Sevilla

Sevilla

Sevilla

Cuando no se llega a fin de mes...

Los consumidores ahorran por donde pueden para no carecer de productos de primera necesidad ni renunciar a ciertos caprichos en detrimento de las empresas que le echan un pulso a la imaginación y la disciplina

Día 06/05/2012 - 21.41h

Compartir

Genio y echar mano de alternativas que pueden aligerarnos el bolsillo sin tener que renunciar a las necesidades más perentorias, incluso a lujos que en otro tiempo considerábamos cotidianos y que están afectando los ingresos de no pocos sectores económicos. Muchas de las prácticas y trucos que vamos a detallar son seguidas al pie de la letra por los consumidores.

La casa

Cerrar los grifos y apagar la luz cuando no hagan falta, ducharse mejor que bañarse, aprovechar el calor residual de la vitrocerámica para cocinar los alimentos y los días de sol para tender en vez de la secadora que deja la ropa arrugada y obliga a coger la plancha, unos de los electrodomésticos que más energía consumen, utilizar la olla exprés que es la manera más eficiente desde el punto de vista energético de cocinar, bajar el fuego cuando el agua o la comida empiece a hervir y tapar las ollas, regar las plantas con el agua sin detergente de fregar el suelo, y apagar totalmente los electrodomésticos, pues la lucecita de «standby» también gasta electricidad.

Cambiar el ropero

Puede transformar todo tipo de prendas de vestir, cortinas y ropa de camilla con imaginación y una buena modista de esas que hacen arreglos y que tanto están proliferando. Ahora venden todo tipo de adornos para cuellos, mangas y botonaduras, que convierten una rebeca negra de diario en una estilosa chaqueta para ir a una fiesta. Los trajes de flamenca tienen multitud de combinaciones para variar de un año a otro con el mismo patrón.

Casamiento

Por 300 euros puede alquilar incluso el traje de novia si tiene la determinación de casarse. Ahí van incluidos el IVA, los arreglos de costura y la limpieza del vestido cuando lo entrega. Ya no son sólo los chaqués de caballeros. Las mujeres también se adaptan a los nuevos tiempos para dejar pasar el día, para algunas, más importantes de su vida. Marisa Daureo, de Dream Novia's, está pensando abrir tiendas por España, desde que hace dos años inauguró su primer establecimiento en Madrid, en plena crisis. Proporciona hasta 110 modelos de todas las tallas por unos precios de alquiler de 300, 500 y 700 euros que incluye el IVA los arreglos y la limpieza posterior. De esta forma las novias pueden ahorrarse entre 1.000 y 3.000 euros que es lo que viene a costar un traje en venta, complementos aparte.

En cuanto al tiempo del que pueden disponer del traje, normalmente, se cifra en unos seis días pues «suelen llevárselo el miércoles y traerlo el lunes después de la ceremonia». En la sastrería Ibáñez, el alquiler de chaqués, que ha sido siempre un servicio habitual indedependientemente de los posibles de cada uno, también ha descendido hasta un 20 por ciento, «prueba de que la gente se casa menos».

Zapatos

Si llevar los zapatos a remendar o echarle unas suelas es algo habitual, ahora se hace casi obligatorio. Además, no son pocos los que ya los adaptan con otros cordones, lazos, o tejidos para cambiarle la «cara».

La tintorería

Si no le llega el dinero para la tintorería, no olvide que hay prendas que se pueden meter en frío en la lavadora, en la bañera o en una palangana con un suave detergente líquido. De eso saben nuestras abuelas que limpiaban los cuellos y puños de las chaquetas de sus maridos con un trapo blanco impregnado en agua y amoniaco. Si luego las cuelga de una percha para que goteen necesitarán menos plancha. No son pocas las familias que recurren a esta fórmula para ahorarse unos euros. En Tintorería Olimpia una firma tradicional de Sevilla así lo certifican. Su encargado, Pablo Iribarren, lamenta que las ventas hayan bajado hasta un 60 por ciento, y no solo por prendas de uso doméstico sino también del sector de la restauración. La presidenta de la Asociación Provincial de Tintorerias y Lavanderías de Sevilla, Marta González, incide en que desde el pasado mes de diciembre las ventas han ido en picado. Menos clientes y menos ropa, hasta el punto de bajar la facturación un 30 por ciento y provocar el cierre de negocios que ella estima en un 10 por ciento.

