sanidad

La vuelta a los contratos al 100% desata el «caos» en los hospitales

Los traslados y despidos de golpe de los eventuales ponen en riesgo la asistencia

Protesta de trabajadores del SAS en un centro de salud de Sevilla
Protesta de trabajadores del SAS en un centro de salud de Sevilla - ROCIO RUZ
a. R. VEGA - Sevilla - Actualizado: Guardado en: Andalucía

El compromiso de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de restituir la jornada laboral y el salario al 100% a los eventuales en precario del Servicio Andaluz de Salud (SAS) a partir del 1 de marzo, mes electoral, se ha vuelto en su contra como un bumerán. El anuncio recogía una letra pequeña que no se ha conocido hasta el pasado jueves: la ampliación de los contratos deja en la calle a cientos de temporales en hospitales de toda la comunidad que vieron rescindidos sus contratos el pasado 31 de enero. Un cambio de criterio en la aplicación de la bolsa de trabajo que se utilizaba para cubrir bajas y vacaciones de la plantilla se tradujo en despidos y traslados masivos, lo que provocó un caos en la organización sanitaria.

Algunos hospitales, como el Virgen Macarena y el Virgen del Rocío en la capital sevillana, tuvieron verdaderos apuros para cubrir las guardias durante el pasado fin de semana. Sevilla, Cádiz y Córdoba están entre las provincias más afectadas.

Sólo los eventuales estructurales, es decir, aquellos que ocupan una plaza real, tendrían garantizada la restitución del contrato al cien por cien. La Consejería de Salud había generalizado a partir de 2012 los contratos con sueldos recortados y «minijobs» al 75, 50 y 33 por ciento. Se calcula que hay entre 7.128 y 8.500 eventuales en toda Andalucía.

La medida ha dejado un reguero de víctimas por el camino. Los trabajadores que tienen marcada la casilla de jornada parcial en la bolsa laboral tienen preferencia para un empleo por encima de aquellos que eligieron la opción de jornada completa, que son la mayoría. Éstos no verán renovado su contrato hasta que vuelva a actualizarse la bolsa. Este detalle burocrático, en apariencia nimio, ha sembrado el caos en el personal de multitud de hospitales del SAS. Sevilla, Cádiz y Córdoba están entre las provincias más afectadas.

Por otro lado, la aplicación a rajatabla de la antigua bolsa ha provocado que cientos de empleados sanitarios se queden en la calle para ser sustituidos por otros que, para su agravio, cuentan con menos puntuación.

En otros casos, al entrar en marcha la bolsa laboral única en Andalucía se ha despedido de golpe a trabajadores que llevaban diez y quince años ocupando el mismo puesto. «Se ha generado una situación dramática en el SAS por querer cumplir a rajatabla una norma que ha incumplido durante un montón de años», denuncian desde el Sindicato Médico Andaluz (SMA). La organización más representativa entre los facultativos describe la situación como «caótica e injusta» que se ha producido, ya que hasta ahora se utilizaban subterfugios para cubrir puestos a la medida y se realizaban exámenes al margen de la bolsa.

El SMA da, no obstante, un voto de confianza al SAS para no complicar aún más la situación de los eventuales, pero advierte de que pedirá responsabilidades a quien haya motivado este caos si no lo resuelve.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios