El aeropuerto de Málaga se despega cada vez más del resto de Andalucía
Un operario recoge unas maletas de la terminal T3 - jorge zapata / efe
tendencia positiva

El aeropuerto de Málaga se despega cada vez más del resto de Andalucía

Actualizado:

Málaga se ha convertido en la puerta de Andalucía... por aire. El aeropuerto malagueño copa el 70% del tráfico de viajeros de la comunidad y es el único que mantiene una tendencia positiva con respecto a 2012, alzando el vuelo sobre el resto de las seis infraestructuras con las que cuenta la región, muy por detrás en su actividad.

Con 125 destinos y 69 compañías operando, el aeropuerto Málaga-Costa del Sol acumuló el pasado mes de julio 1.551.237 pasajeros, un 1,4% más que el mismo mes del año pasado, lo que refuerza su hegemonía como acceso de turistas a Andalucía. Y es que pese a que la comunidad autonómica cuenta con otros cinco aeropuertos, la actividad de todos estos apenas suma un 30% del total del tráfico que se mueve en la región.

«Es una infraestructura básica para potenciar la provincia como destino turístico y no sólo está preparada para el presente, sino que también está lista para afrontar el futuro», aseguró el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), José Carlos Escribano. «Para nosotros es muy importante el mercado británico, pero ahora debemos mejorar las conexiones con Alemania, segundo país de origen de los turistas que nos visitan», prosiguió Escribano. «Estos visitantes generan un mayor gasto porque sus estancias son más largas, con una media de entre siete y diez días, por los tres o cuatro de los turistas nacionales», explicó el representante de los hoteleros malagueños.

Sevilla, a mucha distancia

Muy lejos de los registros de Málaga se encuentra el aeropuerto de Sevilla, que contabilizó un tráfico de 335.257 pasajeros en julio, menos de un tercio del que se gestionó en Málaga. La capital hispalense, uno de los principales destinos turísticos de la comunidad andaluza, cuenta sólo con 37 conexiones que desarrollan 18 compañías aéreas, lo que supone un lastre para su definitivo despegue como destino para los visitantes extranjeros.

La actividad del aeródromo sevillano además sigue cayendo y según los últimos datos de Aena, perdió un 16,8% de pasajeros con respecto a 2012.

Los aeropuertos de Jerez de la Frontera y Almería sumaron cifras similares, sin llegar a alcanzar siquiera los 100.000 pasajeros cada uno el pasado mes de julio. Ambos cuentan con apenas una veintena de destinos, lo que los relega a la zona media del ranking de aeródromos españoles.

El aeródromo de Granada, con sólo cinco destinos y 58.474 pasajeros, sigue siendo la gran esperanza de las empresas turísticas de la provincia, que critican la falta de infraestructuras que la mantienen casi «aislada».

Por último, el caso de Córdoba es el más grave. Pese a la reciente ampliación de la pista que ha costado 50 millones de euros, el aeropuerto es utilizado como base para vuelos de fumigación, aerotaxis o saltos en paracaídas, a la espera de destinos.