Andalucía

Andalucía / 238 menores esperan una familia

«Los otros» niños que esperan una adopción

Son mayores de siete años, grupo de hermanos, enfermos, discapacitados o con antecedentes hereditarios de riesgo

Día 29/10/2012 - 07.50h

En los centros de protección de la Junta de Andalucía hay 238 niños nacionales con necesidades especiales que esperan un acogimiento familiar o una adopción definitiva. Son niños que normalmente son rechazados por matrimonios, parejas y personas solteras que quieren adoptar. ¿La razón? Son mayores de siete años, grupos de hermanos, tienen problemas de salud especiales (cardiopatías, diabetes o hemofilia) son portadores de IVH o enfermos de Sida, discapacitados físicos, minusválidos sensoriales o tienen antecedentes clínicos hereditarios de riesgo (padres con enfermedades mentales, como esquizofrenia o transtorno bipolar).

En Sevilla 88 niños con necesidades especiales esperan ser adoptados; 53 en Málaga, 32 en Huelva, 21 en Jaén, 14 en Córdoba, 13 en Granada, 9 en Cádiz y 8 en Almería. Del total de menores con necesidades especiales que esperan una adopción en Andalucía, 137 son niños mayores de siete años. «Esos niños necesitan una familia que los acoja tanto como los menores de siete años, pero por su edad no la encuentran porque las familias adoptantes prefieren niños de 0 a 3 años», señala María José Rico, directora general de Personas Mayores, Infancia y Familias de la Consejería de Igualdad, quien recuerda que un menor de 10 años es aún un niño. «A partir de los 10 años estos niños están abocados a cumplir la mayoría de edad en los centros de protección de la Junta», se lamenta.

En Andalucía se adoptaron el pasado año 148 niños, de los que 106 (el 71%) fueron menores con necesidades especiales. Además, otros 83 niños con necesidades especiales fueron cogidos por familia, por lo que no rompieron los vínculos con su familia biológica, lo que implica, en muchas ocasiones, que el niño mantenga visitas con la familia de origen.

Si las adopciones internacionales están cayendo por la recesión económica entre un 40% y un 37%, las adopciones de niños con necesidades especiales están sufriendo también el zarpazo de la crisis, ya que en 2011 se adoptaron en Andalucía una media de 9 niños al mes con necesidades especiales, mientras que en 2012 han descendido hasta los seis menores por mes.

«Los padres que adoptan niños con necesidades especiales tienen que tener una gran dosis de paciencia, generosidad, conocimiento, destreza... para tratar a un menor diabético, sordo o autista. Estos padres tienen que saber a lo que se exponen y aceptar esa limitación. Tienen que ser padres con una acreditación de idoneidad que valoran nuestros servicios», declaró María José Rico, directora general de Mayores, Infancia y Familia de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.