Andalucía

Andalucía / málaga

Los captores de Irene Ayllón la golpearon y se turnaron para evitar que se fugara

Día 17/01/2013 - 08.17h
Temas relacionados

Un «okupa» dio la voz de alarma a la Policía Nacional tras ver cómo agredían a la joven discapacitada mental

Los captores de Irene Ayllón, la joven discapacitada psíquica secuestrada y agredida sexualmente por los «okupas» de un edificio de la capital malagueña, establecían turnos de vigilancia para evitar que pudiese escapar. Incluso no dudaban en recurrir a la violencia para que se mantuviera sumisa en todo momento y se ha comprobado que tienen «muchos antecedentes». La familia de la víctima agradeció ayer la colaboración ciudadana en el caso, que ha sido fundamental para su resolución, ya que fue otro residente del inmueble en el que la joven fue retenida el que avisó a la Policía Nacional de que creía

Las pesquisas del Grupo de Homicidios de la Comisaría Provincial de Málaga van despejando una investigación con elementos muy desagradables. Durante la reconstrucción de lo ocurrido los cinco días que transcurren entre la desaparición de la joven y su liberación los agentes han podido añadir una nueva pieza al puzzle. Según fuentes cercanas al caso, la joven fue abordada por los detenidos en las inmediaciones del parque de Huelin, desde donde la llevaron «por la fuerza» hasta un edificio «okupado» situado en la calle Marqués de Valdeflores de la capital malagueña. Un aspecto en el que se trabaja ahora es saber cuándo se produjo este hecho pues, a pesar de que los agentes consideran que fue desde el pasado jueves, la víctima tiene problemas de percepción temporal y no ha podido concretarlo.

Otro aspecto que los investigadores elevan a la categoría de certeza es que Irene sufrió reiteradas agresiones sexuales durante su cautiverio. Así lo ha manifestado con un relato «sólido» en el que aportó detalles duros de su cautiverio y que consideran que no puede ser inventado por una persona con su discapacitada. Esta declaración se pone en una balanza en la que en el plato opuesto se sitúa que en el examen médico realizado a la joven no se hallaran signos evidentes de violación, comodesgarros internos u otras lesiones. Las citadas fuentes precisaron que todo apunta a que la joven, de 24 años, por su discapacidad psíquica y la intimidación de sus captores, no se resistió.

La investigación trata de determinar ahora cuántos de los detenidos participaron en las agresiones sexuales y quiénes fueron los que la abordaron en el parque. Un hecho que sí se ha podido constatar en las bases de datos policiales es que los arrestados -seis hombres y una mujer de origen magrebí y subsahariano- tienen «muchos antecedentes» por distintos delitos.

La clave para la resolución del secuestro fue un «okupa» del inmueble que al pasar por las dos viviendas en las que vivían los arrestados creyó ver a una chica que se parecía a Irene y que estaba siendo golpeada. La Policía Nacional tuvo conocimiento de este hecho y puso en marcha un dispositivo de la Brigada de Seguridad Ciudadana. Cuando los agentes entraron en el piso, localizaron a la joven junto a los «okupas».

Malestar vecinal

Los residentes de la calle Marqués de Valdeflores no ocultaban ayer su malestar por lo que consideran un abandono por parte de las administraciones ante el saqueo y «okupación» del edificio en el que estaba retenida la joven y que «ha traído la inseguridad al barrio», explicó Rubén Martínez, el representante vecinal.

«Hemos enviado numerosos escritos a la Junta de distrito y la única respuesta que recibimos fue un mensaje de Twitterde un partido político», se quejó, para recordar que la «transformación» de la zona comenzó a producirse hace algo más de un año y medio. «Plantaron un coche en mitad de la carretera y comenzaron a robar muebles, sanitarios, cables de cobre, carpintería metálica, etcétera. Después empezaron a meterse en los pisos», añadió.

El inmueble es uno de los damnificados por el estallido de la burbuja inmobiliaria y se encontraba vacío. En la actualidad vive en él un centenar de personas, la mayoría extranjeras, que ocupa la totalidad de las viviendas.

Los vecinos asistieron ayer con expectación a la segunda inspección realizada por los investigadores y en la que estuvo presente el juez instructor. Una tarea que se prolongó durante algo más de una hora y en la que estuvieron presentes al menos tres de los detenidos.

Los agentes de la Policía Científica se llevaron diversos objetos que había en la vivienda y que se mostrarán a la familia de Irene para saber si son de su propiedad.Todo hace indicar que se agotará el plazo de las 72 horas para pasar a los arrestado a disposición judicial acusados de los delitos de agresión sexual y detención ilegal. Al cierre de esta edición, no habían declarado ante la Policía. Ni se espera que lo hagan.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.