Sevilla

Contrarios al rascacielos aportan 20 infracciones en las licencias

Día 15/06/2012 - 07.44h
Temas relacionados

Critican la actuación del Ayuntamiento y solicitan a Urbanismo que verifique las obras

La Plataforma Túmbala y el Grupo Manifiesto, que agrupan a las entidades y ciudadanos opuestos a la construcción de la Torre Pelli, aportaron ayer un inventario de veinte supuestas infracciones urbanísticas de las licencias del rascacielos, «símbolo del vandalismo contra Sevilla y su paisaje histórico», tal y como lo considera el catedrático de Antropología, Isidoro Moreno, en rueda de prensa.

Durante la misma, se dio lectura a un comunicado en el que criticaron la actuación del actual Gobierno municipal, con el alcalde Juan Ignacio Zoido a la cabeza, calificando de «más que decepcionante» su primer año de gobierno, toda vez que, según señalaron, «prometió que revisaría escrupulosamente las licencias de la torre y no lo ha hecho». «Cuando Zoido tomó posesión, la torre aún no había emergido y hoy va por la planta 29», indicaron. Piensan, además, que el alcalde se muestra «asustado porque un reconocimiento de las irregularidades en las licencias -concedidas por el anterior grupo de gobierno municipal-podría dejarlo solo ante las indemnizaciones».

Sobre estas licencias, y con dos recursos interpuestos ante los tribunales, indican que «de estas veinte infracciones, al menos tres han sido reconocidas en informe oficial por la Consejería de Obras Públicas». Una de estas tres, según señalaron los miembros de la plataforma que allí se encontraban -los arquitectos Fernando Mendoza y José García Tapial; el catedrático Isidoro Moreno; el abogado Ángel Tarancón y la profesora de Antropología Esther Fernández de Paz-, apunta directamente al Edificio Podio, no sólo al rascacielos. «El artículo 9 del Plan Especial de Reforma Interior del ARI-DT-10 Puerto Triana, redactado por el Ayuntamiento para dar cobertura legal a la torre, prohíbe expresamente que ningún cuerpo edificado en esa zona tenga una longitud superior a los 250 metros, mientras que una de las fachadas del Edificio Podio mide 296 y la otra 318». Por este motivo, el pasado miércoles emitieron un escrito a la Gerencia de Urbanismo para que comprobara la longitud de los citados edificios.

La plataforma ve «similitudes» con lo ocurrido con la biblioteca del Prado, ya que ambas obras se construyen sobre una zona considerada como «verde», que no puede ser modificada según el Tribunal Supremo. La única diferencia que encuentran es que en el caso de la biblioteca era una institución pública -la Universidad de Sevilla- la promotora y, con la Torre Pelli, una privada.

Con respecto a la actitud de Zoido, critican que «ha evitado que la ilegalidad de las licencias se dirima en los tribunales». En cuanto a las consecuencias que tendrá la pérdida de la condición de Patrimonio Mundial, estiman que actualmente el 30% del turismo cultural viene por esta declaración, un porcentaje que se perdería.

Las lecturas contra el rascacielos

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.