Andalucía

Andalucía

Las diez claves de los recortes de la Junta

Todo lo que debes saber sobre el Plan Económico Financiero de Reequilibrio 2012-2014 planteado por el Gobierno andaluz

Día 27/06/2012 - 19.14h

Compartir

Los recortes de la Junta de Andalucía, contemplados en el Plan Económico Financiero de Reequilibrio 2012-2014, han sido diseñados por el Gobierno andaluz para cumplir con el objetivo de déficit y ahorrar así unos 2.500 millones de euros para este ejercicio. Unos recortes que están provocando que empleados públicos y sindicatos salgan a la calle todas las semanas, desde que se anunciara el plan, contra lo que consideran una «pérdida de los derechos conseguidos durante los años de democracia». Francisco Iglesias, secretario de Acción Sindical de CSIF, revela las claves de cómo afectarán dichos recortes tanto a los empleados públicos como al resto de ciudadanos andaluces.

1. ¿Cómo afectarán los recortes a los funcionarios?

Todos los empleados públicos -funcionarios, laborales y estatutarios- verán reducidas sus retribuciones entres un 5 y un 8 por ciento, dependiendo del sector al que pertenezca; a lo que habría que sumar los recortes ya planteados en 2010 y la pérdida de poder adquisitivo desde el año 2009. Esto supone en total una pérdida de poder adquisitivo de más del 21 por ciento, de media. Por otro lado, los empleados públicos verán incrementada su jornada laboral en 2,5 horas semanales. Los funcionarios interinos y eventuales verán disminuidas sus retribuciones un 10 por ciento y su jornada laboral en la misma cuantía, lo que significa un incremento en la carga de trabajo para los profesionales fijos. A los empleados públicos de la Administración General se les suprimirá: la ayuda de Acción social por hijo, guardería, etc.; también los premios de jubilación, días de vacaciones y días de libre disposicon. En palabras de Francisco Iglesias, «todo esto se traduce en un recorte de los derechos logrados por los trabajadores en los últimos años».

2. ¿Cómo afectarán a los opositores?

En el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no hay en la actualidad ningún proceso selectivo abierto, ni se espera que se vaya a convocar. El plan de recortes de la Junta de Andalucía suprime directamente las vacantes que existen en la Administración, bloqueando cualquier cobertura de éstas e, incluso, eliminándolas del programa informático. El 50 por ciento de la plantilla del SAS es personal eventual, que al no existir oposiciones se mantendrá la precariedad en el empleo. En cuanto a Educación, a día de hoy, las oposiciones están recurridas ante el Tribunal Constitucional por parte del Gobierno central y se prevé que hasta septiembre no se sepa nada. En cuanto a las oposiciones de Justicia, permanecerán bloqueadas en 2012 y 2013; mientras, los opositores, en muchos casos desorientados, «se gastan el dinero en dar clases sin saber muy bien si saldrán sus oposiciones o no», señala Iglesias. En el caso de la Administración General no habrá ofertas de empleo hasta al menos el año 2015. «Los opositores que han terminado sus estudios están ahora mismo con las expectativas anuladas de poder encontrar un empleo en la Administración, lo que indudablemente afectará a la economía de estas familias», asegura Iglesias. Asimismo, al no convocar estas oposiciones (OEP) supondrá que los 6.000 interinos y laborales temporales de la Junta se encuentren «abocados al despido», al no poder consolidar sus puestos de trabajo.

3. ¿Cómo afectará a la Consejería de Salud?

Los profesionales sanitarios sufrirán una sobrecarga de trabajo importante proveniente, fundamentalmente, de la reducción del 10 por ciento de la jornada a los eventuales que suponen, como recordará de líneas anteriores, casi el 50 por ciento de la plantilla. No se producirán contrataciones para la cobertura de las vacaciones y bajas laborales, lo que dará como resultado una disminución de la calidad asistencial que se presta al ciudadano motivada, precisamente, por ese aumento de las cargas de trabajo y, según Francisco Iglesias, «por la gran desmotivación que se detecta en los trabajadores como consecuencia de la aplicación de los recortes».

4. ¿Cómo afectará a Educación?

El plan de recortes de la Junta llevará a la no contratación de 5.000 interinos y a que no se cubran las bajas de menos de diez días lectivos. «Esto deteriorará la calidad de la enseñanza que se dé a los alumnos, de forma irremediable, por mucho interés y dedicación que ponga el profesorado», declara Iglesias.

5. ¿Cómo notará el ciudadano de a pie los recortes de la Junta?

