Sevilla

Sevilla

Lipasam sigue registrando basuras para multar en el Centro

Los contenedores individuales se mantienen tras 8 meses de Gobierno de Zoido

Día 18/01/2012 - 11.51h

Compartir

Un operario vestido con uniforme azul llega al montón de bolsas de basuras apiladas en la acera de Carlos Cañal el pasado día 10 de enero, las va abriendo y examina escrupulosamente su contenido en busca de documentos que puedan darle la identificación de quien la dejó allí para proceder a multarlo. Desde que Alfredo Sánchez Monteseirín impusiese a los vecinos de la zona centro la fórmula de los contenedores individuales, esta escena es cotidiana para residentes de la calle Zaragoza y aledañas, que sufren una fórmula de recogida de basuras que no funciona, por la que pagan impuestos y además son sancionados en ocasiones a través de una fórmula que dicen «ilegal» pues choca con la Ley de Protección de Datos. Pese a que el alcalde de Sevilla Juan Ignacio Zoido aseguró en campaña electoral que eliminaría los contenedores individuales ocho meses de Gobierno parecen no haber sido suficientes. Lipasam sigue registrando en la basura.

A los edificios y a los comercios se les prestaron contenedores pequeños con la obligatoriedad de recogerlos a las 9 de la mañana y sacarlos a las 9 de la noche. Pronto surgieron problemas porque no todos los vecinos podían encargarse de esta labor, teniendo en cuenta que la zona cuenta con una población muy envejecida y que el horario no coincide con el de algunos comercios y negocios de la zona.

«A la falta de espacio en los pequeños portales hay que sumar que cada vecino después de pagar sus impuestos de basura tenía, y tiene, que arrastrar el contenedor por la acera y los escalones de su portal y a esas horas concretas que a todo el mundo no les vienen bien», explica Carmen Rodríguez, vecina de la zona que recibió una multa de 160 euros el año pasado por «depositar basura en suelo público» que ella asegura no dejó, después de que el cuerpo de inspectores de Lipasam encontrara en una bolsa en el suelo papeles que la identificaban. «Creo que no hay derecho a que registren, no es falta de civismo, mucha gente tira las bolsas en los mismos sitios donde estaban los contenedores porque en muchos casos no pueden cargarlas hasta otros contenedores como los de la Plaza de Molviedro o la calle Castelar», asegura. Hay gente, incluso, que reparte publicidad para por un módico precio meter y sacar los contenedores de los portales.

Esta residente recurrió la sanción que asciende ya a 500 euros y que se niega a pagar. «Esta es una norma demencial, a los vecinos no nos pueden negar un servicio que nos están cobrando», afirma esta vecina que confiaba en que «problemas como éste se iban a solucionar con la entrada del nuevo gobierno municipal» al que pide «alternativas y soluciones».

Desde la Asociación Torre del Oro, en la vertiente vinculada a la Alfalfa, mantienen que desde que entró el nuevo equipo municipal no hay tantas quejas. «No sé si la gente protesta menos porque se ha cansado, ha aprendido a no dejar papeles en las bolsas o si se están produciendo menos sanciones», expuso José Luis Villalobos. Según señaló, en general la situación de los contenedores individuales sigue igual, de hecho «la gente los utiliza poco desde el principio, dejan las bolsas en las esquinas y a partir de ciertas horas esto es una auténtica cochambre». Apuntó que las expectativas están puestas en el sistema de soterramiento que Zoido dijo que iba a establecer. «Estamos igual que antes, en compás de espera aunque percibimos en los nuevos gobernantes más deseo de agradar y servir», dijo. Desde esa misma asociación vecinal Antonio Fernández comenta que «al bar del Ajolí, en la calle García de Vinuesa, lo sancionaron hace poco más de un mes con una multa de 200 euros porque encontraron documentación suya en bolsas en la calle que podía haber sacado del contenedor cualquiera y esparcirlas por ahí». Según explica Fernández, que se ha encargado de elaborar el recurso, «la multa está impuesta a un local de la calle García de Vinuesa número 2, que ni siquiera existe». Fernández especifica que esta fórmula, recoger documentos de la basura y sancionar, es «ilegal y va contra la Ley de Protección de Datos».

El Ayuntamiento de Sevilla anunció ayer a ABC que hoy inicia una ronda de contactos en los que la delegada del distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro junto a los responsables de Lipasam, se van a reunir con las diferentes asociaciones vecinales del centro para «escuchar de primera mano sus necesidades, su problemática en torno a los diferentes aspectos de la limpieza, recogida y contenedores, para adoptar las medidas necesarias de cara a solucionarlos». En cuanto a las inspecciones fuentes municipales explican que la ordenanza no es nueva y que se está aplicando según procede. En cuanto al soterramiento de los contenedores, en la actualidad, se encuentra en estudio.

Basuras abiertas en pleno centro

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.