Sevilla

Sevilla

Lipasam se modernizará cambiando su flota y su sistema de recogida

Compra 1.500 contenedores de carga lateral e inicia el ambicioso plan para soterrarlos en el casco histórico

Día 21/02/2012

Compartir

Mantener la ciudad limpia fue uno de los compromisos más firmes de Juan Ignacio Zoido durante la campaña electoral. Y, además de aplicar zafarranchos en las zonas más sucias y sanear las cuentas de la empresa municipal de limpieza, el alcalde ha dado ya los primeros pasos para poner en marcha el Plan Director que presentó cuando estaba en la oposición, con el que pretende modernizar Lipasam. Según ha podido confimar este periódico de fuentes de la empresa, en la última comisión ejecutiva se aprobó la adjudicación de 1.500 contenedores metálicos, de 3.200 litros de capacidad, para la recogida lateral, una medida que permite reducir el número de contenedores ampliando su capacidad —los actuales son de 770 litros— y agilizar el trabajo de los operarios, que trabajarán con camiones grúa con mayor periodicidad de recogida. De hecho, según explicó Zoido durante la presentación de su Plan Director a finales del mandato anterior, «un camión de recogida lateral hace el mismo trabajo que seis

camiones actuales» y permite que «se aumente la frecuencia de recogida de una vez a la semana a tres». Las cubas contratadas sustituirán más del 75 por ciento de las existentes. Esta medida era la primera de las que componían el citado Plan Director de Zoido. Pero hay otras, como la renovación de la flota de vehículos y el soterramiento de los contendores del casco histórico.

En el primero de estos dos objetivos ya se han impulsado acciones para analizar el tipo de maquinaria más conveniente. Y según un informe interno de Lipasam que obra en poder de este periódico, las actuales baldeadoras y barredoras tienen una antigüedad superior a seis años de media, lo que hace que tengan una elevada permanencia en los talleres y no se puedan usar. A esto hay que sumar que Sevilla «es la ciudad que tiene menos baldeadoras por kilómetro cuadrado», concretamente 44, de las que sólo seis tienen una antigüedad menor de seis años. Y lo mismo ocurre con las barredoras. Lipasam tiene 35, de las que sólo 17 tienen menos de seis años, que es la edad hasta la que funcionan a pleno rendimiento y sin averías. No obstante, las 17 cumplirán esta edad en 2012. Por todo ello, el Ayuntamiento ha decidido renovar toda la flota y ampliar el número de vehículos para ofrecer «un servicio competitivo y líder del territorio español».

D En cuanto al segundo de los objetivos prioritarios, el del soterramiento de los contenedores del casco histórico, algo que trató de llevar a cabo sin lograrlo el Gobierno de Alfredo Sánchez Monteseirín, los actuales administradores de Lipasam han encargado un estudio para ejecutarlo durante este mandato. El proyecto se está diseñando entre la empresa de limpieza y la Gerencia de Urbanismo desde la premisa de que «sea viable y posea financiación a corto plazo», de manera que de los escasos cinco puntos que hay actualmente en funcionamiento se pasaría a implantar 28. De hecho, Lipasam ya ha mantenido varias reuniones con diversas asociaciones de vecinos para analizar todas las alternativas, ya que lo que se pretende es «reducir el impacto visual en el casco monumental». Para ello «será preciso diseñar otros modelos de recogida de residuos de papel/cartón, vidrio, ropa desechada y aceite usado». No en vano, actualmente se está llevando a cabo una prueba piloto para la recogida del

papel y del cartón puerta a puerta en algunas zonas del centro, como La Campana. Para ello se ha creado una mesa de trabajo que evaluará los resultados en reuniones semanales.

Estos son los principales objetivos que se ha marcado el PP para renovar y modernizar los servicios de limpieza de la ciudad, algo que Zoido considera clave como marca de su gestión. Pero el gerente de la empresa pública, Francisco José Juan, ha iniciado otras líneas de trabajo que están todavía pendientes de financiación. En el citado informe al que ha tenido acceso ABC se mencionan algunos de estos proyectos. El primero de ellos es «la inclusión de vehículos eléctricos insonoros para la limpieza del casco histórico», así como «la incorporación de triciclos eléctricos para el desplazamiento de los operarios de limpieza». Además, se estudia «la aplicación de barridos mecanizados con agua a presión y bajo consumo a medio y largo plazo».

D Pero en todos estos asuntos hay un trasfondo fundamental: el de la financiación. Lipasam asegura que está a punto de cerrar acuerdos para poder sufragar estos cambios cumpliendo otro de los objetivos impuestos por el alcalde: sanear sus cuentas. El nuevo gerente heredó un déficit de 72 millones de euros y una empresa absolutamente inviable con el modelo de gestión que se había venido aplicando, y eso que en los últimos años el responsable del equipo de Monteseirín, Rafael Pineda, había puesto en marcha varias medidas que permitieron reducir el desequilibrio contable que arrastraba la empresa. Ante estos números, se ha tenido que impulsar un plan de viabilidad en el que ya se han aplicado medidas concretas. Una de ellas es la adoptada por la comisión ejecutiva el pasado mes de noviembre de suprimir el Incentivo Voluntario Variable que venía cobrando el personal de dirección y los mandos de la compañía. Con esta acción se reduce un 10 por ciento el capítulo de gasto en personal, lo

que supone un ahorro de 1,3 millones de euros. Y es que la modernización de Lipasam que plantea en nuevo Gobierno municipal parte de la convicción del propio Juan Ignacio Zoido de que se puede aumentar el nivel de limpieza de la ciudad adaptándose a la situación económica actual. Ahora sólo le queda demostrarlo.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.