Andalucía

Andalucía

Sospechan que el ex alcalde de Casares recibió inmuebles como pago

Los investigadores consideran que se usaron propiedades para blanquear dinero

Día 16/05/2012 - 07.32h
EEF/ CARLOS DÍAZ

Compartir

La investigación al exalcalde de Casares, Juan Sánchez, y su esposa, María Luisa Calvente, ha reveleado un «desproporcionado» incremento patrimonial que se achaca a los supuestos cohechos que presuntamente recibió el histórico dirigente de IU para favorecer los intereses urbanísticos y blanqueo de capitales de la mafia rusa en la zona. Un caso que en las últimas horas ha arrojado a su quinto detenido y que revela un complicado entramado societario con más inversiones inmobiliarias sospechosas en la Costa del Sol y otros puntos del país.

Fuentes consultadas por ABC precisaron que Sánchez y su mujer, María Luisa Calvente, son propietarios de al menos cinco inmuebles —de los que tres son viviendas—, poseen una considerable suma de dinero en diversas cuentas y disponen de coches de alta gama. Un patrimonio que los investigadores consideran desmesurado para los ingresos de la pareja y que achacan a los cohechos que el exalcalde, que en la actualidad ejercía de edil de edil de de Relaciones Institucionales, Cooperación y Vivienda en el Consistorio, y que también había presidido la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, habría recibido de la mafia rusa. Estas propiedades estarían a nombre de familiares para no levantar sospechas.

La organización delictiva «Kremlyoscaya» hizo de este municipio costasoleño de 5.300 habitantes un sitio para blanquear su dinero procedente de actividades ilícitas tan diversas como el tráfico de drogas o armas o el contrabando de vodka. El caso destapado hasta ahora es el de la urbanización Majestic, que da nombre a la operación que el lunes iniciaron la unidad de Delitos Urbanísticos y del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y la Udyco Costa del Sol. Un complejo de viviendas unifamiliares situado a la entrada del municipio y a unos escasos 500 metros de la playa que comenzó a erigirse en pleno «boom» inmobiliario y que en la actualidad tiene zonas a medio construir. El Consistorio supuestamente aprobó en 2004 la adjudicación de obras sin concurso y la enajenación de tres fincas públicas sin la correspondiente subasta a la promotora Majestic Construction and Development. Según los cálculos efectuados en aquellas fechas por el PSOE, que denunció este acuerdo, se habría producido un fraude al patrimonio público equivalente a 3,3 millones de euros, al tasarse el metro cuadrado de techo por un valor cinco veces por debajo del real para este sector del municipio.

Una red de sociedades

Los investigadores consideran al exregidor un peón de esta organización criminal con más intereses en la zona. La promotora beneficiaria del convenio cuenta como administrador único a Robert Gaspar, considerado el hombre fuerte en Málaga de Ricardo Fanchini, un capo encarcelado en EEUU.

El nombre de Gaspar aparece en al menos seis sociedades con intereses inmobiliarios y de medios de comunicación en la zona y otros municipios. Mijas es uno de ellos. Esta localidad está íntimamente relacionada con otro nombre que se descubre del análisis del entramado societario: Robert Mani. Éste estaba al frente de la empresa Carrera Entertainment Corporation, agraciada por una sospechosa adjudicación de la explotación del hipódromo de Mijas y que motivo que el exalcalde socialista Antonio Maldonado denunciara a su sucesor y compañero de partido Agustín Moreno. La sociedad de Mani, que participa del accionariado de muchas más compañías, «absorbió» a la empresa explotadora del hipódromo de Dos Hermanas (Sevilla) quedándose en exclusiva con las apuestas externas de Andalucía sin haber participado en concurso alguno para ello. El hipódromo mijeño pasó posteriormente a ser dirigido Seabreeze Productions España para la organización de conciertos.

Gaspar tiene también intereses en otras siete sociedades con sede en el extranjero, pero sus vinculaciones con la «operación Majestic» van más allá. Anne Chahbazian, detenida el lunes por blanqueo y conocida como «La rusa», es su familiar y también aparece como administradora o socia de un buen número de empresas. Tiene casi 80 años.

La anciana está acusada de alzamiento de bienes, relación con organización criminal y blanqueo de capitales. Este mismo cargo se imputa al último arrestado conocido, E. L. G., una «pieza menor» considerado un testaferro. El abogado Rafael García, que quedó en libertad con cargos, también forma parte de casi una decena de sociedades participadas por Mani y Gaspar.

  • Compartir

publicidad
Comentarios:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.