Sevilla

Sevilla / EN EL PORVENIR

El Cristo de los parados

Día 25/07/2012 - 14.04h
Temas relacionados

La parroquia de San Carlos Borromeo bendice mañana un crucificado del XVII, restaurado por Gutiérrez Carrasquilla, y que ha ayudado en la lucha contra el desempleo

Era un crucificado que estaba condenado a morir, desterrado y herido por el tiempo, envuelto en una manta que ocultaba su verdadero valor. Al párroco de San Carlos Borromeo, Carlos González de Santillana, le llegó una familia que donaba a esta nueva iglesia del Porvenir, lo único que le faltaba: un Cristo.

Se trataba de una imagen anónima, de 1,30 metros, datada entre finales del XVI y principios del XVII, en la transición hacia el Barroco. Un crucificado con mucho valor, pero en un pésimo estado de conservación, que hacía inviable su puesta al culto.

Por ello, el párroco se puso en contacto con el restaurador Enrique Gutiérrez Carrasquilla para que elaborara un informe y diera un presupuesto. Viendo que era un proyecto a muy largo plazo, pues se trataba de unos 10.200 euros, quedó aparcado porque, según Carlos González, «en el momento actual, con tantos parados, no me parecía oportuno que la parroquia se gastase esta cantidad». A pesar de que otra familia se ofreció a sufragar los gastos de la intervención, el párroco prefirió aparcar el proyecto.

Pasó el tiempo, y durante la misa de Nochebuena con los niños, éstos le pidieron un Cristo y, así, Carlos González ideó un plan: «que cuando la parroquia recaudara una cantidad similar a la necesaria para la restauración del Cristo, y que estuviera destinada a la Fundación Cardenal Spínola de lucha contra el paro, solamente entonces, la pondríamos en marcha». En sólo una semana, se recaudaron 9.000 euros y, en un mes, se llegó a 11.000.

Una vez entregado el dinero a la fundación, Enrique Gutiérrez Carrasquilla comenzó otra de las labores más complicadas: restaurar un Cristo mutilado y comido por la humedad.

Pero el restaurador hizo lo que parecía imposible, le reconstruyó los pies y las manos, le fijó el soporte y recuperó la poliromía original. Le había devuelto, en apenas seis meses, todo su esplendor.

El Cristo ya está en la parroquia y mañana será bendecido, a las 20.30 horas, por el obispo auxiliar Santiago Gómez Sierra. Será entonces cuando empiece a ser conocido como «el Cristo de los parados».

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.