Andalucía

Andalucía

PSOE e IU estrenan rodillo relegando al PP en el Parlamento

Compartir

Se reparten los puestos de mayor rango y dejan al vencedor de los comicios con la vicepresidencia segunda de la Mesa

Día 20/04/2012

«Hemos ganado a las encuestas pero somos el segundo grupo». Fueron las primeras palabras que dirigió el presidente de la Junta en funciones, José Antonio Griñán, a los diputados electos del PSOE-A en una reunión previa a la constitución del Parlamento andaluz. Pero a la hora de votar la composición de la Mesa de la Cámara, las cuentas fueron otras: la segunda fuerza política, el PSOE, con 47 votos, acaparó prácticamente los mismos puestos que en la pasada legislatura, cuando gozaba de mayoría absoluta. A la hora de la verdad, de segunda fuerza, nada de nada. El veterano Manuel Gracia se hizo con la presidencia con los votos de IU y PSOE —el PP reflejó su malestar votando en blanco—. El PSOE también logró una vicepresidencia, que recayó en Teresa Jiménez, y una Secretaría, que ocupará Remedios Martel.

El PP, vencedor en los comicios autonómicos (50 escaños), tuvo que conformarse con la vicepresidencia segunda, para la diputada malagueña Esperanza Oña, y vio cómo el segundo puesto en discordia, la vicepresidencia primera, se le escapaba en favor de IU (Ignacio García), con 12 escaños. El único consuelo son las dos secretarías (Patricia del Pozo y Manuel González), que suponen una sensible mejora respecto a 2008 cuando tenían un vocal con voz y sin voto. El alcalde de Marinaleda y líder de CUT-BAI, Juan Manuel Sánchez Gordillo, contrario al pacto, se saltó el guion de su grupo y votó a García, recordando que sólo 24 horas antes éste era el candidato del coordinador de IU-CA, Diego Valderas, para presidir la Cámara.

Todo eso quedó en segundo plano ayer. El «rodillo» de PSOE e IU estrenó la novena legislatura, lo que provocó las quejas del flamante portavoz del PP-A, Carlos Rojas. Ambos socios —a expensas de que las bases de IU decidan si el acuerdo es de gobierno o de legislatura— obtuvieron por un pacto programático una presencia institucional en la Cámara por encima de los resultados cosechados en las urnas. Las plusvalías que sacará IU se traducirán también, según el texto firmado, en una reforma de la ley electoral para aumentar los escaños en plena ola de recortes, una demanda histórica de esta coalición.

Gracia, diputado desde la primera legislatura (1982), se estrenó como presidente con un discurso conciliador y trufado de guiños al espíritu autonómico. Emplazó a los diputados a que no se pierdan «en juegos florales alejados de la realidad ni se enfanguen en la bronca y el insulto». Asimismo, dijo que se abordará la creación de las comisiones de investigación y «cualquier otra que nos permita incrementar la confianza de los andaluces en sus instituciones».

La nota discordante la puso Sánchez Gordillo. El líder jornalero, con un pañuelo jordano al cuello, se descolgó con una soflama anticapitalista comprometiéndose a «luchar por subvertir un sistema que produce paro y corrupción».

  • Compartir

publicidad
Comentarios:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.