Ramón Fernánez-Pacheco, alcalde de Almería
Ramón Fernánez-Pacheco, alcalde de Almería - ABC
ELECCIONES MUNICIPALES

El alcalde más joven de las capitales aspira a la reelección en Almería

El PP mantiene su apuesta de Ramón Fernández-Pacheco para la Alcaldía de Almería

ALMERÍAActualizado:

Ramón Fernández Pacheco, alcalde de Almería, va a atravesar la misma senda que hace unos años recorrió Susana Díaz. Como la presidenta andaluza en el Parlamento Andaluz, él llegó al cargo de regidor sin haberse presentado como cabeza de lista en las elecciones municipales. A finales de noviembre de 2015 recogió la vara de mando consistorial de manos de su antecesor, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, que se marchó al Senado.

Considerado en el seno del PP de Almería, como «el mejor candidato», ha destacado por su labor cercana al frente del Consistorio almeriense. «Un trabajo con el que está consiguiendo transformar la ciudad y que desempeña pensando siempre en lo mejor para los almerienses», según el presidente provincial del partido, Gabriel Amat. Aunque para la oposición los avances en las gestión municipal son escasos, lo cierto es que el actual regidor muestra una gran cercanía con sus conciudadanos y ha perfilado un equipo de gobierno joven con la intención de estar pendiente de los vecinos.

A sus 34 años es el alcalde más joven de capital de provincia. Casado y y padre de dos hijos, este licenciado en Derecho por la Universidad de Almería, está afiliado al PP desde 2002 y ha desempeñado diferentes cargos en el Ayuntamiento de la capital como concejal de Cultura, de Urbanismo y portavoz del equipo de gobierno, hasta que el 28 de noviembre de 2015 fuera investido alcalde.

Aunque llegó a la Alcaldía con un equipo hecho, lo cierto es que lo ha adaptado a su gusto, pero eso no significa que para la próxima cita con las urnas vaya a contar con los mismos. En los mentideros políticos se apunta a la salida de más de un edil, por no encajar en el perfil de gestión fijado por Fernández Pacheco, que, si por algo se caracteriza, es por su juventud. Tanto es así que el primer edil no se estaría planteando, de momento, el dar el salto a otra plaza mayor o a ser el sustituto de Gabriel Amat al frente de la dirección provincial del Partido Popular, puesto para el que ya hay pretendiente.

En el seno de la familia popular almeriense el mensaje que circula es el de que con este nombramiento «se demuestra una vez más que la maquinaria electoral del PP está perfectamente engrasada para afrontar los próximos comicios, e incluso un posible adelanto electoral en Andalucía». El alcalde de Almería, a diferencia de otros políticos, no aspira a jubilarse en un cargo público, sino que a sus 34 años es consciente de que esta es una etapa que ha de vivir con la mayor dedicación, al igual que hicieron su abuelo y su bisabuelo, y que tras ésta regresará a desempeñar la abogacía.