Programas

Programas

Aris, el concursante que pagó casi 70.000 euros para entrar en Gran Hermano, sale a la primera

«Mi vida nunca ha sido justa y sigue sin serlo», dijo durante su entrevista con Mercedes Milá

Día 12/04/2012 - 15.39h

Compartir

Donó 69.100 euros a la Cruz Roja para pasar por la casa de Gran Hermano, y lo hizo, dice, por un dramática historia personal marcada por la pérdida de su padre y su hermano a causa del cáncer. No en vano, y a pesar de reunir el dinero necesario para ganar la subasta organizada por Telecinco y acceder al programa, Aristidín no ha conseguido durar en Guadalix más de 7 días.

Su situación familiar, así como el interés generado tras la subasta le convieron en el concursante perfecto, pero su conmovedora historia no ha servido para tapar el mal comportamiento en la casa del adiestrador de perros y que se ha saldado con su expulsión.

Pepe, Mary Joy y Aris eran los tres nominados esta semana en el reality de Telecinco. Tras unos duros enrentamientos durante toda la semana y una actitud, la de Aris, que a la audiencia no le encajó con la impresión inicial, este último tuvo que abandonar la casa de Gran Hermano y dejar una estancia por la que ningún concursante, jamás en la historia del concurso, pagó un solo euro. A él le ha costado casi 70.000.

Sin embargo los momentos duros no acabaron para Aristidín con la expulsión, sino que Mercedes Milá fue, como acostumbra con aquellos concursantes que no dan la talla en el reality, especialmente severa con el joven. Una dura reprimenda, en la que Milá transmitió a Aris su sentimiento de decepción, culminó con el llanto del concursante. «Mi vida nunca ha sido justa y sigue sin serlo», aseguró el adiestrador de perros, aunque aclaró no arrepentirse de su paso por el concurso: «Cambié comprar un piso por Gran Hermano y no me arrepiento».

  • Compartir

publicidad
Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.