El pelo

A menos que necesite un buen corte de pelo, hay en el mercado todo tipo de tintes y secadores que alisan y ondulan y que pueden ahorrarle un dinero.

En las peluquerias, el bullicio de antaño y el soniquete de los secadores, se ha mitigado. Las planchas del pelo, los rizadores y los tintes dan para arreglarse en casa. Por no decir las posibilidades que ofrecen las tiendas de los chinos.

Eso es lo que confirma Rosa Domíguez, que tiene una tienda de productos de peluquería en la calle Evangelista. «A la gente le da igual —dice— que los productos tengan controles sanitarios. Se van a lo barato». Sin embargo, desde la Asociacion de Artesanos Peluqueros de Sevilla, su presidente, José Antonio Moreno, señala que en los salones de peluquería habria que diferenciar entre salones de paso y salones tradicionalistas. «A los primeros les puede afectar más por el hecho de que sus clientes son más circulantes, mientras que los segundos con la campaña de fidelidad de muchos años soportan mejor los ciclos económicos». Agrega que los clientes «sí retrasan su paso por los salones y eligen servicion más económicos».

«Desde nuestro punto de vista —termina el presidente de la asociación— la formacion será pieza fundamental para salir hacia delante y servir de ayuda a las diferentes administraciones públicas en nuestro compromiso de buenas practicas».

Perder peso

Si un médico le ha prescrito un determiando ejercicio no hay nada más que hablar. Pero sí quiere perder peso o simplemente mantenerse en forma no hay nada más sano y barato que andar cada día una media hora a paso ligerito «como el que va a perder el autobús», dicen algunos facultativos.

Para ahorrar gasolina

Arranque el coche sin pisar el acelerador. Apáguelo cuando vaya a estar más de un minuto parado, no baje la ventanilla a velocidades altas, ni lo cargue en exceso. Utilizar marchas largas también consume poco y cambiarlas a pocas revoluciones. La velocidad tiene que ser moderada y constante y es mejor dejar que el coche vaya perdiendo velocidad en vez de pisar el freno.

Los libros

En un libro de estudio o de consulta que no queramos conservar algunos se ahorran más del 50%. Cada día es más frecuente fotocopiarlos y encuadernarlos luego con un simple gusanillo y sus tapas de plastico. Así, un ejemplar que cueste 35 euros puede salirnos por 13 euros. Incluso hay establecimientos que tienen los libros en pdf con lo que se evita fotocopiarlos.

La compra de cada día

Llevar siempre bolsas a mano es una buena medida para no tener que pagarlas en la caja del súper, y adquirir marcas blancas. Da mucho resultado hacer antes de salir de casa una lista con lo que realmente se necesita por si luego falla la memoria.

Mudarse de casa

El dinero que cuesta una mudanza con toda las garantías ya no es problema. Cualquiera que tenga una furgonetilla sustituye al capitoné, camión enguatado, con operarios expertos provistos de carruchas y elevadores. También optan muchos usuarios por llevar poco a poco los enseres en coche. En mudanzas Lorenzana también certifican la crisis. Los servicios de mudanzas han bajado un 40 por ciento, aseguran fuentes de esta empresa veterana en el sector «y las furgonetillas que siempre nos han hecho la competencia desleal ahora se están forrando». En la Asociación Sevillana de Empresas de Mudanzas y Guardamuebles su presidente, Juan Manuel Rubio, destaca que en general los servicios a particulares han bajado un 60 por ciento, a las empresas, un 30 por ciento y a la Administración, un 15 por ciento y agrega que ésta paga y bien, en contraposición a la morosidad que mantiene con otros sectores. Toda esta situación se está detectando desde 2009, fecha en la que empezaron las pérdidas, las cuales las cifra Rubio en toda Andalucía en unos cinco millones de euros al año. En Sevilla, las pérdidas anuales llegan a 1.300.000 euros. Y es que una mudanza por muy fácil que sea —tres dormitorios, con calles accesibles y alturas normales— cuesta unos 1.200 euros, aunque los precios han bajado —hasta 800— en proporción inversa a la competencia desleal. «Ahora no solo tenemos que luchar contra la comptencia de las furgonetas que dan portes —afirma— sino también contra empresas que tienen a la plantilla sin dar de alta»