Además de los factores que afectan al trabajo de los profesionales, se espera que desaparezcan los horarios de tarde en los centros de salud y que se elimine la actividad programada de tardes en los hospitales. Igualmente la falta de personal de la Administración General se notará en los centros educativos, de modo que faltará personal en las secretarías, para el transporte escolar, comedor, para la vigilancia de los centros, para atender a alumnos con necesidades de educación especial, educadores de guarderías, limpieza, cocina... Aunque estas cuestiones también son extrapolables a los servicios vinculados al SAS y Justicia: atención de material sanitario, mantenimiento de los Juzgados, etc. Las políticas de empleo y las Oficinas de Empleo también se verán afectadas puesto que contarán cada vez con menos personal para atender a una creciente ciudadanía en paro. Asimismo, se verán perjudicados los servicios sociales de carácter esencial: ayudas a la dependencia, que se ralentizarán; los centros asistenciales de mayores y menores, «que están bajo mínimos de personal». «Ya nos han trasladado su preopación por no poder atender tres turnos -mañana, tarde y noche- a los ancianos y menores durante las vacaciones de verano, debido a la imposibilidad de contratar personal sustituto», añade Iglesias.

6. Calendario de movilizaciones de sindicatos

«CSIF, como representante sindical de los empleados públicos andaluces, ha sido el primero en tomar la iniciativa de las movilizaciones contra el plan de recortes de la Junta», afirma Francisco Iglesias quien informa que todos los lunes, desde la aprobación del plan, se concentran y paran una hora. Asimismo, caravanas de coches recorren las capitales de provincia de Andalucía, se llevan a cabo pitadas a determinados cargos, recogidas de firmas, etc.

7. ¿Cuáles son las alternativas que plantean los sindicatos a los recortes?

En primer lugar, Francisco Iglesias deja claro que los funcionarios «no son culpables» de haber generado el déficit que ahora la Junta y el Gobierno central pretende reducir, «en todo caso -asegura- habría que mirar donde se ha dilapidado el dinero de los andaluces: en los ERE fraudulentos, duplicidades administrativas, altos cargos, publicidad institucional, empresas públicas ruinosas...». CSIF está dispuesto a negociar los casi 800 millones que la Junta reducirá del salario de los empleados públicos, para ello han propuesto: la reducción, por una parte, del 30 por ciento de los salarios de los altos cargos de la Administración y directivos de empresas públicas, «al igual que ha hecho el gobierno de Francia». Y, por otra, la reducción 50 por ciento del número de altos cargos y directivos de empresas públicas. Además, CSIF pide la supresión temporal de todas las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales; la disminución de coches oficiales y propaganda institucional, y actuar sobre los ingresos luchando contra el fraude. «Hemos iniciado una campaña de recogida de firmas para exigir al Parlamento andaluz que se lleven a cabo estas medidas», Iglesias sostiene que cuentan ya con más de setenta mil firmas.

8. ¿Hay posibilidad de algún tipo de acuerdo entre la Junta y sindicatos?

«Desde el anuncio de los recortes, se celebraron tres mesas de negociación entre la Consejería de Empleo y los sindicatos. La consejera, Carmen Martínez Aguayo, que sólo asistió a la última, planteó unos ligeros cambios que sentimos como una tomadura de pelo, por lo que nos levantamos de la mesa», asegura Iglesias. Con el tiempo de la negociación finalizado, el visto bueno del Consejo de Política Fiscal y Financiera y la publicación del Decreto-Ley, es «prácticamente imposible llegar a acuerdos que modifiquen las cantidades comprometidas, aunque como es lógico, se intentará modificar todo lo que se pueda, pero esta vez con los grupos políticos», afirma Iglesias.

9. ¿Los recortes serán definitivos o, pasada la crisis, se volverá a la situación anterior?

El Decreto recoge el «carácter temporal» de las medidas. Pero, a juicio de Francisco Iglesias, los empleados públicos temen que la mayoría de los derechos perdidos «costará una fuerte lucha sindical volver a recuperarlos». Para evitar tal situación, CSIF pidió fijar una fecha para volver a la situación actual. «Martínez Aguayo se ha limitado a mencionar que si en diciembre de 2013 la situación económica y el déficit mejora y las circunstancias lo permiten, se puede negociar la recuperación de los derechos perdidos», añade Iglesias quien cuenta que las plabras de la consejera son «pura demagogia».

10. ¿Qué se espera de la oposición en el Parlamento andaluz?

«Dada la correlación de fuerzas en el Parlamento, creemos que tenemos que hacer un gran trabajo para intentar convencer a los grupos parlamentarios de que los servicios públicos y los empleados públicos no son los culpables del déficit de Andalucía y que si no se corrigen otras cosas no se solucionarán los problemas. El PP, como nos ha manifestado su presidente, se opondrá a los recortes; PSOE, aunque digan que incluso ellos mismo están en contra de los recortes, los apoyarán; sólo queda IU, que si son consecuentes con su ideología, tampoco apoyarán los recortes, así se lo hemos trasladado a su coordinador general, Diego Valderas», concluye Iglesias.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.