Andalucía

Andalucía / Escándalo de los ERE

Maquillaje en la Cámara de Cuentas para lavar la cara a Griñán

Día 17/09/2012 - 07.38h
Temas relacionados

Los consejeros del PSOE en la Cámara de Cuentas suprimen el párrafo donde los auditores señalaron que aumentó el dinero de los ERE sin ajustarse a la norma

La auditoría de la Cámara de Cuentas sobre el polémico fondo de la Junta de Andalucía para pagar los ERE fraudulentos tampoco se ha librado de la temida «tijera». El Pleno del órgano fiscalizador del Parlamento, donde tienen mayoría los consejeros nombrados a propuesta de PSOE e IU, acordó el pasado 12 de julio suprimir el párrafo del anteproyecto de informe que señalaba directamente al presidente, José Antonio Griñán, como responsable de la financiación irregular del denominado «fondo de reptiles» en su etapa como consejero de Economía y Hacienda de Manuel Chaves (2004/09), según revelaron a ABC fuentes cercanas al ente cameral.

Los cambios introducidos durante la tramitación del informe lo alteran de forma sustancial hasta el punto de modificar 26 de los 312 párrafos del documento inicial, con el voto discrepante de los consejeros del PP, según informó ayer El País. Algunos párrafos, que venían avalados por un exhaustivo trabajo de campo que duró 14 meses, han sido eliminados directamente, según indicaron las mismas fuentes. La auditoría, que el Parlamento andaluz encargó hace 17 meses, describía con detalle la caótica gestión de la Consejería de Empleo, que repartió sin control 1.217 millones de euros entre empresas en crisis durante una década.

Uno de los puntos censurados es precisamente el que más dolores de cabeza había provocado en la cúpula del Gobierno andaluz cuando ABC difundió el anteproyecto el pasado 28 de mayo, lo que desató el malestar de la Junta, la paralización «de facto» de las pesquisas y una rocambolesca denuncia por la filtración ante la Fiscalía de Sevilla que ésta acabó archivando. El espinoso párrafo rezaba así: «el Consejo de Gobierno y el Titular de la Consejería de Hacienda han autorizado a lo largo del periodo 2001 a 2010 modificaciones de créditos que no se ajustan a las previsiones normativas en materia presupuestaria y contable de la Junta».

El equipo fiscalizador censuró la actuación de Griñán, al que no aludía expresamente, por autorizar sucesivas modificaciones presupuestarias para aumentar las transferencias de financiación que luego se repartieron en forma de ayudas millonarias a empresas en apuros. Es decir, el dinero que desvió Hacienda a la agencia IDEA para pagar las ayudas, a través de transferencias de financiación en lugar de subvenciones excepcionales (la figura más apropiada), se empleó en fines distintos a los presupuestados.

El informe técnico, que hasta el próximo miércoles se encuentra en fase de alegaciones, llevaba adosada una potente carga explosiva que la Cámara de Cuentas se ha encargado de desactivar. De esta forma, la Cámara de Cuentas quita un enorme peso de encima al mandatario andaluz de cara a su comparecencia, aplazada al día 25, ante la comisión parlamentaria.

Pero el órgano fiscalizador también ha aflojado la presión sobre el interventor general de la Junta desde 2000 a 2010, Manuel Gómez, quien aseguró en agosto ante la comisión que hasta en 15 momentos diferentes alertó de las deficiencias a tres consejeros autonómicos (Griñán, entre ellos) y nadie le hizo caso. Si en el anteproyecto difundido en mayo cuestionaba su pasividad para controlar el fondo, en el texto modificado se justifica que el interventor no emitiera informe de actuación, el código rojo que habría alertado de una malversación de fondos públicos. También se ha introducido un cambio en la auditoría que conecta con la estrategia de la Junta para defender el carácter público de la partida 31L y es el hecho de que ésta aparecía desde 2002 en los presupuestos autonómicos que el Parlamento aprueba cada año.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.