Andalucía

Andalucía / caso invercaria

El exconsejero Martín Delgado, imputado por la Policía en el caso Invercaria

Día 18/10/2013 - 08.28h
Temas relacionados

El atestado policial concluye que el negocio de la aerolínea Andalus, en el que Invercaria e IDEA invirtieron 1.900.000 euros, fue «negligente» y «una imprudencia»

El juez que instruye el caso Invercaria, Juan Gutiérrez Casillas, ya tiene en su poder el atestado policial sobre la investigación realizada al operador aéreo Andalus en el que los agentes imputan al que fuera consejero de Cultura de la Junta de Andalucía entre 1994 y 1996, José María Martín Delgado, que se convierte así en el primer exconsejero de la Junta imputado en la trama de malversación de caudales públicos en la citada empresa pública de Capital y Riesgo.

Según el atestado, al que ha tenido acceso ABC, la Policía, que interrogó al exalto cargo de la Junta el pasado mayo, imputa a Martín Delgado presuntos delitos de malversación de caudales públicos y delitos societario, unos cargos de los que fue advertido el pasado mayo cuando fue interrogado.

Andalus tenía su base en el Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol. El 27 de febrero de 2009 realizó su primer vuelo con pasajeros y tuvo vuelos al norte de África Madrid y Barcelona. También en sus últimos meses realizó vuelos desde San Sebastián a Madrid, Barcelona y Gerona a Mahón, hasta dejar de operar en junio de 2010. Para dicho ejercicio presentaba un patrimonio negativo de más de 9 millones de euros. Un proyecto «absolutamente fracasado» en el que participó Invercaria tras una decisión «personal» de su entonces presidente Tomás Pérez Sauquillo y en la que el exconsejero de la Junta participaba con un 15 por ciento de las acciones.

La Policía también imputa a los expresidentes de Invercaria Tomás Pérez Sauquillo y Laura Gómiz (ambos ya imputados por el fallido portal de FIVA, financiado por Invercaria), al director de Análisis e Inversiones de Invercaria Manuel Jesús Rodríguez (ya imputado anteriormente), y al empresario Antonio Valdés. La investigación considera que Invercaria y su propietaria, la agencia IDEA, invirtieron en la sociedad 1.900.000 euros pese a que se trató de una «inversión negligente» y una verdadera «imprudencia comercial» ya que «no era recuperable».

El atestado policial concluye que las cifras de negocio, calculadas y previstas para el operador aéreo eran «excesivamente optimistas» y finalmente llegaron incluso a exceder la realidad, puesto que se incumplieron las previsiones financieras desde el primer instante.

Y es que, pese a que el operador nació en noviembre de 2007 con el proyecto de crear una aerolínea con base de operaciones en Andalucía con proyección nacional e internacional, fue un verdadero fracaso. El plan de viabilidad preveía un capital social de 9.500.000 euros en 2008 y 12.000.000 al año siguiente. Pero la realidad es que el capital social de Andalus era 1.835.000 euros. Esas cifras llevan a la Policía a concluir que el negocio proyectado fue reconocido como «negligente» por algunas de las personas que participaron directamente en la compañía. Incluso, según la Policía, dicha gestión puede calificarse de «indolente». Además los agentes insisten en que era una imprudencia puesto que «necesariamente en la mente de los empresarios debía estar asumida la ausencia manifiesta y evidente de financiación a corto plazo».

La decisión de la adhesión de Invercaria al contrato no fue objeto de análisis y aprobación previa por el consejo de administración de Invercaria como era preceptivo. Pese a esa falta de patrimonio y de negocio Invercaria e IDEA invitieron 1.900.000 euros: Primero 40.000 euros en capital social, luego 1.110.000 en préstamos participativos y luego un aval de 750.000.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.