Andalucía

Andalucía / la trama de los ere continúa subiendo peldaños

La juez Alaya manda a prisión a Antonio Fernández, el exconsejero de Empleo de Griñán

El fiscal anticorrupción ha solicitado además a Antonio Fernández 890 millones de indemnización, mientras la Junta rechaza su encarcelamiento

Día 24/04/2012 - 13.56h
jesús spínola. VÍDEO: ATLAS

Compartir

La juez ha enviado a prisión a Antonio Fernández después de cuatro días de interrogatorio tras la petición del fiscal anticorrupción que así lo solicitó para el exconsejero de Empleo, al que la juez Mercedes Alaya imputa seis delitos por su intervención en el caso de los ERE fraudulentos en la Junta de Andalucía. Ha sido a las 6,45 horas de este martes cuando la magistrada ha notificado al imputado el auto por el que lo envía a prisión, tal y como habían solicitado la Fiscalía Anticorrupción, el PP y el sindicato Manos Limpias. La petición del Ministerio Público ha sido de prisión provisional, comunicada y sin fianza. Pero también que respondiera por las pólizas fraudulentas de 890 millones de euros, por la suma de las pólizas de seis intrusos y de Río Grande. Suman 664 millones más un tercio que se añade en estos casos.

La juez Alaya manda a prisión a Antonio Fernández, el exconsejero de Empleo de Griñán
Juan flores
Mercedes Alaya

El fiscal ha justificado la prisión en la gravedad de los delitos y el riesgo de fuga, unas peticiones a las que se sumaron el PP y Manos Limpias pero de la que se descolgó la Junta de Andalucia. Así la acusación particular de la administración autonómica ha solicitado que el exconsejero comparezca cada semana en el juzgado y una indemnización de 68 millones por las cantidades supuestamente defraudadas y la retirada del pasaporte.

Fernández ha terminado su interrogatorio con un reconocimiento implícito de su culpabilidad en su alegato final a preguntas de la defensa cuando se cuestionó a sí mismo ¿Cómo podría haber evitado esto? Así se lamentó de lo que ha ocurrido «a la vista de los indicios de las ilegalidades» y admitió que quizás en vez de ser un consejero de Empleo impulsor «tenía que haber sido un consejero mas vigilante con la gestión de sus subordinados». «Quizás he sido demasiado confiado», dijo. Su abogado tambien aseguró que él mismo «se tortura y se machaca» por ello.

Además, Fernández dijo que todo el procedimiento no sólo le produce «un profundo pesar» sino que está haciendo un gran daño institucional a la Junta de Andalucia y a la comunidad.

Fernández tiene a sus espaldas graves imputaciones: cuatro delitos continuados de prevaricación, fraude en las subvenciones, malversación, negociación prohibida a los funcionarios y dos delitos de cohecho y falsedad documental. «Usted fue responsable del uso abusivo y descuidado del dinero público», espetó la juez al imputado durante el interrogatorio que estuvo marcado por una gran tensión durante el cual llegó a pedirle que «si no quiere contestar se acoja a su derecho pero asuma su responsabilidad». El rifirrafe entre la magistrada y el exalto cargo se mantuvo durante las más de 200 preguntas sin contar las que le formuló sobre el ERE de González Byass, la bodega jerezana en la que trabajó hasta que entró en política y en cuyo ERE fue incluido. No fueron pocas las veces que la juez ha elevado la voz ya que los gritos han podido escucharse desde fuera.

También ha sido duro el cuestionario del Ministerio Público con dos fiscales anticorrupción preguntando a Fernández y que culminó cuando le formularon la pregunta que resume el procedimiento: « ¿No es cierto que, con la excusa de la paz social, la Junta de Andalucía ideó el sistema para disponer de fondos sin control previo ni posterior para repartirlos en beneficio de unos pocos y en detrimento de otros?». El exconsejero lo negó casi todo defendiendo la legalidad del sistema e incluso refiriendose a un documento de IDEA que, según dijo, había sido avalado por la Intervención de la Junta de Andalucía y avalaba el convenio marco. Pero no aportó prueba documental de ese escrito y también se defendió de las acusaciones acerca de su inclusión en el ERE de González Byass asegurando que no firmó. Fernández aguantó el tipo y solo flaqueó en un par de ocasiones como cuando admitió la inclusión del exdelegado de Asuntos Sociales, Juan Rodriguez Cordobés en el ERE de Calderinox o cuando reconoció las irregularidades existentes en los Expedientes de Regulación de Empleo fraudulentos de Rio Grande o Surcolor.

Fernández es el tercer preso del caso después de que el 10 de marzo ingresara en la cárcel el exdirector general de Trabajo, Francisco Javier Guerrero, y el 21 de marzo su exchófer, Juan Francisco Trujillo. El próximo exalto cargo citado a declarar es el exdelegado de Empleo en Sevilla, Antonio Rivas, para el 26 de julio.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.