Desayunar en casa

Por los dos euros más o menos que cuesta desayunar en la calle en casa se le puede sacar más partido a ese dinero. El presidente de la Asociación de Hosteleros, Pedro Sánchez Cuerda, destaca el descenso de los desayunos en los bares sevillanos y la tendencia del tapeo por la comida de mesa y mantel, hasta el punto de que muchos restaurantes han cambiado de hábito y han dejado una zona reservada a las tapitas. También cita la caída de los bares de copas y discotecas.

Dormir en un albergue

El movimiento de reservas y cancelaciones en los hoteles no para. El gerente de la asociación de Hoteleros de Sevilla, Santiago Padilla, refiere que por un euro «la gente cancela dentro del plazo establecido las reservas y mira mucho por las ofertas». Apunta que los albergues privados están sirviendo para recibir esa demanda que antes optaba por los hoteles.

Transportes

Muchas familias que tienen que ir al mismo sitio o llevar a los niños al mismos colegio se alternan cada semana y aprovechan el mismo viaje en el mismo coche.

Viajes

Aunque el coche es más cómodo también es más caro. Hoy día un hombre o una mujer joven puede ser pensionista y tener bonificaciones a la hora, por ejemplo, de coger el autobús. Los que van a la playa no lo dudan, porque además se ahorran de buscar el tan demandado aparcamiento.

Taxis

La crisis, la proliferación de carriles bici y la mejora de los transportes públicos tienen al taxi en la UCI. Enrique Filgueras, presidente de Solidaridad del Taxi, ve el futuro negro porque «ya nos hemos quedado para esas personas mayores que vienen de cobrar la paga y les da miedo ir por la calle». «¡Ah!, y eso de que se monatn en un taxi tres o cuatro, nada de nada. Va uno solo como en los coches particulaes».

Alimentos

No crea que por barato, o por menos caro, un alimento es menos nutritivo y protéico. La crisis ha ayudado en parte a volver a la dieta mediterránea de toda la vida. A los guisos, pucheros, frutas, a la masa de croquetas hecha en casa y a una serie de hábitos que llevan tiempo pero que cuesta menos que la comida basura, y además no engordan.

Seguros

El sector no da estadísticas porque no las tiene, dicen en la patronal, Unespa. Dependen de otro organismo para obtenerlas y además llegan tarde. Pero sí afirma que están bajando las primas y que las coberturas que no son esenciales se anulan. Así, en el seguro del coche se quedan con el obligatorio y el que lo tenía a todo riesgo con daños en lunas, robo e incendio. Las carteras de seguros de hogar también están adelgazando y en definitiva «se nota bastante en todos los ramos», dicen fuentes del sector. Para colmo, agregan que las ventas por internet les están haciendo la competencia, igual que los bancos, que están ofertando también seguros.

El entierro

Se está dejando de pagar lo que se llama «los muertos», es decir, la poliza de decesos. El que venga detrás que arree dirá quien no tenga para llegar a fin de mes. Una conocida compañía de seguros ha dicho a ABC que entre 2007 y 2011 el incremento de anulaciones imputable a causas económicas se ha multiplicado por dos en Andalucía sobre una cartera de 470.000 clientes. «Saben —señalan— que un entierro es caro y que la carga se le echan a los familiares, pero no tienen más remedio».

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.