Andalucía

Andalucía

La Junta no acepta el resultado de las elecciones de los funcionarios

Compartir

CSIF anuncia medidas legales y critica que no se quiera admitir el varapalo a UGT y CC.OO.

Día 12/01/2012

Tres meses después de que concluyeran las elecciones sindicales que afectaban a los funcionarios de la Administración General andaluza (consejería y delegaciones provinciales), la Junta mantiene su rechazo a trasladar el resultado de los comicios a la mesa sectorial de negociación. CSIF anunció ayer medidas legales y acusó al Ejecutivo andaluz de no querer admitir las derrotas de UGT y CC.OO. a consecuencia del apoyo de ambas centrales a la denominada «ley del enchufismo». Otro sindicato, Safja, reclamó también que se renovar la mesa sectorial.

Alicia Martos, responsable del área de la Función Pública de CSIF, recordó ayer que tras las elecciones sindicales celebradas el pasado año en la Junta de Andalucía, UGT y CC.OO. perdieron la representación que tenían en este ámbito al no alcanzar el porcentaje mínimo legal.

La normativa, señaló, especifica que después de la celebración de los comicios se tiene que actualizar, en función de los resultados, el órgano de representación de los trabajadores. En principio, aseguró Alicia Martos, la Ley Orgánica de Libertad Sindical permitió que en el año 1985 tanto UGT como CC.OO. se «blindaran» hasta el punto de que pueden estar presente en todas las mesas de negociación, con voz pero sin voto, aun careciendo de respaldo electoral. Sin embargo, ambas centrales sindicales mantienen intacta su presencia en la mesa sectorial con todas las prerrogativas y con la anuencia de la Junta.

Negativa

CSIF, indicó ABC Alicia Martos, trató ayer de modificar esta situación y lo solicitó a la directora general de Administración Pública, Isabel Mayo, y ésta alegó que no estaba previsto por el momento. «Ahí siguen UGT y CC.OO. como ni hubiera pasado nada, como si no se hubieran celebrado elecciones», resaltó Martos.

Oficialmente los tres sindicatos con capacidad de decisión en la mesa sectorial serían Safja, CSIF y Ustea, aunque en la práctica UGT y CC.OO. mantienen inalterables sus derechos anteriores. «Tenemos constancia de que la Consejería de Empleo ha certificado los resultados electorales que afectaron a los funcionarios, y pese a la exigencia de CSIF y de Safja de que se constituya el nuevo órgano de negociación, la directora general se ha negado», resaltó Martos.

«Vamos a adoptar medidas legales porque la ley nos ampara. Creemos —destacó Alicia Martos— que actúan con premeditación y alevosía porque lo que quieren en favorecer a sus sindicatos amigos, a UGT y a CC.OO. Y nosotros lo único que pretendemos es que los funcionarios de la Junta de Andalucía se vean representados por aquellos a quienes han votado. Por eso están indignados porque es de una gravedad total».

La dirigente de CSIF recordó que el proceso electoral culminó en octubre, «y desde entonces hasta ahora no se ha modificado la representatividad de la mesa sectorial. La Junta continúa primando a sus sindicatos amigos porque los números no les son favorables a UGT y a CC.OO». El apoyo que estos dos sindicatos dieron al proceso de reordenación de la Administración andaluza, impulsado por la Junta a través de la denominada «ley del enchufismo», propició que una gran parte de los funcionarios les dieran la espalda, según Martos.

En los comicios del año 2007, UGT obtuvo 40 representantes, CC.OO. 25, Ustea 43, Safja 50 y CSIF 60. En las elecciones del pasado año, en pleno conflicto, Safja logró 105 representantes, CSIF 75, Ustea 41, UGT se quedó con 13 y CC.OO. terminó con dos.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.