Andalucía

Andalucía / Caso Blanqueo

Una ayudante de Isabel Pantoja se atribuye los ingresos sospechosos de blanqueo

Día 18/12/2012 - 18.05h
Temas relacionados

Teresa Pollo, persona de confianza de la cantante, declara que el dinero provenía de varias galas

Una de las acusaciones que pesa sobre Isabel Pantoja en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Málaga es el presunto blanqueo de 1,1 millones de euros a través de ingresos bancarios en efectivo y de origen desconocido. Ese dinero, según la Fiscalía Anticorrupción, pertenecería a Julián Muñoz y habría sido obtenido de forma ilícita durante su etapa en el Ayuntamiento de Marbella. Alrededor de las cuentas personales de la cantante y de sus sociedades se habrían producido movimientos extraños durante el tiempo que duró su idilio con el exregidor, algunos de los cuales fueron desgranados ayer por un técnico de Hacienda. Hay una serie de diez ingresos de 3.000 euros en metálico en una de sus cuentas, práctica que el perito tachó ante el tribunal de habitual en los casos de blanqueo y que son efectuados, por ejemplo, por “traficantes de droga”.

Este técnico de la Agencia Tributaria contestó ayer a las preguntas de la defensa de Pantoja y puso en entredicho en varias ocasiones los movimientos financieros de ‘cash’. Hubo ingresos fraccionados en una de las cuentas, según explicó, para que quien los efectuaba no tuviera que identificarse. Siempre se produjeron antes de las 11 de la mañana. Esa cuenta se abrió en julio de 2002 en una sede bancaria de Fuengirola y hasta ocho meses después, en abril de 2003 (Pantoja y Muñoz ya mantenía una relación), no se produjo la cadena de ingresos de 3.000 euros casi a diario. “Esto es smurfing, fraccionamiento”, insistió el perito, una práctica que se asocia al ‘lavado’ de dinero.

Aludió a otro aporte de 60.000 euros en la misma cuenta, algo que en su opinión es tan “anómalo” como lo anterior. Dijo, además, que no existió un flujo de reintegros, talones o cobros en ventanilla que permitieran esa corriente de ingresos en efectivo entre las propias cuentas de la artista. Según su análisis, en el año 2003 sólo se produjo un reintegro de 3.200 euros, frente a numerosas aportaciones.

Casi todo fueron discrepancias ayer entre la defensa de Pantoja y el perito de Hacienda, que también explicó ante el tribunal que el apartamento que la cantante compró en el hotel Guadalpín de Marbella, adquirido a principios de 2003, no se declaró hasta 2005. “Y no se presentó hasta 2006, después de la detención de Julián Muñoz”, aseveró sobre las conductas sospechosas de Pantoja. Algo pareció ocurrió con el chalé de la urbanización La Pera, otra de las operaciones que está en el punto de mira de la Fiscalía.

Lo único en lo que ambas partes se pusieron de acuerdo fue en que Pantoja, que se enfrenta en esta causa a tres años y medio de prisión y a una multa de 3,68 millones de euros por un presunto blanqueo continuado de capitales, nunca ha tenido cuentas en el extranjero; ni ha recibido dinero del exterior; ni ha compartido cuentas corrientes con Julián Muñoz. Tampoco ha sido objeto nunca de alguna inspección de la Agencia Tributaria.

La jornada de ayer estuvo plagada de momentos de tensión entre el defensor de Pantoja y el perito de Hacienda, con otras tantas interrupciones del presidente del tribunal, Federico Morales, para interrumpir las discusiones. A la cantante se la vio bastante afectada durante toda la sesión y en un momento determinado abandonó la sala para sorpresa de casi todos, incluido el magistrado, que se dirigió a su abogado para preguntarle dónde estaba su cliente. Pantoja regresó un minuto más tarde al banquillo.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.