Sevilla

Sevilla

Sevilla / en nombre propio...

Ricardo Pumar: «Jugar limpio en los negocios tiene recompensa a largo plazo»

El presidente de una de las pocas empresas andaluzas cotizadas y una de de las pocas inmobiliarias con beneficios (7,7 millones de euros en 2010) defiende la ética empresarial, tan denostada en la época del pelotazo

Día 05/02/2012 - 17.31h

Compartir

—¿Por qué las empresas andaluzas apenas salen a Bolsa?

—Cuando las empresas cotizan en Bolsa pretenden normalmente acudir a una fuente de financiación distinta a la bancaria, pero la financiación vía mercados sólo la consiguen unas pocas empresas. También es verdad que hay poca cultura de capitalismo en masa. Con independencia de ello es bueno estar en Bolsa porque te exige rigor y transparencia. Tienes muchas obligaciones pero merece la pena y a largo plazo es bueno.

—¿El tamaño importa para competir en el sector inmobiliario?

—El secreto es la rentabilidad. No hay que crecer por crecer. Este mercado te exige conocer muy bien el territorio y la idiosincrasia de la población. Ahora estamos en Andalucía y organizándonos en Madrid, donde tenemos promociones.

—Otras inmobiliarios salieron a Rumanía, Polonia, Bulgaria y Portugal para comprar terrenos y expandirse. ¿No tuvisteis tentaciones?

—Tuvimos ofertas para comprar allí, pero finalmente preferimos trabajar donde conocemos bien el terreno. Nosotros estuvimos en Portugal tres años con un socio, pero no compramos porque ningún proyecto entraba dentro de nuestros parámetros.

—Insur es una de las pocas inmobiliarias cotizadas que en plena crisis arroja beneficios, cuando las demás luchan por su supervivencia o se han dado el batacazo. ¿Cómo habéis crecido sin estrellaros?

—Las crisis inmobiliarias son profundas y largas. Cuando el sector se para, se frena en seco y hay que estar bien pertrechado con ingresos recurrentes y tener la menor deuda posible. El éxito de Insur ha sido tener un equilibrio entre la actividad de arrendamiento y la promotora. En lugar de hacer mas promociones preferimos en su día promover edificios terciarios destinados a arrendamientos gracias a los beneficios no distribuidos. Además es importante que gran parte de la propiedad participe en la gestión, porque ha dado estabilidad al accionariado de Insur.

—Digamos que a Inmobiliaria del Sur le ha salvado ser rentista.

—El término rentista está mal visto. El tema de los alquileres y la gestión del patrimonio inmobiliario es complejo. Tener patrimonio sano, sin deuda, cuesta mucho tiempo. Se puede tener una actividad patrimonial importante, pero si eso lo has constituido con deuda, no te sirve para hacer frente a las crisis inmobiliarias.

—¿Os está afectando también la falta de financiación bancaria?

—Estamos obteniendo financiación bancaria para VPO y promociones en suelos nuestros, pero no para comprar suelo que no sea del banco.

—Si Insur va de fábula, ¿por qué su cotización está a tan sólo 6 euros cuando llegó a estar en 80 euros?

—Los mercados sobrerreaccionan para lo bueno y para lo malo. Cuando la acción estaba a más de 80 euros estaba sobrevalorada, pero es que ahora está infravalorada. Eso refleja la situación que vive la economía española: poca liquidez, poca financiación bancaria y los inversionistas huyendo del sector inmobiliario.

—Con la experiencia de 67 años que tiene Insur, ¿cuánto cree que durará la crisis inmobiliaria?

—Llevamos cuatro años y medio de crisis y pensamos que si en España se produce ese proceso de ajuste de la economía, en dos o tres años podemos estar saliendo de la crisis.

—Los empresarios se quejan del exceso de normas urbanísticas que no se adaptan a las necesidades.

—Sí. Por ejemplo, en Sevilla se han construido muchas oficinas y ahora tienen una tasa muy alta de desocupación por la destrucción de tejido productivo y al ajuste de las empresas. Con el PGOU actual hay muchísima edificabilidad terciaria, que no tiene sentido en los momentos actuales. Se debería modificar el PGOU para para tener mas usos comerciales o viviendas.

—¿Muchas inmobiliarias sevillanas y andaluzas han caído sólo por querer hacerse ricas a corto plazo?

—Hemos vivido momentos de euforia y había una exageración del sector inmobiliario. Aquí no tenía sentido que se iniciaran 800.000 viviendas al año en España y en Andalucía más de 100.000, muy por encima de la demanda estructural. Sin embargo, el nivel de producción de viviendas ahora en Andalucía es del 10% de lo que se hacía en 2006.

—Su padre y usted presumen de cultura de empresa, de valores, de ética empresarial... Una filosofía difícil de aplicar en la época del pelotazo urbanístico.

—Nuestra filosofía era mirar el largo plazo e íbamos a lo nuestro, sabíamos que era el camino correcto porque ya habíamos vivido otras crisis.

—Dentro de la ética empresarial habláis siempre de «respetar las reglas del juego». Viendo cómo está el patio judicial y la cantidad de promotores y constructores imputados ¿quién ha respetado aquí las reglas del juego?

—No sólo nosotros, hay muchas empresas sevillanas del sector que han respetado las reglas y han jugado limpio, que no es más que cumplir la Ley. Los juzgados están llenos de promotores, pero también de personas de otros sectores. Quizá el sector inmobiliario era más proclive a la corrupción porque una decisión de la Administración puede hacerte millonario.

—Antonio Pardal, un empresario que quiso hacer negocios inmobiliarios con Mercasevilla, aseguró que quien no pasaba por el aro no hacía negocios con la Administración.

—Yo no estoy de acuerdo con él. Nosotros hemos jugado limpio y hemos encontrado la colaboración de la Administración. Hemos tramitado proyectos urbanísticos, clasificaciones de suelo... siempre cumpliendo la Ley y lo hemos conseguido con administraciones del PP y del PSOE.

—¿Jugar limpio en los negocios tiene recompensa a largo plazo?

—Creo que siempre tiene recompensa. Eso es mirar a largo plazo. A nosotros la administración ni ningún político nunca nos ha propuesto algo ilegal, quizá porque saben que nosotros no entramos en ese juego.

—Ahora se van a indultar más de 2.000 viviendas en Andalucía, ¿no cree usted que eso es una forma de premiar las cosas mal hechas?

—Sí. No estoy de acuerdo con eso porque hay que hacer cumplir la ley con todas sus consecuencias.

A velocidad de crucero

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.