a la una de la madrugada del miércoles. La niña fue localizada en la casa de unos vecinos por la Guardia Civil, sin que por ahora se sepa si fue testigo del asesinato de su madre o se encontraba fuera en el momento de los hechos.

Según la Guardia Civil, Fernando habría asestado los cortes en el cuello a Inmaculada con un arma blanca, posiblemente un cuchillo de la propia cocina de la víctima. Tras pasar por el Instituto Anatómico Forense y confirmarse que la muerte le sobrevino por las dos cuchilladas en el cuello, el cuerpo de Inmaculada fue trasladado ayer por la mañana al tanatorio municipal.

La consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, lamentó ayer la muerte de esta mujer, que rechazó desde 2004 y hasta 2011 hasta en cinco ocasiones las casas de acogida que se le ofrecieron para garantizar su integridad física por las diferentes denuncias que presentó por violencia de género contra dos parejas anteriores. Según Navarro, Inmaculada estuvo en un centro de emergencia en 2004, 2005 y 2006 por presuntas agresiones de la pareja que tenía entonces y contra la que presentó una denuncia en 2006, denuncia que después retiró, por lo que la causa fue sobreseída. En todos aquellos años, Inmaculada rechazó la casa de acogida que se le ofreció en función del riesgo que ofrecía su caso.

En 2009, cuando ya tenía como pareja a su tío Fernando F. G., presentó una denuncia contra él también por violencia de género. Se le volvió a ofrecer la casa de acogida y volvió a rechazarla. El juez dictó una orden de alejamiento para Fernando y permitió que Inmaculada pudiera cobrar 426 euros mensuales de la Renta Activa de Inserción prevista para mujeres maltratadas.

En 2011, Inmaculada volvió a presentar otra denuncia contra Fernando y nuevamente volvió a rechazar la casa de acogida. En julio pasado, el Juzgado 1 de Marchena dictó órdenes de alejamiento para Fernando T. G y aprobó la Renta Activa de Inserción para Inmaculada, que estaba en terapia grupal psicológica en el Centro de Información Municipal de Marchena, según las mismas fuentes.

Micaela Navarro deja claro que Inmaculada D. R. tuvo a su alcance medidas de protección, pero las rechazó «y nosotros no podíamos mandarla a una casa de acogida en contra de su voluntad». En cuanto al hecho de que Fernando F. G. vulnerara la orden de alejamiento, la consejera señaló que «romper una orden de alejamiento es cuestión de minutos y aún no sabemos si él accedió a la vivienda por la ventana, con su llave o Inmaculada le abrió la puerta».

El suceso ha convulsionado a Marchena, una localidad de 20.000 habitantes, donde la familia de la víctima y del agresor se dedican al negocio de la panadería. De hecho, una hermana del agresor tiene una famosa churrería en la plaza de abastos y una panadería, y va a encarnar al rey mago Melchor en la cabalgata.

El alcalde de Marchena, Juan Antonio Zambrano (PSOE), decretó tres días de luto y la bandera del Consistorio ondea a media asta. El alcalde encabezó ayer una concentración de repulsa a las puertas del Ayuntamiento y pocedió a la lectura de un comunicado tras elque se guardó un minuto de silencio. La escena se repetirá hoy antes del Pleno municipal.

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, instó ayer a las administraciones a sentarse y «buscar nuevos caminos para intentar acabar con esta masacre» que supone la violencia de género. Chamizo se pregunta por qué las leyes actuales «no han sido capaces de frenar todas esas muertes».

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.