Carme Chacón
Carme Chacón - abc
caso ere

Carme Chacón compró un chalé en la zona donde se desviaron fondos

Actualizado:

La dirigente del Partido Socialista Catalán (PSC) Carme Chacón compró en 2009 un chalet de lujo en el distrito de Samaná, concretamente en la exclusiva playa de Cosón, la zona más cara de la República Dominicana. Precisamente esta es la zona residencial donde, según aseguró el pasado viernes ante la juez Mercedes Alaya uno de los imputados en el caso de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) fraudulentos, se habrían desviado 18 millones de euros procedentes de la Consejería de Empleo en virtud de un supuesto acuerdo entre el PSOE andaluz y el PSC.

Tal y como informó ayer ABC, el ex directivo de la aseguradora Vitalia Eduardo Pascual aseguró ante la magistrada instructora del «caso ERE» que la Junta de Andalucía encargó a la aseguradora catalana Fortia Vida la gestión de varios ERE en empresas andaluzas, para lo cual abonó cien millones de euros procedentes de la partida 31-L (conocida como «fondo de reptiles»). La elección de Fortia —una pequeña empresa sin capacidad para desempeñar esa función y que, de hecho, fue intervenida por la Generalitat en 2009 tras su quiebra— respondería, según denunció Pascual ante Alaya, a un acuerdo entre el PSOE andaluz y el PSC para desviar dinero de los ERE a negocios en República Dominicana vinculados con el socialismo catalán. De esta forma, siempre según el testimonio del empresario imputado, se habrían desviado 18 millones de euros, sumando una comisión del 3 por ciento que cobró a Antonio Garrigó y el envío de otro 15 por ciento a negocios hoteleros en República Dominicana gestionados por empresarios como Cruz Apestegui, Jesús Barderas y Eduardo Bajet, además del propio Garrigó, todos ellos vinculados al PSC y al PSOE. Según el testimonio del ex directivo de Vitalia, Jesús Barderas «es el administrador de los hoteles del señor Sarasola [empresario muy vinculado a Felipe González] en República Dominicana».

Dichos negocios se encuentran precisamente en la zona en la que la ex secretaria general del PSC adquirió un chalet de lujo junto a su marido, Miguel Barroso. Se trata de una vivienda en el municipio de Las Terrenas de samaná, en una zona a la que se accede desde un aeropuerto privado, La vivienda se ubica a cien metros del mar en una parcela de 1.330 metros cuadrados y 266 construidos, según reveló en 2010 La Gaceta. La casa consta de dos bungalows con cuatro dormitorios y cuatro baños, además de una terraza de madera de 75 metros cuadrados y una piscina. El matrimonio puso a la venta la vivienda, valorada en unos 600.000 dólares, después de que se difundiera la noticia. Chacón señaló entonces que había sido adquirida por su marido, y que ambos tienen separación de bienes.

Resulta llamativo que una de las principales dirigentes del PSCeligiese para realizar una inversión de este tipo precisamente la lujosa zona de la República Dominicana en la que se acometen las inversiones que, según el testimonio del ex directivo de Vitalia, habrían acordado el PSC y el PSOE andaluz desviar el dinero de los ERE. Carme Chacón siempre mantuvo una relación muy estrecha con los socialistas andaluces, que incluyó el apoyo del entonces presidente, José Antonio Griñán, y de Susana Díaz cuando compitió con Alfredo Pérez Rubalcaba en el congreso extraordinario de Sevilla para convertirse en Secretaria General de los socialistas.

Por otra parte, tal y como recogía ayer este periódico, este privilegiado enclave de República Dominicana acogió también el proyecto de mirador de ballenas que iba a ser sufragado en 2008 por el Ayuntamiento de Sevilla a través de la sociedad municipal DeSevilla, actualmente también bajo investigación judicial.

El testimonio de Eduardo Pascual ha vuelto a poner en la palestra el nombre de Jesús Barderas, un empresario amigo íntimo de Felipe González, al que recibe con frecuencia en República Dominicana. Socio y «amigo fraternal», según sus propias palabras, de Enrique Sarasola, el empresario se estableció en este país caribeño en 1986, desde donde ha impulsado diversos negocios hoteleros.

Barderas ya había sido vinculado con el caso Malaya. De hecho según parece los empresarios Carlos Sánchez y Andrés Liétor –imputados en la operación Malaya, presos en Alhaurín y socios del padrino Juan Antonio Roca se sirvieron de la red de influencias tejida por el empresario Enrique Sarasola a finales de los 80. El industrial español encontró en la República Dominicana un terreno por abonar. Su hombre de confianza en el país caribeño, Jesús Barderas, fue la figura clave que sirvió de enlace entre los promotores de la Costa del Sol y la cúpula del Partido Revolucionario Dominicano (PRD). Barderas, asociado con el empresario árabe Abraham Hazouri, fue pieza clave para introducir a Carlos Sánchez en el circuito de República Dominicana, donde operan otro promotores implicados en la Malaya, como Tomás Olivo y José Ávila Rojas.