Andalucía

Andalucía / entrevista en giralda tv

Guerrero, sobre los ERE: «Todo el mundo sabía para qué era el dinero, no sé de qué se extrañan»

Día 19/12/2012 - 13.48h
Temas relacionados

El exdirector general de Trabajo de la Junta asegura que «me cogieron como chivo expiatorio, al mismo al que felicitaron durante nueve años»

Francisco Javier Guerrero, ex director general de Trabajo de la Junta de Andalucía entre 1999 y 2008 y uno de los principales imputados en el caso de los ERE irregulares, ha roto su silencio por primera vez desde que salió de la cárcel y lo ha hecho en Giralda Televisión, en una entrevista en la que asegura que “el PSOE y la Junta de Andalucía han buscado un chivo expiatorio a quien cargar con todas las culpas en mí, el mismo al que durante nueve años le han estado dando palmaditas en la espalda y aplaudiendo sus actuaciones”.

Guerrero dice no entender por qué el ex presidente de la Junta Manuel Chaves negó que le conociera, pues recordó que “conozco al señor Chaves desde mucho antes de llegar a la Junta, fui uno de los miembros de un consejo asesor que tenía cuando aún yo no estaba en la política, acudía con él a las reuniones con el Sindicato de Obreros del Campo, alguna vez estuvo con su mujer en una finca de la familia de mi ex mujer y hemos comido migas y caldereta en El Pedroso. No he necesitado negar nunca que conozco al señor Chaves, al señor Griñán y a muchas personas de la política”.

Entiende que hay una clara diferencia de trato por parte de la Junta y el PSOE entre él y otros imputados en el “caso ERE”, hasta el punto de que confesó que “no es que tenga la impresión de que me han dejado solo, es que lo estoy viviendo en mis carnes, parece que estaba yo solo en la Junta, no me conoce nadie”.

Para Guerrero, es inconcebible sostener que las presuntas irregularidades cometidas en el reparto de subvenciones fueran responsabilidad individual de alguno de los implicados. “La partida 31L se confeccionaba cada año, tenía una memoria de actuaciones, se aprobaba en el Parlamento, tenía el visto bueno previo del Consejo de Gobierno de la Junta y se debatía en el Pleno del Parlamento. Todo el mundo sabía para qué era ese dinero y a quién iba destinado, no sé de qué se extraña nadie ahora. Si estaban haciendo su trabajo tenían que estar al tanto del procedimiento”, indicó en la entrevista en la televisión municipal de Sevilla.

El ex alto cargo de la Junta recordó que “en nueve años absolutamente nadie me dijo que estuviera haciendo algo mal, mientras nadie me diga que algo es ilegal lo hago conforme al método que me han dicho que emplee” y se preguntó: “Si la Cámara de Cuentas no puso ni un solo reparo a mis expedientes ningún año y ahora dice que había irregularidades, ¿por qué no lo dijo antes?”. Guerrero se definió como “un gestor, yo he solucionado problemas, no he hecho política, ésta la marcan los partidos y los gobiernos” y reconoció que “habremos podido cometer errores administrativos y de procedimiento, nos habremos equivocado en algo, pero con la intención de ayudar a empresas y personas con dificultades”.

El que fuera director general de Trabajo con tres consejeros y dos presidentes diferentes señaló que ha desaparecido documentación relativa a las prejubilaciones y subvenciones. “Yo no archivaba los expedientes, lo que haya ocurrido después de dejar el cargo no es mi problema, sino de la Junta. Ha desaparecido documentación pero no mis notas a mano de las reuniones, ¿no es extraño? Conozco empresas que tienen expedientes con registro de entrada que no aparecen en la Junta”.

Además, dijo esperar deseoso el regreso de la juez Mercedes Alaya a la instrucción del caso porque “para mí ha sido la única garante de este proceso y estoy encantado de que vuelva porque quiero que llegue hasta el final, lo estoy deseando, es la única persona que me ha dejado explicarme y contar todas las cosas como las he vivido, confío en doña Mercedes Alaya”.

Guerrero dejó entrever que aún no ha contado muchas cosas acerca de una partida que en su día definió como “fondo de reptiles” aunque “de manera distendida, porque mi ex suegra llamaba así a un dinero que sisaba a su marido y guardaba para los momentos de apuro”. “Mi error ha sido no decir burradas de los demás, ni querer salvarme yo echando pestes contra otros. Mi error ha podido ser el silencio, pero mi silencio lo manejo yo y lo administro como yo quiero y lo que sé y lo que no sé lo iré administrando como me vaya conviniendo”.

El imputado, que estuvo siete meses en prisión preventiva y salió tras el pago de una fianza de 50.000 euros, negó ser “cocainómano y putero”, dijo que su ex chófer tal vez hizo esas acusaciones “empujado por alguien”, aseguró que su suegra incluida en una prejubilación “cumplía las mismas condiciones que los demás” y desmintió que animara a nadie a montar una empresa para concederle subvenciones. “En mi vida he pagado una copa o una comida con dinero público”.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.