Canal Sur culpa a los trabajadores de no poder reabrir el segundo canal
Joaquín Durán - abc
rtva

Canal Sur culpa a los trabajadores de no poder reabrir el segundo canal

El subdirector general de la RTVA dice que se niegan a asumir la unidad de empresa y la movilidad funcional

Actualizado:

El subdirector general de la RTVA, Joaquín Durán, ha culpado a los representantes de los trabajadores del ente público de no haber podido reabrir, como era su intención, el segundo canal de la Canal Sur Televisión, que la empresa decidió reconvertir en canal audiodescrito en otoño de 2012.

Así lo ha manifestado Durán durante su comparecencia en la comisión de control de la RTVA en el Parlamento andaluz. «No puedo reabrir la cadena porque no me lo permiten los representantes de los trabajadores», explicó el máximo responsable de la radiotelevisión andaluza en referencia al segundo canal. En ese sentido, aclaró que los representantes de los trabajadores no han aceptado, como les pide la dirección, aprobar las dos medidas que permitirían reabrir el canal: la unidad de empresa y la movilidad funcional.

La unidad de empresa, mantiene la dirección de la RTVA, permitiría unificar la plantilla de la radio y la televisión, mientras que la movilidad funcional, permitiría que un mismo trabajador pudiera trabajar para cualquiera de los canales de Canal Sur.

Más allá de esta cuestión, Durán acusó a los representantes de los trabajadores de no moverse en la negociación del convenio colectivo, motivo por el cual empresa y trabajadores volverán a reunirse en el Sercla.

Plan estratégico

Además, el subdirector general ha anunciado este martes que «al menos» seis empresas se han presentado al concurso público licitado por el ente público para la elaboración de un plan estratégico por un importe máximo de 90.000 euros más IVA, según se recoge en el pliego de condiciones. Ha recordado que se trata de un plan estratégico «ambicioso pero austero» que no tocará el modelo de empresa, que ayudará a mejorar la gestión y que forma parte del compromiso establecido en el contrato programa suscrito con la Junta de Andalucía. Como cualquier plan estratégico, ha dicho Durán, necesita cubrir una etapa de análisis, durante la cual se contará con varias opiniones, de directivos, responsables o representantes sindicales, para conocer la situación de la empresa, y a partir de ahí poder hacer un diagnóstico. Posteriormente, se plantean los objetivos para la compañía, y las estrategias para conseguirlos.