Andalucía

Andalucía

La Junta ocultó que Griñán desvió seis millones de euros a Invercaria

Siendo consejero de Economía dotó de más dinero a la sociedad de la Junta que dio préstamos irregulares a empresas mediante el mismo método que los ERE

Día 14/05/2012 - 07.14h

Compartir

Un documento pone en un serio aprieto al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, al vincularlo con el caso Invercaria. Se trata de una modificación presupuestaria autorizada por él en 2005, siendo consejero andaluz de Economía y Hacienda, por la que aumentó en 6 millones de euros el dinero asignado a la empresa pública de capital riesgo Invercaria a través del Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), que es el germen de la actual agencia IDEA. Éste es el mismo método, cuestionado por la Intervención de la Junta, que utilizaba la Consejería de Empleo para eludir los filtros legales a la hora de subvencionar despidos en expedientes de regulación de empleo (ERE) donde se colaron a falsos prejubilados y repartir ayudas directas a círculos empresariales próximos al PSOE y a la Junta.

Lo más grave es que la citada modificación presupuestaria para aumentar los fondos de Invercaria no ha llegado a manos de la juez del caso de los ERE, Mercedes Alaya, por parte del Gobierno andaluz, a pesar de habérselo exigido expresamente. Con lo cual, el PP-A denuncia que ha habido una ocultación del mismo.

Mediante esta modificación, que fue aprobada por el Consejo de Gobierno el 29 de noviembre de 2005, Griñán avaló el traspaso de 6 millones de euros para inyectar más fondos públicos a Invercaria, a una partida rebautizada por el PP como el «segundo fondo de reptiles». El documento, al que ha tenido acceso ABC, tiene la particularidad de relacionar por primera vez a Griñán con el fondo de Invercaria, que concedió préstamos irregulares a empresas.

El dinero desviado al IFA, que actuaba como entidad pagadora de los polémicos préstamos y créditos participativos en empresas, estaba reservado inicialmente a otras tres partidas: 5,18 millones salieron del fondo asignado a «Centros y proyectos de emprendedores», 449.209,50 euros provenían de «Innovaciones tecnológicas» y, por último, se quitaron 370.790,50 euros previstos para «Préstamos a largo plazo». Con esta operación contable se dotó de 998,31 millones de pesetas más a Invercaria, empresa creada en 2005 y que dependía de la Consejería de Innovación, en manos del parlamentario andaluz Francisco Vallejo. El sistema era un calco al los ERE fraudulentos, el macroproceso que investiga la juez de instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya. Al igual que en este caso, el actual presidente andaluz autorizó durante su etapa como consejero de Economía «transferencias de financiación» a la agencia IDEA para el fondo para empresas en crisis, pese a los reparos de la Intervención General.

Otras consejerías

El expediente, firmado por Griñán con fecha del 17 de noviembre de 2005, refuerza la tesis trazada en octubre por Alaya de que otras consejerías del Gobierno andaluz utilizaron las «transferencias de financiación» a través del IFA o IDEA para dar ayudas a empresas con el fin de eludir la Ley andaluza de Hacienda Pública y los mecanismos de fiscalización administrativos, según denunció la Guardia Civil. La magistrada, que suele avanzar sus próximos pasos judiciales en sus escritos, requirió a la Junta en un auto a finales de octubre todas las ayudas a empresas concedidas por el mismo procedimiento. Citó expresamente a tres: Innovación, Agricultura y Pesca, y Turismo. En autos posteriores ha apuntado directamente a la cúpula del Ejecutivo, concretamente a Griñán y a su antecesor, Manuel Chaves, dando así un giro de consecuencias imprevisibles al caso de los ERE, al sospechar que fue en estas altas instancias donde se ideó un sistema «institucionalizado» para beneficiar a empresarios próximos al poder.

La modificación presupuestaria va acompañada de una exposición que justifica la operación vagamente y sin entrar en detalles. Argumenta que se pretende con ello «aumentar los recursos financieros de la empresa pública (IFA) para reforzar el mercado regional de capital riesgo a través de Invercaria», perteneciente a la propia agencia. «Para ello, se desdotan créditos que, por diferentes circunstancias, no podrán ser ejecutados en este ejercicios».

La operación debió avalarla la Intervención, según especifica. Paradójicamente, este órgano fiscalizador, a las órdenes de Griñán, analizó el fondo y realizó informes desde 2005 con objeciones en términos muy contundentes, aunque no emitió un informe de actuación que habría alertado del menoscabo de fondos públicos.

Un revelador informe de la Cámara de Cuentas, que fiscalizó los gastos de Invercaria en 2009, desveló la concesión discrecional de préstamos millonarios a empresas, pagos sin justificar con Visa, e irregularidades en la contratación del personal.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.