La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, este jueves en el Parlamento andaluz
La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, este jueves en el Parlamento andaluz - juan josé úbeda

PSOE e IU rechazan urgir a la Junta la devolución inmediata de las pagas extras

Los socios de Gobierno se han opuesto a la proposición no de ley del PP-A, que lamenta que Díaz «no contemple la compensación en un futuro de los derechos perdidos»

Actualizado:

El Pleno del Parlamento andaluz ha rechazado este jueves, con los votos en contra de PSOE-A e IULV-CA, una proposición no de ley del PP-A, en la que se pedía que la Cámara instara a la Junta a adoptar las medidas oportunas para dejar sin efecto los recortes realizados en las retribuciones de los empleados públicos andaluces durante 2014 y proceda, con carácter inmediato, «al abono íntegro de la paga extra correspondiente al mes de junio, así como a garantizar el pago en tiempo y forma de la correspondiente al mes de diciembre del presente año».

Entre otras de las peticiones demandadas en esta iniciativa se encontraban también reclamar al Gobierno andaluz el compromiso de «compensar en el futuro» a estos empleados «de la pérdida de poder adquisitivo ocasionada por los sucesivos recortes salariales ya aplicados en los ejercicios 2012, 2013 y 2014»; y que en el Presupuesto de 2015 no se «contemple una nueva prórroga de los recortes retributivos» ya ejecutados ni «nuevas medidas que supongan la pérdida de derechos retributivos».

También pretendían los 'populares' que se elimine en 2015 «la reducción del diez por ciento de la jornada de trabajo con efectos en las retribuciones y que afecta al personal funcionario interino, personal estatutario temporal, personal laboral temporal y personal laboral indefinido no fijo»; o que la Junta también contrate «con carácter urgente e inmediato» a los eventuales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) al cien por cien de la jornada», entre otras cuestiones.

En defensa de la iniciativa, el portavoz del grupo parlamentario del PP-A, Carlos Rojas, ha asegurado que la función pública está «herida» por la gestión del bipartito y que los empleos públicos han sufrido medidas de ajuste «injustas y desproporcionadas», siendo el colectivo «más penalizado y desfavorecido» de toda España.

Tras apuntar que su formación reúne en esta iniciativa propuestas «en positivo» para marcar el camino y «dar un toque de atención» al Gobierno andaluz, Rojas ha criticado que el Ejecutivo de Susana Díaz no contemple la compensación en un futuro de los derechos perdidos. Y es que, según ha afirmado, son varias las comunidades autónomas en las que se ha fijado un calendario de recuperación de derechos.

Las condiciones de Susana Díaz

Por su parte, el diputado del PSOE-A José Caballos ha recordado que la presidenta de la Junta le ofreció al PP-A que si el ministro de Hacienda y Administración Pública, Cristóbal Montoro, adjudicaba a las comunidades las tres décimas de déficit en lugar de devolvérselo a Bruselas para pagar el rescate bancario «la Junta se comprometía a restituir este 2014 las pagas extra a los funcionarios".

«Pero no contestaron, no hicieron ninguna gestión con Montoro y no se prestaron para unir fuerzas en esa petición», ha destacado Caballos, quien ha acusado al PP-A de hacer con esta iniciativa el «enésimo ejercicio de frivolidad e irresponsabilidad». A su juicio, los populares «van de farol y saben que están proponiendo cosas por las que no están dispuestos a luchar para reponer los daños que han provocado los tres los años de austeridad del Gobierno de Rajoy».

«El PP solo quiere hacer ruido»

Finalmente, la diputada de IULV-CA Rosalía Martín ha considerado que el PP-A solo persigue «hacer ruido» porque hace solo unos meses se debatió una iniciativa similar en el Pleno del Parlamento, que fue rechazada. En su opinión, la oposición olvida que las medidas más lesivas que están sufriendo los empleados públicos son consecuencia de una ley de estabilidad presupuestaria.

Si bien, ha puesto en valor que no todas las comunidades están gestionando de la misma manera cómo reducir el déficit. Según ha destacado, Andalucía ha optado, entre otras cuestiones, por imponer un «pequeño sacrificio» a quienes tienen un empleo estable, mientras que en las comunidades del PP se ha despedido a empleados públicos «a diestro y siniestro».