Sevilla

Sevilla / MARIO DE JESÚS PÉREZ, CATEDRÁTICO DE COMPUTACIÓN E INTELIGENCIA ARTIFICIAL

«La incorporación de chips al cuerpo será algo habitual dentro de 20 años»

Recién nombrado miembro de la Academia Europea, que reúne a investigadores de élite, entre ellos 38 premios Nobel, Pérez nos explica qué cambios traerán a nuestras vidas los avances en Inteligencia Artificial

Día 21/01/2012 - 22.34h
«La incorporación de chips al cuerpo será algo habitual dentro de 20 años»
KAKO RANGEL

Compartir

—¿Cuál es el nivel de España en Computación e Inteligencia Artificial?

—Está creciendo, pero sin duda no estamos en la Champion League.

—¿En qué división jugamos?

—En segunda división B con posibilidades de promocionar a corto plazo.

—¿Qué está fallando?

—La financiación de la investigación. Hay que triplicar los presupuestos para investigación, pero no para ser competitivos ahora, sino para lograr resultados a medio y largo plazo. A corto plazo sale más rentable comprar patentes y demás en lugar de fomentar la investigación.

—¿Nota la generación Logse en los alumnos de la Escuela Superior de Ingeniería Informática?

—Sin duda porque se ha enrasado por debajo. Desde hace años se ha impuesto la cultura del no esfuerzo, del igualitarismo, de la promoción automática... no se estimula la excelencia. Afortunadamente ahora parece que se está cuidando a personas con especial talento, hasta ahora consideradas bichos raros y postergadas.

—¿Cuál es el objetivo de la Computación e Inteligencia Artificial (IA)?

—Es una disciplina que usa muchas ramas del conocimiento —biología molecular y celular, física, informática, psicología... — y consiste en el desarrollo de software capaz de reproducir de manera automática procesos considerados como inteligentes: jugar al ajedrez, hacer ciertos razonamientos ante determinadas situaciones, percibir la globalidad...

—¿Podrán las máquinas pensar como los humanos? ¿Un chip podrá funcionar como las 100.000 millones de neuronas de un humano?

—Soy tremendamente escéptico. Para reproducir el comportamiento básico del cerebro se necesitarán chips con elementos convencionales electrónicos y otros soportes físicos basados en moléculas de ADN o células bacterianas. La creación de un cerebro artificial es una aspiración del hombre. No sé si las máquinas llegarán a pesar como los humanos, pero no me extrañaría que su nivel de inteligencia se aproxime en cierto sentido. La existencia de máquinas autónomas, capaces de pensar y decidir por si mismas, está a la vuelta de la esquina. Esas máquinas podrán pensar por si mismas pero siempre habrá un cordón umbilical con los humanos, quienes tomarán medidas para destruirlas total o parcialmente cuando las máquinas se sientan indefensas ante ciertos ataques de un humano.

—¿Y podrán sentir las máquinas como los humanos?

—Bueno... eso es muy complicado. El sentimiento es algo cualitativo, pero creo que las máquinas sí podrían tener percepción de sentimientos.

—¿Tendrán pensamientos abstractos o ser creativas?

—Hay programas que ya razonan automáticamente y demuestran teoremas. Existen robots que escriben cuentos, hacen composiciones musicales al estilo de Mozart, Beethoven, mezclando Liszt y Chopin... En 2002,a través de un programa de razonamiento, Moore demostró un problema no resuelto desde 1930.

—¿Qué le sugiere los filmes «Inteligencia Artificial» o el «Yo, Robot»?

—Son interesantes como divulgadoras de la problemática de la IA.

—¿Veremos «replicantes» o androides como los de «Blade Runner»?

—Yo ya estoy curado de espanto. No diré yo que eso no podrá ser. En la ciencia es muy complicado demostrar respuestas negativas.

—Todas esas películas tienen tras de si un planteamiento filosófico acerca del futuro del hombre y sus relaciones con las máquinas.

—Sin lugar a dudas porque el nivel de sensibilidad de las máquinas irá aumentando. Nos pondrá los pelos de punta ver que una máquina se pone triste o emite algo que puede ser interpretado como sonrisa.

—También se plantea el peligro de que los avances en Computación e IA acaben en manos «enemigas».

—En la ciencia hay un problema teórico abierto desde 1971 por Stephen Cook y si se resuelve en un cierto sentido se podrá diseñar un decodificador universal. Aquel que disponga de un decodificador universal podrá disponer de la información absoluta, es decir, el poder absoluto porque permitirá acceder de forma instantánea a toda la información sensible que está codificada, encriptada. Todo el mundo cree que no será posible crear un decodificador universal, pero ¿y si la respuesta es la contraria?

—¿Se están cumpliendo las expectativas en Computación y la IA?

—En unos aspectos se va más rápido de lo esperado y en otros más lento. En 2003 se pensó que una máquina molecular basada en ADN, en lugar de chips electrónicos, era inminente y todavía no ha llegado.

—¿Qué avances vaticina en un plazo de cuarenta años?

—Ya me gustaría a mi saberlo, pero habrá sorpresas de todo tipo. Algunos científicos relevantes dicen que dentro de cuarenta años la esperanza de vida pasará a los 130 con los avances en la biología a través del proyecto del genoma humano. Eso representaría cambios terribles.

—¿Cuáles son los principales retos de la IA y la Computación?

—El siglo XX ha sido el siglo de la informática y el XXI será de la biología molecular. El mayor reto será el diseño de máquinas que se parezcan cada vez más a un humano. Además, será interesante ver cómo se reutilizan inventos en otro contexto. Me refiero, por ejemplo, al uso de las tarjetas gráficas de los videojuegos. Ahora se están usando como dispositivos para acelerar los cálculos, para hacer computación paralela, algo que era impensable hace diez años.

—Imagino que la nanotecnología será decisiva en la IA. ¿Llevaremos chips en nuestros cuerpos?

—Sí, dentro de 20 años la incorporación de chips en el cuerpo para distintos fines será algo habitual.

—Todos los avances en Inteligencia Artificial nos dejará más tiempo para el ocio. Eso nos lleva al tema del desempleo.

—Ese problema ya se planteó cuando apareció la rueda. Si optimizamos los recursos naturales, todos esos avances científicos deben potenciar una mejora de la calidad de vida.

Un científico muy sentimental

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.